Tecnología

Reino Unido paraliza la normativa que establecía la verificación de mayoría de edad en webs pornográficas

El Gobierno de Reino Unido ha anunciado que no implementará los sistemas de verificación de edad en los sitios pornográficos digitales recogidos en el Acta de Economía Digital (DEA), una medida anunciada en abril de este año, y que buscaba prevenir el acceso de usuarios menores de edad a este tipo de contenidos.

El 'Acta de Economía Digital' de 2017 establecía un sistema de verificación de mayoría de edad obligatorio por el que los usuarios tenían que demostrar tener más de 18 años para poder acceder a páginas web de pornografía, una medida que posteriormente pasó a incluirse dentro del 'Papel Blanco de Daños 'Online', que se presentó en abril de 2019.

Con esta medida, se establecía la que todas aquellas personas que quisieran acceder a páginas de contenido adulto tenían que demostrar que tenían 18 años o más. En un inicio se estableció el 15 de julio de este año para instaurarla de manera definitiva, pero volvió a ser demorada.

Este jueves, el Gobierno ha anunciado a través de un comunicado que "no comenzaremos la Parte 3 del 'Acta de Economía Digital' de 2017, concerniente a la implementación de un sistema de verificación de edad para la pornografía 'online'" y con la que se perseguía la protección de los menores frente al acceso a este tipo de contenidos.

Esto se debe a que consideran que este objetivo "se alcanzará mejor a través de nuestras propuestas de daños 'online' más amplias", de acuerdo con la secretaria de Estado para Asuntos Digitales, Culturales, Medios y Deportes, Nicky Morgan.

Estas propuestas recogen el establecimiento de "una obligación de cuidado por parte de las compañías para mejorar la seguridad 'online', supervisado por un regulador independiente con poderes fuertes de autoridad para lidiar con el no cumplimiento", asegura Morgan en el comunicado.

Preocupación sobre el acceso de menores

De esta forma, los objetivos que se encontraban en la denominada 'Acta de Economía Digital' pasan a formar parte del régimen regulatorio de la propuestas sobre daños en Internet. La normativa del 'Acta Económica Digital' nació en 2017 con el objetivo de proteger a los menores del acceso a webs que tuvieran contenido adulto.

"El Gobierno está preocupado sobre la prevalencia de contenido 'online' adulto, que es fácilmente accesible por niños, y cree que es vital que los niños estén protegidos del acceso a contenido inapropiado, dañino", afirma en el comunicado.

Por otra parte, la British Board of Film Classification (BBFC), la entidad dedicada a la clasificación por edades de películas y videojuegos en Reino Unido, y que fue designada en 2018 como la encargada de asegurar el cumplimiento de la verificación por edad del 'Acta de Economía Digital', ha emitido también un comunicado en respuesta a esta decisión del Gobierno, en el que afirma que "entiende la decisión del gobierno" a este respecto.

Asimismo, el comunicado señala que la BBFC "llevará su experiencia y trabajar con el gobierno para asegurar que los objetivos de la protección del menor de la DEA son alcanzados".

Apunta que esta medida de la verificación de edad "es necesaria e importante" para la protección del menor con respecto a las páginas web pornográficas. Y que el propio organismo lleva trabajando en la implementación de esta medida desde que anunciaron que sería el órgano regulador, con el desarrollo "de un estándar robusto de verificación de edad diseñado para evitar que los menores no tropiecen o accedan a pronografía 'online'".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.