Tecnología y Logística

Las 'startups' alimentarias devoran la inversión: crece un 220% en un año

  • La cifra alcanzó los 695 millones de euros en el sector 'foodtech' en 2021

Cada vez son más los sectores que se unen a las nuevas tecnologías, y el alimentario no se queda atrás. De esta manera surge el Foodtech. Se trata de aplicar metodologías que usen el poder del Big Data y la robótica con tal de mejorarlo. Este sector consta ya con un valor a nivel mundial de unos 14,5 billones de euros, consiguiendo situarse en uno de los puestos clave para la inversión en el pasado año 2021, y manteniendo el ritmo para este 2022.

Estados Unidos encabeza el ranking de los países en los que más se invierte en el sector foodtech. Pero España no se sitúa muy por detrás, encontrándose en el top 10 mundial, y en el 5º puesto a nivel europeo. De hecho, las startups españolas han atraído una inversión total de 695 millones de euros en 2021, con un aumento del 220% comparado con 2020 y del 101% con respecto a 2019, lo que pone de manifiesto el gran potencial de este ecosistema, según un informe del Icex.

Glovo es el responsable, en gran parte, de ese crecimiento. Sin embargo, también cabe destacar la importancia de las inversiones en proteínas alternativas y en la digitalización de la agricultura.

'Foodtech' en España

Los últimos datos publicados por el INE indican así que la facturación de la industria de alimentación y bebidas en España asciende a 130.795,8 millones de euros, representando el 23,3% del sector industrial, el 22,1% de las personas ocupadas y el 19,2% del valor añadido.

Con respecto a los emprendedores españoles que se dedican a este sector, la edad media se aproxima a los 39 años. Además, el 20% de ellos son de mujeres, superando el sector foodtech en seis puntos a la cifra general de fundadoras de startups en España.

Impulso inversor

El auge de la inversión en este sector está muy relacionado con el aumento del conocimiento de esta industria por parte de aquellos inversores españoles no especializados, la entrada de capital de riesgo internacional que promete afines a ecosistemas más desarrollados, y el acceso a financiación a mayor escala de empresas emergentes y startups por parte de la empresas más consolidadas.

También, los inversores son cada vez más propensos a apostar por proyectos relacionados con las nuevas tecnologías.

Cerca del 75% de los proyectos analizados de este sector emplean alguna de las llamadas Deep Tech, que son aquellas innovaciones que tratan de facilitarnos la vida. Si examinamos el grado de desarrollo tecnológico de las startups, obtenemos que cerca del 80% posee soluciones listas para el mercado, mientras que el resto se encuentra todavía en una fase intermedia, que requerirá de tiempo y recursos financieros para progresar y desarrollarse de manera adecuada.

Su origen hasta la producción de productos finales, han aumentado un 24%, seguidas

Es por ello que aquellas startups que están invirtiendo en la innovación de producto, que incluye todo lo relativo a los nuevos ingredientes, desde su origen hasta la producción de productos finales, han aumentado un 24%, seguidas por los modelos Direct to Consumer, que lo han hecho un 22% . Finalmente, las que se dedican a la digitalización del campo, han crecido un 12%.

Familiares y amigos siguen siendo los inversores más importantes en las series pre-seed y seed, aunque se comienza a ver volúmenes iniciales por encima del millón y entrada de vehículos profesionales nacionales e internacionales.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin