Internet

YouTube también cancela la serie que tenía con PewDiePie por sus chistes contra los judíos

El youtuber PewDiePie. Getty.

Después de que Disney haya cortado su relación profesional con el youtuber más popular del mundo, Felix Kjellberg -PewDiePie-, la propia YouTube ha decidido cancelar la serie que ambos estaban desarrollando debido al reciente uso de humor antisemita y muestra de simbología nazi.

De este modo, YouTube Red no estrenará la segunda temporada de Scare PewDiePie, un show que realizaba el sueco Felix Kjellberg con la ayuda de YouTube y que se podía ver en exclusiva en la versión de pago de la plataforma, según ha explicado un portavoz de la compañía a The Verge.

Aunque YouTube no ha retirado ninguno de los vídeos por los que Kjellberg ha sido acusado de antisemita, el portavoz de la plataforma de vídeo ha confirmado que el joven ha sido retirado del programa publicitario Google Preferred, una categoría exclusiva para los grandes creadores de la red de vídeo.

Esta decisión tendrá una consecuencia directa en los ingresos que conseguirá PewDiePie con sus vídeos y es que Preferred es la categoría publicitaria de Google que más dinero aporta a los creadores, más que la habitual publicidad que cualquiera se puede poner en su cuenta de YouTube.

Además de la rebaja de categoría, YouTube también ha eliminado a Kjellberg la posibilidad de monetizar aquellos vídeos que han levantado la polémica y asegura que seguirá vigilante al próximo contenido que el sueco suba a la red de vídeo.

"Muerte a todos los judíos", la gota que colmó el vaso

La medida de Disney y Google llega después de que el videoblogger haya estado haciendo chistes antisemitas e incluso mostrando simbología nazi en casi una decena de vídeos desde el pasado mes de agosto. Sin embargo, el que ha despertado esta reacción en su contra ha sido un vídeo publicado el 11 de enero en el que Kjellberg dejaba ver a dos hombres sosteniendo una pancarta que ponía "muerte a todos los judíos" mientras él se reía.

Pese a que tanto Disney como Google siempre han dado libertad creativa al youtuber, ambas compañías consideran que ha ido demasiado lejos y han cortado relaciones con él. Kjellberg por su parte ha borrado algunos de los vídeos que han levantado polémica en los que se le podía ver vestido como un soldado nazi o incluso aparecían imágenes de Hitler al tiempo que ha emitido un comunicado oficial en el que asegura que su intención no era incitar al odio.

"A cualquiera que no esté seguro de mi punto de vista respecto a los grupos basados en el odio: no, no apoyo a estas personas de ninguna manera", comentaba el youtuber.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0