Status

Iconos de la moda: René Lacoste, el tenista que convirtió el cocodrilo en un símbolo de confort

  • René Lacoste fue un famoso tenista ganador de siete Grand Slam
  • El deportista inventó una máquina de tenis que disparaba pelotas
  • El icónico logotipo del cocodrilo nació gracias a una apuesta
René Lacoste jugando al tenis.
Madrid

La historia de René Lacoste (París, 1904 - San Juan de Luz, 1996) no fue la de un diseñador de alta costura parisino, sino la de un deportista que ganó siete torneos del Grand Slam en la categoría de individuales y formó parte de 'los Mosqueteros', la generación más conocida de tenistas franceses de los años 1920.

Lascoste nació en París en el seno de una familia acomodada. Con 15 años, tras un viaje con su padre a Inglaterra, practicó por primera vez el deporte del tenis. El joven no presentaba ningún talento nato -a diferencia de otros contrincantes como Borotra o Cochet-, pero sí una concienzuda fortaleza y disciplina para entrenar con una alta concentración.

También al contrario de los otros mosqueteros, que fueron autodidactas, Lacoste tuvo desde el primer momento un entrenador personal de renombre. Éste, además de perfeccionar su juego, le enseñaba a practicar la fuerza y la capacidad física; algo que no era común en la época. Y ya por aquel entonces, el parisino demostraba su habilidad para la creación, pues, ante la imposibilidad de poder entrenar todas las horas que quería con su preparador, inventó una máquina de tenis que disparaba pelotas para poder practicar en solitario.

Tras innumerables campeonatos y muchos años de observación y perfeccionamiento de su juego, Lascoste logra convertirse en el mejor tenista francés en 1925, y pasa a ser, junto con Jean Borotra, Henri Cochet y Jacques Brugnon, uno de los cuatro famosos Mosqueteros del tenis francés consagrados por la Copa Davis.

En 1933, cuando Lacoste ya había abandonado el tenis de manera profesional, se inició en el mundo de los negocios de la mano de la compañía de indumentaria que lleva su apellido. El icónico logotipo del cocodrilo apareció fruto de una apuesta, cuando Allan H. Muhr, capitán del equipo francés en la Copa Davis por aquel entonces, prometió regalar a Lacoste una maleta de piel de caimán si ganaba uno de sus partidos de tenis. Así, tras acabar vencedor, un periodista estadounidense se hizo eco de esta historia y bautizó a Lacoste como 'The Alligator' (el cocodrilo), y surgía así la idea de bordar este logo en cada una de las prendas de su firma.

La ropa de la marca del cocodrilo consiguió posicionarse rápidamente en el mercado textil debido al confort y el estilo innovador que proponían sus prendas. Y es que, desafiando las convenciones, Lacoste acortó las mangas de la típica camiseta de tenis para crear un polo cómodo, ya que entendía que tenía que ser la ropa la que se adaptara a los jugadores y no al revés. De esta manera, el empresario proponía un vestuario moderno, ligero y todoterreno que arrasó en todo el mundo, sentando así las bases fundacionales de una marca que, hasta hoy, continúa defendiendo la idea.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.