Status

Por qué la Covid-19 está acabando con la dieta mediterránea, una aliada contra el virus

  • 'Comer bien para bien estar' es el libro del doctor Romero
  • Una guía que aúna nutrición y psicología para estar mucho mejor
  • Ofrece al lector las claves para lograr el autocontrol en la alimentación
Dieta mediterránea contra el Covid-19
Madrid

"La pandemia de la Covid19 está alterando nuestra manera de alimentarnos. Comemos peor y de manera más desordenada a pesar de que una buena alimentación nos protege frente al virus", afirma el doctor Nicolás Romero, autor del libro Comer bien para bien estar publicado por Ediciones Martínez Roca (Grupo Planeta), que en apenas unos días se ha situado en el Top10 de superventas. Según el autor "El confinamiento, las limitaciones de movilidad y los cambios en nuestra manera de vivir y de trabajar, derivados de la pandemia, están dando la puntilla a la ya maltrecha dieta mediterránea".

Conocido como ¡el doctor de RTVE' y por su trabajo realizado en la Unidad de Nutrición Avanzada del Hospital Vithas Pardo Aravaca de Madrid propone un completo plan que aúna nutrición y psicología positivas para conseguir que una persona que se encuentra bien pueda estar mucho mejor. "Adquirir hábitos equilibrados y saludables como llevar una alimentación consciente, cuidar el sueño, relajar el cuerpo y la mente, potenciar la motivación, disfrutar del ahora o el control de los impulsos son fundamentales para reforzar los pilares de nuestro bienestar"" afirma.

En su anterior obra Si te gusta comer aprende a adelgazar, proponía diferentes estrategias para lograr el peso ideal, "sin dieta y sin estar obsesionados con la comida". En esta, da un paso más y ofrece al lector las claves para lograr el autocontrol sobre la alimentación y otras conductas para lograr un envejecimiento saludable e impedir que nuestro organismo se vuelva vulnerable a la enfermedad. "El objetivo -señala- es ganar años y salud a la vida".

Así es el 'método del doctor Romero'

El Método del doctor Romero busca conseguir la mejor versión de cada persona, transformando su alimentación y entrenando su capacidad para mantener esos cambios en el tiempo. A corto plazo, gana energía y optimiza su rendimiento diario. A largo plazo, logrará afrontar el envejecimiento con más éxito, proporcionándose más años libres de enfermedad y alargando su esperanza de vida saludable (HALE por sus siglas en inglés).

Se basa en una secuencia de activación continua que permite introducir cambios en la alimentación que se incorporen paso a paso en el cerebro para entenderlos, aprenderlos y automatizarlos. Y propone una psicología positiva que potencia los puntos fuertes de cada persona "para que los cambios sean sostenibles -explica- aúno la nutrición y la psicología positivas para conseguir que alguien que está bien, pueda estar mejor, y que alguien que está mal, pueda estar bien, aprendiendo a disfrutar y mantener en el tiempo ese bienestar".

"Una dieta positiva – indica- -combina los alimentos favorables que resultan imprescindibles para potenciar la salud". Una estrategia respaldada por un estudio publicado en Lancet donde se muestra con evidencia científica que, si una persona tiene un bajo consumo de alimentos saludables en su dieta de forma habitual, el deterioro nutricional llega a ser mayor incluso que cuando ingiere comida que no le favorece.

Una buena alimentación se consigue con una buena base de origen vegetal, complementada con otros alimentos que aportan proteínas, ácidos grasos esenciales, micronutrientes y fitoquímicos bioactivos. Que, además es sostenible y respetuosa con el medioambiente.

La lucha contra el envejecimiento es una de las claves del método

Alrededor de los 25 años empieza los cambios debido a la edad. A partir de los 30 la grasa corporal aumenta y la masa muscular y el agua disminuyen. La cantidad de calorías necesarias para mantener el peso es menor y por lo tanto comer menos no supone ningún detrimento, sino todo lo contrario. Por lo tanto, si no hacemos nada para atenuar los efectos del envejecimiento, en poco más de una década, dos a lo sumo, aparecerán las enfermedades crónicas que lleva aparejadas.

comentariosforum4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

JUAN
A Favor
En Contra

Recomiendo el libro COME COMIDA REAL,del dietista nutricionista,Carlos Ríos,creador del movimiento Realfooding,en el que expone lo dañino que son los productos ultraprocesados ,y las técnicas de marketing de las empresas que los fabrican,para hacer saludables dichos alimentos

Puntuación 1
#1
Usuario validado en Facebook
Josep Pueyo Siso
A Favor
En Contra

Es curioso hablar de dieta mediterranea y que aparezca un kiwi

Puntuación 2
#2
Usuario validado en elEconomista.es
Clara R
A Favor
En Contra

Porque nos van a ir empobreciendo y liquidando a todos de aquí a 3 años con la excusa de salvar lo que saben insalvable. Lo que hasta ahora era eticamente un cierre de ciclo natural, es ahora la forma de aniquilar al pueblo español.

Sigan apoyando la malversación ética de la OMS y Redondo y el país que alcanzó el año pasado el primer puesto en esperanza de vida, caerá para siempre en la miseria, la autodestrucción y el filofascismo de la probremdumbre ética.

Puntuación 4
#3
CARla.
A Favor
En Contra

Alimentos para mejorar el Sistema Inmunitario

+Probióticos (con bacterias) a diario:

Yogurt Natural y/o con Bífidus a diario

Queso azul, Gruyère, Mozzarella, Cheddar y Gorgonzola, entre otros, sin pasteurizar

Aceitunas, pepinillos, berenjenas, "encurtidos”, etc., solo en salmuera, sin vinagre

Queso elaborado con leche cruda sin pasteurizar

Kéfir de leche y/o de agua a diario

Alga espirulina, chorella o kombu

Té de Kombucha

Chocolate negro 72% o más

Zumo de chucrut

Pan de masa madre,.…

+Prebióticos (alimentos para las bacterias):

El ajo crudo (quitar el germen)

Caldo de huesos y pollo

La cebolla cruda

Las alcachofas

Los plátanos

La pera con piel

La manzana con piel

La miel

Calabaza

La avena

Los cereales integrales en general

El trigo

Espinacas

La patata

Los espárragos

La achicoria

El puerro

Las legumbres

El vinagre de manzana

La soja,....

+También alimentos ricos en zinc, selenio, hierro, cobre y Vitaminas, a diario:

-Zinc: Semillas de sandía naturales, arroz integral, costillas de ternera, cacahuetes, semillas de calabaza naturales, huevos, nesquik, hígado de ternera, queso fresco....

-Selenio: Nueces de Brasil, cordero, pavo, ternera, cerdo, salmón, bacalao, huevos, almejas, mejillones, coles de Bruselas, nectarina....

-Cobre: Frutos secos (albaricoque, ciruela, uvas), brócoli, frutos secos, setas (shiitake, el maitake y el reishi), champiñones, cangrejos, nécoras, hígado, mejillones, café descafeinado, lentejas,....

-Hierro: Almejas, ginseng, berberechos, alcaparras, chirlas, perdiz, codorniz, yema del huevo, garbanzos, espinacas, acelgas, habas, pistachos, nueces, avellanas, pipas, tomate....

-Vitaminas: A (leche con vitaminas, zanahoria cruda...), B (nectarina, caqui, alcaparras, pistachos, pepino con piel, lechuga, sandía, pera...), C (kiwi, limón, alcaparras, pimiento rojo crudo, melón, naranja...), D (sol, leche con vitaminas 1 L/día, hígado, sardinas, salmón...), E (aceite de girasol y de oliva virgen extra, pimentón, té verde, paraguayo...).

Si se altera nuestra microbiota intestinal, nuestro sistema inmune funcionará peor y estaremos más desprotegidos frente a patógenos externos y amenazas a nuestra salud.

Puntuación 1
#4