Status

Siete tendencias en jardinería que triunfan en diferentes países (y productos caseros para conseguirlos)

  • Una serie de remedios y consejos para hacer que tu jardín luzca este verano
  • Cómo conseguir un césped inglés, uno de los más preciados
  • La Coca-Cola es uno de los mejores remedios para evitar que el musgo crezca
Madrid

Quien tiene un jardín tiene un tesoro, y los últimos meses le han dado especial valor a esta frase. Disfrutar de estos espacios al aire libre y cuidarlos se ha convertido en una terapia de lo más efectiva. Sin embargo, no en todos los lugares los jardines son iguales, ya que encontramos diferentes tendencias según el lugar donde estemos.

En este sentido, Bosch Home & Garden hace un recorrido por las diferentes modas y propone una serie de remedios y consejos para hacer que tu jardín o terraza se luzca este verano:

El perfecto césped inglés

Desde siempre, el césped inglés ha sido uno de los más preciados. Pero ¿cómo conseguirlo? La clave está en cortar a menudo, pero sólo las puntas. Si el césped se corta demasiado corto, volverá a crecer lentamente y éste podría secarse o incluso morir en un clima cálido. Por lo tanto, es recomendable cortarlo entre cada 7 y 14 días, o programar un cortacésped robótico que lo haga por ti, hasta unos 4 cm. Además, una forma de conseguir que el césped crezca grueso y uniforme, al mismo tiempo que se mejora la calidad del suelo, es dejar los residuos del césped a modo de fertilizante.

Jardinería a la mediterránea

¿Cuál es el secreto de la jardinería mediterránea? La luz. Las plantas mediterráneas como los olivos o las higueras pueden prosperar en cualquier casa si reciben suficiente luz solar. Por ello, lo más importante es situarlas en lugares donde el sol pueda llegar hasta ellas el mayor número de horas posible. También es fundamental recortar regularmente los arbustos para asegurar que las ramas inferiores y cualquier plantea vecina reciban los suficientes rayos del sol. Una idea estupenda es recrear las colinas y montañas de la Toscana usando cajas y puestos de flores para que la luz del sol entre por todas partes.

Combatir el musgo con Coca-Cola

La Coca-Cola es uno de los mejores remedios para evitar que el musgo crezca en nuestro jardín. Gracias al azúcar y al ácido fosfórico que contiene, previene su crecimiento. Además, al no ser venenosa, no hay restricciones a tener en cuenta a la hora de usarla. Un remedio que viene desde el otro lado del atlántico cuyo uso está recomendado para jardines pequeños para que sea efectivo.

Reserva de agua improvisada

Un truco para mantener las plantas perfectamente hidratas en todo momento, especialmente en vacaciones cuando no hay nadie que pueda cuidarlas, es tener tu propio depósito de agua para plantas cómo en las casas de Israel.

Para crear un depósito de agua casero, sólo es necesario coger una botella de plástico, cortar el fondo y hacer unos pequeños agujeros en la tapa. Una vez terminado, se coloca al revés en la maceta y se llena de agua. El agua se filtrará lentamente, manteniendo las plantas hidratadas durante algún tiempo. Esta solución es muy práctica ya que permite controlar cuánta agua reciben las plantas dependiendo de lo que necesiten, ajustando el número de agujero que le haces a la tapa.

Para evitar que las macetas se sequen demasiado rápido después de regarlas, la superficie de la tierra debe estar siempre cubierta con una fina capa de tele, para protegerlas contra la evaporación.

Caracoles en el jardín

Un consejo de jardinería de Europa Occidental y Central es utilizar caracoles romanos para prevenir las infestaciones de babosas. Esto se debe a que los caracoles se comen sus huevos, consiguiendo así deshacerse de la plaga. Actualmente, los caracoles romanos están en peligro de extinción debido a la eutrofización y los pesticidas, y porque son un manjar popular en las cocinas francesas. Pero puedes comprar caracoles romanos criados especialmente para el consumo y al mismo tiempo dar a la variedad silvestre un hogar en tu propio jardín.

Jardinería urbana, igual que en Manhattan

El activista Adam Purple, que adoptó la ciudad de Nueva York como su hogar, es reconocido como el fundador de la jardinería urbana. En 1975, empezó a plantar flores y verduras en un terreno baldío junto a su casa en Manhattan, totalmente a mano y, cuando era posible, de forma ecológica. En Manhattan, también se encuentra la High Line, un antiguo ferrocarril que ahora se utiliza como parque. ¿Y qué se puede aprender de esto? Que en cualquier lugar hay espacio para la naturaleza y para el colorido floral.

Bocashi, el fertilizante natural de Japón

Una forma ecológica de reciclar deshechos y enriquecer el suelo de tus plantas sin aditivos químicos artificiales es utilizar abono natural o compost orgánico en tu jardín.

El bocashi es un activador de la fermentación y el compostaje de los residuos orgánicos generados en la cocina. Consiste en un granulado inoculado por microorganismos eficientes (también conocidos como EM), que fermenta los residuos, impidiendo la putrefacción. De este proceso se obtiene por una parte un líquido fertilizante y, por otra parte, los restos sólidos perfectos para generar compost.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin