Status

La sostenibilidad llega a la aviación supersónica: así es el prototipo XB-1

  • Nace el primer avión supersónico libre de emisiones de CO2
  • Es una propuesta de la compañía norteamericana Boom Supersonic
  • El prototipo podría comenzar a hacer vuelos comerciales en 2025
Prototipo XB-1
Madrid

El sector de la aviación privada está en auge. Según un informe de la firma de Honeywell Aerospace, se espera que las multinacionales y los milmillonarios se gasten unos 248.000 millones de dólares en comprar casi 8.000 nuevos aviones privados en la próxima década. Un suculento mercado, en el que el incipiente sector de la aviación supersónica, que en los últimos años ha tratado de volver, espera hacer acopio. Sin embargo, la creciente preocupación por el cuidado del medio ambiente, que atañe directamente a la contaminante industria de la aeronáutica, había puesto el riesgo la vuelta del Concorde. Para sortear este inconveniente, la compañía estadounidense Boom Supersonic, una de las que más está apostado por los vuelos por encima de la barrera del sonido, acaba de presentar "su programa de pruebas del modelo XB-1, que será totalmente neutral en carbono mediante el uso de combustibles sostenibles y compensación de emisiones", explicó al compañía en comunicado.

Con esta medida, Boom pretende integrar la actual preocupación por la sostenibilidad en todos los principales ámbitos de decisión de la compañía. De hecho, es el primer fabricante de aviones comerciales en comprometerse con un programa de prueba neutral en carbono. El XB-1 es el prototipo que tiene como objetivo probar en vuelo las tecnologías clave para la seguridad y la sostenibilidad a velocidades supersónicas. 

"Desde la creación de Boom, hemos trabajado para hacer que el mundo sea mucho más accesible a través de los viajes supersónicos", dijo Blake Scholl, fundador y CEO de Boom. "Con nuestro compromiso con el prototipo XB-1 de carbono neutral, estamos sentando las bases para un futuro supersónico sostenible con Overture (la aeronave comercial)", añade.

Con este anuncio, Boom espera marcar el comienzo de una nueva era supersónica donde las consideraciones ambientales son esenciales. Así, en junio de 2019, Boom anunció su asociación con Prometheus Fuels, una de las empresas más innovadoras en el campo de los combustibles alternativos para suministrar una alimentación neutral en carbono. La tecnología de Prometheus elimina el CO2 del aire y usa electricidad limpia para convertirlo en combustible para aviones. La electricidad utilizada en este proceso proviene de fuentes renovables.

Esta presentación, además, contrarresta las dudas y críticas que suscitó el proyecto de Boom Supersonic durante su presentación en el París Air Show 2019. De hecho, Blake Scholl tuvo que salir a defender que sus aviones serán respetuosos con el medio ambiente. Así, aseguró que el prototipo XB-1 de Boom "tendrá la primera huella de carbono neta cero de la historia en un vuelo supersónico". "Es importante hacer un vuelo supersónico de una manera que sea ambientalmente sostenible", añadió.

Boom Technology está trabajando para presentar un avión de pasajeros de 75 plazas y una velocidad Mach 2.2, que realiza el trayecto Madrid-Buenos Aires en seis horas y media. Esta compañía calcula que su prototipo podría comenzar a hacer vuelos comerciales en 2025.

La contaminación de la aviación

Según datos ofrecidos por la Comisión Europea, las emisiones directas de la aviación representan aproximadamente el 3% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero de la UE y más del 2% de las emisiones globales. Si la aviación global fuera un país, se ubicaría entre los 10 principales emisores. Y cuando alguien toma un vuelo de ida y vuelta de Londres a Nueva York genera aproximadamente el mismo nivel de emisiones que una persona promedio en la UE al calentar su hogar durante todo un año.

Los preocupantes datos de la Comisión no solo se circunscriben al presente. Para 2020, se proyecta que las emisiones de la aviación internacional global sean aproximadamente un 70 por ciento más altas que en 2005 y la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) pronostica que para 2050 podrían crecer en un 300-700 por ciento adicional.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin