Seleccion eE

El capital riesgo registra una veintena de 'mega operaciones' en España hasta septiembre

  • Cuatro grandes operaciones han logrado superar los 1.000 millones
  • En 2018 el sector prevé superar los 6.000 millones de inversión
  • El encuentro del sector, CAPCorp 2018, se inaugura mañana en Madrid

La industria del capital riesgo en España vive su mejor momento. Los datos son contundentes y confirman que el sector es capaz de atraer el interés de los inversores internacionales y de las empresas, por su capacidad de generar valor en las compañías y sus atractivas rentabilidades.

Los primeros nueve meses de 2018 el capital riesgo ha registrado un total de 20 grandes inversiones, los llamados megadeals, que superan los 100 millones de euros de equity (recursos propios), según datos de Capital & Corporate, líder en información sobre Capital Riesgo y M&A en España y organizador de CapCorp. El Congreso anual reunirá a partir de mañana en Madrid a los profesionales del sector con el apoyo de KPMG, Allen & Overy, Invest in Spain, Drooms, DT, Marsh, Oficinas Gasset y Thomson Reuters.

En concreto, un total de cuatro grandes inversiones (large-megadeals) han superado los 1.000 millones hasta septiembre. Liderando el ranking destaca la entrada del fondo británico CVC como socio minoritario en Naturgy en una operación valorada en 3.816 millones de euros y realizada junto a la familia March. En segunda posición destaca otra inversión de calado realizada por el fondo británico Cinven: la reinversión en el operador de fibra óptica Ufinet, valorada en unos 2.000 millones. La compra de Cirsa por Blackstone, en la que el private equity británico ha valorado la empresa de juego española en unos 2.000 millones, ocupa el tercer lugar. En cuarta y quinta posición figuran la adquisición de Imagina, la productora surgida de la fusión de Mediapro y Globomedia, adquirida por el fondo chino Orient Hontai Capital por 1.015 millones, y la toma de control de Aernnova, la antigua Gamesa Aeronáutica, por parte de un consorcio liderado por TowerBrook, Peninsula Capital y Torreal, el brazo de capital riesgo de la familia Abelló.

La sexta posición es para el fondo galo Ardian con la creación de Grupo Monbake, un nuevo gigante del sector del pan y la bollería congelada, fruto de la compra y posterior fusión de Berlys y Bellsolá. La doble operación, valorada en unos 650 millones y realizada en paralelo, ha supuesto la desinversión parcial de tres fondos españoles -Alantra, Artá Capital y Landon- que han reinvertido en el nuevo proyecto empresarial manteniéndose como socios minoritarios.

Las pujas por Planasa y Maxam se han colado también entre las principales inversiones del capital riesgo hasta septiembre. Cinven, el fondo europeo liderado por Jorge Quemada en España, ha tomado el control de Planasa, el mayor vivero español, por 450 millones. En otro proceso competitivo y tras cancelar su salida a Bolsa, Advent ha completado su salida de Maxam, líder en explosivos de uso civil, a favor de Rhône Capital. La aerolínea Volotea también ha reestructurado su capital dando entrada a cinco nuevos fondos y family offices. Entre ellos destaca Meridia, el private equity liderado por Javier Faus, que ha entrado como nuevo inversor en la aerolínea low cost sustituyendo a CCMP Capital y Corpfin.

Por tanto, tres de las grandes inversiones del sector -Imagina, Aernnova y Volotea- corresponden a compraventas entre fondos, señal de que en el sector hay actividad y dinero y de que las gestoras tienen cierta presión inversora al haber más compradores que activos de calidad.

Más peso en la economía española

Como resultado de este dinamismo y crecimiento, el capital riesgo va ganando tamaño y percibiéndose como un sector cada vez más importante para la economía española. Los últimos ejercicios han venido marcados por una renovada actividad, con mayores niveles de captación de fondos (fundraising) y con varias gestoras en su cuarto y quinto fondo, generalmente con tamaños de vehículos superiores.

Todo apunta a que el private equity volverá a pulverizar sus propias marcas este año en España tras un 2017 de máximos históricos, superando así los 6.000 millones invertidos en equity gracias a la liquidez existente, las favorables condiciones de financiación, la reactivación de las grandes operaciones (de más de 100 millones) y la intensa actividad de los fondos internacionales y nacionales en el mid-market (operaciones entre 10 y 100 millones). El buen comportamiento de la economía española, superior al de los países de su entorno, permite anticipar que esta intensa actividad transaccional se mantendrá también en 2019.

Ahora que la industria del capital riesgo española se encuentra en una fase decisiva, marcada por su mayor dimensión y peso en el PIB nacional, el sector es optimista sobre su futuro. Estos excelentes datos y sus retos pendientes serán debatidos en el foro CapCorp 2018 que cuenta con el apoyo de elEconomista. Representantes de fondos como Altamar, Alantra, Magnum, Partners Group y Portobello, y empresas como Saba, CLH y Grupo Vips intercambiarán opiniones sobre el crecimiento de la industria en España y las oportunidades de inversión que ofrece nuestro país. La innovación que están teniendo que desarrollar los fondos para ser competitivos en el entorno actual, de gran liquidez y altas valoraciones, y las estructuras de financiación más complejas serán también objeto de debate en el encuentro anual de referencia para los profesionales del capital riesgo y de las fusiones y adquisiciones en España.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0