Seleccion eE

¿Será la coctelería la nueva conquista del formato cápsula?

Cójanse dos exitosos ingredientes -coctelería y cápsulas de café- y mezcle bien ambos conceptos; sírvalos para llevar a casa a través de un buen canal de distribución; no olvide decorar el resultado con, al menos, una rodaja de marketing. La innovadora receta con la que los emprendedores de Smartdrink han creado los tragos en cápsula parece estar diseñada para conseguir un éxito seguro.

Si en el mundo del café el formato de consumo casero en cápsulas ha irrumpido como un huracán gracias a las imitadísimas Nespresso, ¿por qué no podría generarse un vendaval similar en el pujante universo del cóctel?

Los aficionados a este tipo de tragos están creciendo de forma exponencial en los últimos años pero como no resulta sencillo tener cerca un experimentado barman ni tener a mano, en casa, las decenas de botellas y de distintos mejunjes que se necesitan para preparar el combinado que se nos pueda antojar, ¿qué podemos hacer cuando el deseo de disfrutar de un buen cóctel se dispara hasta convertirse en necesidad?

A esa pregunta pretende darle respuesta Smartdrink, empresa que ha lanzado al mercado unas cápsulas que permiten a cualquier profano en la materia preparar cócteles en cuestión de minutos y con la precisión de un profesional.

Desde Argentina, donde llevan operando desde 2014, la empresa, creada por dos inquietos hermanos (Sebastián y Patricio Folatelli), ofrece 'packs' compuestos por un vaso especial y seis cápsulas con distintas fórmulas líquidas concentradas. En la actualidad, venden alrededor de 22.000 cápsulas al mes en todo el mundo. El coste de estos tragos 'monodosis' es de poco más de tres euros.

La reciente alianza para su producción con la empresa italiana Lamborghini permitirá la expansión internacional de Smartdrink, que en 2017 tiene previsto abrir espacios físicos en España, Italia, Estados Unidos y Chile 

Funcionamiento

Para realizar el cóctel sólo hay que retirar la tapa de seguridad de la cápsula, enroscarla al vaso reutilizable que nos proporcionan y añadir hielo, agua o soda en la cantidad que nos recomiendan en la receta de cada combinado.

La propuesta no sólo está pensada para el consumo en casa, sino que desde Smart Drink animan a los locales de copas a incorporarla a su día a día dado que contar a todas horas con un maestro coctelero en plantilla no está al alcance de todos y un cóctel puede apetecer a un cliente a cualquier hora del día.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin