Sanidad

Cinco buenas noticias de este domingo para vencer al coronavirus

  • La cifra de enfermos curados se ha incrementado el 478% en una semana, 2,5 veces más que el total contagios registrados (190%)
  • Las medidas preventivas se intensificarán para doblegar la curva de contagios
  • Los anticuerpos del plasma sanguíneo de los recuperados pueden ser un tesoro
Versión de la estatua del Cristo Redentor, hecha de arena y con una mascarilla protectora, en la playa de Copacabana (Rio de Janeiro, Brasil). / REUTERS

Un tercio de la humanidad comienza a encerrarse en sus casas y los españoles ya suman dos semanas de experiencia. Los gobiernos obedecen a las autoridades sanitarias y anteponen la salud de los pueblos frente a cualquier otra consideración. Como si fuera un mapa en blanco, sobre un terreno desconocido, el mundo sacrifica su derecho de libertad de movimientos para impedir que el maldito virus se propague. No hace falta ser virólogo para entender esa receta, ni muy perspicaz para apreciar que la curva de contagios en España comienza a aplanarse.

Las altas médica crecen 2,5 veces más rápido que los contagios

Los datos comparativos de la última semana confirman que la velocidad de crecimiento del número de personas que se curan es 2,5 veces más rápido que el ritmo del repunte de los que enferman. Según los datos del ministerio de Sanidad, el sábado 21 de marzo había 24.926 casos registrados de COVID-19 y los curados de ese día alcanzaron las 2.125 personas. Desde el mismo periodo de referencia y hasta el pasado sábado, la cifra de casos confirmados ha crecido el 190%, mientras que lo recuperados se dispararon el 478% en la última semana. Lo dicho: la tendencia favorable crece 2,5 veces más rápido que la adversa. Los datos oficiales del Ministerio de Sanidad así lo reflejan: El pasado sábado 28 de marzo se censaron 72.248 enfermos y sanaron 12.285 personas. Pero también hay más comparativas que muestran una evolución alentadora: Si hace una semana el número de altas médica aumentaba, de un día para otro, en apenas 540 personas, justo una semana después lo hacían en 2.958 ciudadanos. Eso supone que, durante los referidos siete últimos días, la cifra de alegrías en los hogares españoles se ha multiplicado en más de cinco veces.

Algunas zonas del país comienzan a doblegar la curva

"Estamos ahí, muy cerca de alcanzar el pico de transmisión de coronavirus en España y en algunas zonas podría haberse superado". Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, ha reconocido que la enfermedad se está estabilizando, que ya no crece tan rápido como en días atrás. "Estamos llegando. No sabemos exactamente cuándo tendremos la confirmación, pero nos aproximamos al pico de la curva que tanto nos preocupa", ha subrayado el doctor tras recalcar que su afirmación se sustenta sobre "datos preliminares". También con todas las precauciones, el experto ha asegurado que el incremento de nuevos casos se va reduciendo o estabilizando paulatinamente. De hecho, frente a los incrementos del 25% y del 30% de las semanas anteriores, ahora ese porcentaje ha menguado a la mitad, en el entorno del 13%.

Nuevo decreto para reducir el número de infectados

El mayor ejercicio de solidaridad de la historia de España comienza a dar sus frutos. Con todas las cautelas, las medidas de confinamiento han frenado en los últimos días las cifras de nuevos contagios. El cumplimiento del nuevo decreto obligará a proteger en sus hogares a la práctica totalidad de la población, incluidos los trabajadores de todos los sectores productivos no esenciales. Es decir, en las próximas 24 horas, millones de trabajadores eliminarán un factor de incertidumbre con el que ahora convivían al mantener sus actividades laborales. Así lo establece el decreto ley que el Gobierno aprobará mañana y que contempla un permiso retribuido, que será recuperable durante el resto del año. A todos los efectos, los próximos laborales serán como festivos para los millones de personas que hasta ahora sorteaban al coronavirus desde sus puestos de trabajo y desplazamientos.

El 'karma' podría premiar a los países generosos

España es líder mundial en donación y trasplantes de órganos desde el siglo pasado. Para ser más precisos, desde hace 27 años seguidos ningún otro país discute a los españoles tan noble posición. Ese histórico altruismo en asuntos de salud puede ponerse en valor y resultar decisivo para combatir el coronavirus. Eso sucedería en el caso de que la transfusión del plasma sanguíneo de enfermos recuperados se confirme como uno de los remedios más cercanos y solventes para frenar el daño de la COVID-19 en los pacientes. Parece asumido que todas las personas que han superado el trance disponen de 'ejércitos' de anticuerpos circulando por sus venas capaces de vencer al virus. Y precisamente en el plasma sanguíneo podría habitar el principio de la solución. La directora del Instituto de Salud Carlos III, Raquel Yotti, ha dado consistencia a esa teoría al asegurar que ocho hospitales españoles están evaluando la eficacia y la seguridad del uso del plasma hiperinmune de pacientes curados tras la infección.

Tumbarse boca a bajo podría ayudar a los pulmones asistidos 

El simple hecho de alternar la posición de los pacientes en la cama -unas veces boca arriba y otras veces boca abajo-, ha ayudado de forma relevante a los enfermos con respiración asistida en los momentos de disminución del nivel de oxígeno en la sangre. La conclusión eleva la esperanza, aunque debe tomarse con cautela ya que la muestra se realizó sobre un reducido número de pacientes. En concreto, el universo probado se limita doce enfermos graves de coronavirus, asistidos por respiradores mecánicos en el hospital Wuhan Jinyintan (China). En ellos se evidenciaron las ventajas de colocar al paciente boca a bajo, para así favorecer el trabajo de los pulmones asistidos, aumentando la presión con el propio peso del cuerpo sobre pulmones y corazón, y sin necesidad de hacerlo de forma mecánica con los respiradores. Según informa la agencia Europa Press, el trabajo fue publicado en el 'American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine' y en dicho documento se extraen las conclusiones de las pruebas realizadas durante la semana del 18 de febrero. "Es la primera evidencia del comportamiento de los pulmones en pacientes con la COVID-19 grave que requieren ventilación mecánica y reciben presión positiva, y demuestra que algunos no responden bien a esta presión y sí cuando se les coloca mirando hacia abajo", según indican los investigadores.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

navegante prohibido arruinar el país via impuestos
A Favor
En Contra

La estátua sí tuviera la altura de la verdadera, debiera sujetar a los dos listos que nos gobiernan y dejarlos caer, pero sin casco..

Puntuación 6
#1
el agua
A Favor
En Contra

Para los que han dado positivo y no tienen síntomas y no toman ningún medicamento, tal vez sea bueno que ingieran al día, fuera de las comidas, al menos 2 litros de agua templada tirando a caliente con vitamina c de venta en farmacias, un poco de vinagre de manzana o limón, etc.

El agua es muy importante para eliminar el virus por la orina.

Puntuación 2
#2