Sanidad

Muere una mujer de 74 años por el brote de listeriosis de Andalucía: 196 personas continúan infectadas

Se trata de una paciente de 74 años con infección por Listeria monocytogenes y patología previas que fallecía este martes a las 13.15 horas, según ha informado la Consejería de Salud y Familias. Se convierte en otra víctima mortal a causa del brote de listeriosis declarado en Andalucía. Siguen intoxicadas 196 personas.

La paciente se encontraba hospitalizada en la UCI del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. Desde que el 15 de agosto la Junta declaró la alerta sanitaria y ordenó retirar del mercado la carne mechada contaminada.

Sobre la reunión mantenida este lunes con los responsables de las Comunidades autónomas para intercambiar información sobre el brote de listeriosis, la ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, ha indicado que se ha hecho "un esfuerzo" para "ajustar bien" los protocolos con éstas y "continuar avanzando en la mejora" de la información así como para "poner encima de la mesa las necesidades de vigilancia y los protocolos para evitar que estos brotes se produzcan".

"Problema grave de salud pública"

Preguntada sobre si este brote es un problema grave de salud pública, María Luisa Carcedo ha reconocido que sí lo es, puesto que "tiene una entidad". Según los datos de la ministra, "ayer eran unos 200 pocos casos declarados" aunque "no todos ellos confirmados, porque se necesita la confirmación bacteriológica".

En todo caso, ha destacado que "afortunadamente" España cuenta con un sistema de sanidad "muy sólido", y los casos detectados se han atendido "muy prontamente" y "con diligencia para evitar mayores consecuencias". Además, ha indicado que solo se ha dado un caso confirmado de defunción por esta enfermedad, la de "una persona muy mayor", y otra persona "pendiente" de confirmar si falleció por el brote. No obstante, ha apuntado que "es un quebranto que debe de evitarse".

También ha asegurado que los sistemas de vigilancia de seguridad alimentaria "están previstos para que esto no se produzca". Según ha explicado, se trata de "alimentos listos para el consumo que no llevan fase de cocción o de sometimiento a altas temperaturas en el domicilio, que puedan ser una garantía para destruir las posible contaminación por bacterias" y que, por tanto, tienen "unos requisitos especiales de vigilancia, controles, etc" derivados de "la reglamentación europea".

Al respecto, ha incidido en que todos los países de la Unión Europea tienen que tender a que "no se produzcan estos brotes por algún fallo que se haya producido en la fabricación de estos alimentos listos para el consumo, que tienen una legislación específica, muy exigente".

Carcedo ha subrayado que este brote de listeriosis es "excepcional" en España y, por ello, es "motivo de información", porque "lo habitual es que estos alimentos sean sanos y que el sistema de vigilancia en la seguridad alimentaria esté funcionando".

En este sentido, ha señalado que los servicios de inspección de vigilancia alimentaria de las comunidades autónomas realizan anualmente en torno a 600.000 inspecciones de los procesos de elaboración de estos alimentos y ,en el caso concreto de alimentos de origen animal, se realizan una 113.000 analíticas al año.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0