Saludable

Campofrío Frescos, alimentación natural sabrosa y sostenible

  • Campofrío Frescos realiza una fuerte apuesta por la innovación a través del desarrollo de nuevas gamas de productos

Los productos frescos han ido ganando peso en la cesta de la compra de alimentación de los españoles. De hecho, en 2020 los españoles aumentaron en un 14% su presupuesto en estos alimentos hasta alcanzar los 2.192 euros de media por hogar, según el Observatorio de Frescos de Aldi 2021.

Bajo este contexto, Campofrío Frescos, la unidad de negocio de frescos del grupo de alimentación Sigma, pone el foco en desarrollar un negocio con más valor añadido, a través de una marca orientada al consumidor, donde la innovación y el aval de la calidad de la marca serán esenciales para crear nuevos productos y experiencias gastronómicas que satisfagan las nuevas tendencias de consumo.

"Queremos hacernos fuertes como marca y transmitir todo lo que somos para continuar creciendo con un propósito firme de inspirar una alimentación natural, sabrosa y sostenible", explica Camille Greene, directora general de Campofrío Frescos. Así, la nueva imagen, más dinámica y moderna, desea hacer visibles los pilares que van a impulsar a la compañía en los próximos años, asociados a una marca como Campofrío que es símbolo de confianza para los consumidores.

Todo ello, se complementará con una fuerte apuesta por la innovación a través del desarrollo de nuevas gamas de productos con calidad de origen y sabor, adaptadas a las nuevas tendencias de consumo.

Gama 'Tiernísima' y próximas novedades

De este modo, y con la ambición de crecer en productos de calidad y convertirse en un referente de la categoría, Campofrío Frescos apuesta por Tiernísima. Un completo surtido de filetes de lomo marinados muy jugosos, sabrosos y tiernos, ideales para el día a día por ser nutritivos y de muy fácil preparación. Así, la nueva gama está compuesta por cuatro variedades: el marinado de sabor 'Clásico' y el 'Adobado', y dos propuestas especialmente pensadas para niños y jóvenes, 'Barbacoa' y 'Tex Mex'.

Asimismo, en las próximas semanas también lanzará dos nuevas gamas de salchichas: 'Vuelta y Vuelta', pensada para un target familiar con el foco en los más pequeños de la casa. y 'Foodies', especialmente creada para los amantes del sabor. Esta gama está formada por dos variedades de salchichas de muy alta calidad, con materia prima de cerdo duroc y los mejores ingredientes –una variedad con cebolla caramelizada y otra con boletus al toque de trufa–.

Sostenibilidad en la cadena de valor

Por otro lado, la nueva identidad de Campofrío Frescos desea transmitir la apuesta firme de la compañía por la implantación de criterios de sostenibilidad en toda su cadena de valor. Así, el bienestar animal, donde Campofrío Frescos es un referente al ser el primer fabricante de Castilla y León en lograr el sello AENOR Conform de Bienestar Animal para porcino en granjas seleccionadas; el compromiso con la comunidad local; el fomento de la salud y el bienestar, ofreciendo productos de calidad, saludables y asequibles, y el respeto al medio ambiente, marcan la estrategia de sostenibilidad de la compañía.

"Seguiremos trabajando en ser agentes movilizadores en materia de sostenibilidad y, con este propósito, en los próximos años pondremos en marcha ambiciosos planes que contribuirán a reforzar nuestra posición de referente en el sector", señala la directora general de Campofrío Frescos.

En este sentido, la compañía presentó recientemente un proyecto consistente en la instalación de placas solares para el autoconsumo en las instalaciones ubicadas en el polígono de Villalonquéjar, en Burgos. De este modo, el proyecto de energía fotovoltaica forma parte del compromiso adquirido por Campofrío Frescos para reducir la dependencia de recursos no renovables y mitigar el impacto de su actividad en el medio ambiente.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.