Salud

La OMS clasifica el talco como "probablemente cancerígeno" para las personas

  • La exposición sucede a través de cosméticos y polvos corporales que contienen este mineral, según la Agencia Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC)
Polvos de talco
Madridicon-related

La Organización Mundial de la Salud (OMS) cataloga el talco como un producto "probablemente cancerígeno" para las personas. La Agencia Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC) ha concluido que este mineral puede tener capacidad de originar un tumor. Este se usa en cosmética y polvos corporales.

La agencia ha extraído esta idea tras estudiar la evidencia científica que existe. Lo ubica en en el nivel 2A, el segundo escalafón más alto dentro de la pirámide de identificación de peligros. En otras palabras, aunque haya una evidencia limitada de que puede provocar tumores en humanos – concretamente de ovario – sí hay datos y evidencia de que genera cáncer en animales de experimentación.

El talco es un mineral que se extrae en muchas regiones del mundo. Tal y como explica, la IARC la exposición se produce principalmente en el entorno laboral durante el proceso de extracción, molienda o procesamiento del talco, o durante la fabricación de productos que lo contienen.

En cuanto a la población en general, la exposición al talco ocurre a través del uso de cosméticos y polvos corporales que contienen este mineral. También puede estar en alimentos, medicamentos y otros productos.

Los expertos no descartan ciertos sesgos en los estudios que han plasmado un aumento en la incidencia del cáncer. Además, los expertos apuntan que aunque la evaluación se centró en el talco que no contiene amianto, no se podría excluir que el talco estuviera contaminado con amianto en la mayoría de las investigaciones con humanos.

La relación del talco con el cáncer de ovario es un tema que lleva tiempo en debate. De hecho, en Estados Unidos miles de mujeres denunciaron a la farmacéutica Johnson & Johnson por la presencia de componentes cancerígenos en su producto de polvos de talco (Baby Powder).

Una síntesis de estudios, publicada en enero de 2020 y en la que participaron 250.000 mujeres estadounidenses, no encontró un vínculo estadístico entre el uso de este producto en las partes genitales y el riesgo de padecer de cáncer de ovario. De todas formas, el laboratorio suspendió su venta ese mismo año en Estados Unidos y Canadá, y a partir de 2022 a nivel mundial.

También ha incluido dentro del mismo grupo al acrilonitrilo. Se trata de un compuesto presente en fibras de ropa, alfombras, plásticos para productos de consumo o piezas de automóviles. También está presente en el humo de cigarrillo. Según la agencia, esta decisión se basa en "pruebas suficientes de cáncer de pulmón" y "pruebas limitadas de cáncer de vejiga".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud