Salud

Multa por información privilegiada a un ex directivo de PharmaMar

  • La CNMV multa a un exdirectivo, un empleado y un externo por comprar acciones antes de la aprobación de Zepzelca
Madridicon-related

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha impuesto tres sanciones a sendas personas por comprar acciones de PharmaMar siendo conocedores de información privilegiada relacionada con la empresa. La primera de las multas ha sido para Juan Gualberto Nogués Ortuño —director internacional de Marketing y Ventas de PharmaMar hasta enero de 2022—por la adquisición de 5.000 acciones el 12 de junio de 2020 "estando en posesión de información privilegiada relativa al proceso de aprobación por parte de la FDA del fármaco Zepzelca". La cantidad impuesta de multa ha sido de 40.000 euros. La farmacéutica comunicó de forma oficial a la CNMV dicha autorización el 15 de junio de 2020.

Asimismo, el regulador español también ha sancionado a Enrique Manuel López Carmona (con 60.000 euros) y a María del Mar Reinoso Casado (con 40.000 euros). El primero de ellos es empleado de la farmacéutica y compartió con Reinoso información relativa al proceso de la licencia de comercialización de Zepzelca. Tras ello, Reinoso compró un total de 7.200 acciones de PharmaMar días antes de la comunicación oficial de la farmacéutica a la CNMV. Aquel contrato es el más jugoso firmado por la compañía en su historia, ya que le reportó hasta 1.000 millones de euros en función de los hitos que cumpliera el medicamento tanto en el ámbito regulatorio como en el comercial.

Por su parte, PharmaMar ha emitido un comunicado desvinculándose de unas actuaciones que considera individuales. "Deseamos aclarar que la empresa no ha sido investigada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores. La compañía, en todo momento, ha colaborado estrechamente con el regulador de los mercados en cumplimiento de su compromiso de transparencia y proporcionó toda la documentación e información solicitada en tiempo y forma", dicen.

Además, desde la farmacéutica apuntan a que "la compañía no es responsable de las actuaciones individuales. La persona sancionada en puesto de dirección ya no está en la compañía. En el caso del empleado sancionado, la compañía aplicará el reglamento interno de conducta".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud