Salud

Dos bajistas se alejan de Grifols pero Marshall sube posiciones

  • Ako y Qube reducen su peso en el accionariado
Madridicon-related

Grifols aleja a algunos fantasmas que durante las últimas fechas han recogido beneficios de sus múltiples tropiezos en la bolsa. Según consta en la Comisión Nacional del Mercado de Valores, los fondos bajistas AKO y Qube han reducido su presencia desde el 0,59% al 0,43%, el primero, y del 1,57% al 1,47%, el segundo. Sin embargo, también existe el caso contrario. En los últimos días el hedge found Marshall ha incrementado su posición desde el 0,51% al 0,61%.

Estos movimientos se han producido en la antesala de la rúbrica del auditor de Grifols, KPMG, en los resultados anuales que presentó la compañía hace una semana. El infome llega sin salvedades que afecten a los indicadores clave de la compañía (deuda, ebitda, apalancamiento, consolidación de empresas), sobre los que el informe Gotham había sembrado dudas que fueron aceptadas por el mercado a tenor de la evolución en bolsa de la compañía.

Hoy, sin embargo, la historia para Grifols es completamente distinta. Al filo de las 13:00 horas, el valor de la firma de hemoderivados subía un 19,35%, pero ha superado la barrera del 20% en algunos momentos de la jornada. La opinión de KPMG sobre las cuentas, sin salvedades de calado, ha dado un balón de oxígeno a la firma en un momento de credibilidad baja en los mercados.

La única diferencia señalable respecto a los números que presentó la farmacéutica hace siete días son en relación con Immunotek, un socio americano de Grifols con el que va a construir varios centros de plasma en Estados Unidos. La explicación que ofrecen tanto auditor como compañía es una modificación del contrato entre ambas entidades que se produjo en junio de 2023. Como consecuencia, no hay cambios en los parámetros principales de la compañía (flujo de caja o apalancamiento), pero sí que se observa un aumento del pasivo no corriente de 108 millones de euros. La otra diferencia es que el total de activos de Grifols ahora alcanza los 21,44 millones de euros, frente a los 21,32 millones que dijo la farmacéutica hace una semana.

Por otro lado, cabe señalar que la labor de KPMG como vigilante de las cifras financieras de Grifols ha concluido. El publicado hoy será el último informe que realizará la consultora y el trabajo pasará ahora a ser responsabilidad de Deloitte.

Una indemnización récord

La filial de Grifols en Estados Unidos, Grifols Shared Services North America, indemnizó con algo más de 5 millones en 2023 a su expresidente ejecutivo, Steven F. Mayer, quien también presidió la matriz hasta febrero de ese mismo año durante 144 días. Fue el responsable de llevar a cabo el plan de reestructuración de la compañía, que conllevó más de 2.000 despidos (la mayoría en EEUU) y el cierre de medio centenar de centros de donación de plasma. Eso sí Mayer no percibió retribución alguna por su cargo de presidente ejecutivo de Grifols en 2023.

Thomas Glanzmann, quien sustituyó en el cargo a Mayer a partir de febrero de 2023, percibió una retribución superior a los 1,9 millones de euros en dicho año, lo que supone más que multiplicar por diez la cantidad recibida en el ejercicio de 2022. Por su parte, la retribución de Raimon Grifols Roura, consejero ejecutivo, creció en 2023 un 39,4% frente al año 2022, hasta los 1,7 millones de euros. La misma cantidad ha sido percibida por el director de operaciones y también consejero ejecutivo de Grifols, Victor Grifols Deu, que se elevó en un 36,11%.

En tanto, el consejero Victor Grifols Roura mantuvo la misma retribución en 2023, de 965.000 euros. El total de los miembros del consejo de administración percibió 7,11 millones de euros. Esta cantidad es superior en un 52,9% a la que sumaban todos los consejeros en 2022, cuando percibieron 4,56 millones de euros.

En cualquier caso, desde la farmacéutica argumentan los porcentajes mencionados. "En relación a los informes de remuneraciones y de gobierno corporativo publicados ayer por Grifols, simplemente clarificar y explicar que el incremento que figura en las remuneraciones de Víctor Grifols Deu y Raimon Grifols Roura se debe, principalmente, a que en el año 2022 renunciaron al 50% del bonus correspondiente a 2021 que se pagaba en marzo 2022. Al percibir una menor cantidad, el comparable con este año aumenta. Si no hubieran renunciado, al compararlo con el salario total tendrían un incremento del 10% (y no del 36% )", dicen.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud