Salud

La familia Grifols cobró un dividendo de 266 millones de una filial del Grupo

  • Grifols dice a los inversores que no habrá más operaciones con partes vinculadas
Madridicon-related

Una de la dudas que ha estado publicitando Gotham City sobre Grifols y Scranton tuvo ayer respuesta dentro de los resultados que presentó el grupo farmacéutico. La empresa de hemoderivados recoge en el epígrafe 'Otros activos financieros con partes vinculadas' los saldos abiertos de cash-pooling de las sociedades Haema AG y BPC Plasma, Inc. con Scranton Plasma B.V. "Dichos saldos han sido reclasificados de largo plazo a corto plazo de acuerdo con su vencimiento. En 2023 el saldo se ha reducido de forma significativa debido a que, BPC Plasma Inc ha distribuido un dividendo sin salida de caja compensando 'otros activos financieros no corrientes'. Este dividendo corresponde al resultado de los cuatro ejercicios anteriores por valor de 266,4 millones de euros a su accionista Scranton Plasma B.V.. Dicha distribución ha tenido un impacto contra las reservas de las participaciones no dominantes del grupo", explica Grifols en sus cuentas.

Además, también en las cuentas, se recoge un aumento del crédito que la farmacéutica ha dejado al vehículo inversor de la familia propietaria. Según se sabía hasta ahora, la firma de hemoderivados había prestrado a Scranton 86 millones de euros, precisamente, para comprar BPC Plasma y Haema, que eran propiedad de Grifols. En las cuentas se recoge que con fecha 31 de diciembre de 2023, dicho préstamo se ha incrementado en 15 millones de euros, lo que deja el montante total en algo más de 102 millones.


Con estos relaciones entre farmacéutica y Scranton se han presentado ante los analistas, quienes han querido saber sobre el asunto. Y ahí es donde ha venido la promesa de la farmacéutica tras las dudas que comenzaron con el informe de Gotham City hace un mes y medio. "Continuaremos centrándonos en el gobierno corporativo. Simplificaremos las estructuras y no realizaremos nuevas operaciones con partes vinculadas", han dicho los directivos de la farmacéutica.


La frase no ha parecido tranquilizar al mercado. Justo antes de la cita con los analistas, la acción de Grifols caía en el entorno del 6%. Tras la conferencia, la acción se desplomó hasta el 20%.

Grifols defiende sus cuentas


La farmacéutica, en el informe de resultados anuales, ha vuelto a reincidir en que es completamente legal que consolide tanto la empresa BPC Plasma como Haema, centros de la polémica tras el informe Gotham. "Grifols tiene el poder de dirigir las actividades relevantes de estas sociedades, dado que las gestiona y que determina de forma conjunta el plan de negocio de las mismas, teniendo el derecho unilateral a recomprar el 100% de ambas sociedades", dicen.


Pero hay más. Si decidiera repescar las empresas, hay pagos potenciales a los que podría tener que hacer frente. "Tanto las acciones de Haema AG como las acciones de BPC se encuentran pignoradas en garantía del préstamo de Scranton con Bank of America. Si tuviere lugar un incumplimiento bajo el contrato de préstamo, en tanto en cuanto los bancos financiadores no hayan ejecutado la correspondiente prenda, Grifols pagará en prelación al banco frente a Scranton hasta liquidar el importe de la deuda que hubiera en el momento de adquisición", dicen.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud