Salud

Andalucía priorizará la dispensación del genérico sobre el fármaco de marca

  • Hasta ahora el farmacéutico debía dar el medicamento que fuera más barato
Catalina García, consejera de Salud de Andalucía
Madridicon-related

Han pasado ya más de doce años desde que las subastas de medicamentos de Andalucía provocaran un cisma en el sector farmacéutico. Tras su derogación con el cambio político en la comunidad autónoma, ahora llegará una nueva norma que amenaza a los fármacos de marca. El Servicio Andaluz de Salud ultima un decreto mediante el cual se priorizará la dispensación en farmacias de tratamientos genéricos en detrimento de la terapia original.

La Consejería de Salud de la comunidad autónoma reconoce que los trabajos están avanzados, si bien asegura que los detalles del texto aún no están cerrados. Hay algunos indicios sobre que el ejecutivo regional se llevaría un porcentaje de esas ventas para compensar lo que ha dejado de ingresar tras el fin de las subastas. Si bien no hay todavía nada definido, se habla del 5% de la facturación que se consiga con esa dispensación de genéricos.


Fuentes del sector de la industria del genérico aseguran que el decreto será positivo, ya que la penetración en el mercado de estos medicamentos estaba cayendo en la región. Sin embargo, nunca llueve a gusto de todos. Desde la patronal de tratamientos innovadores, Farmaindustria, manifiestan su preocupación. "Estamos siguiendo el asunto con interés y preocupación, pero no conocemos los detalles del acuerdo y no podemos entrar a valorarlo. En todo caso, entendemos que se debe preservar la libre competencia y nosotros siempre vamos a defender el valor de la marca y de la innovación farmacéutica", aseguran.
Por su parte, desde la farmacia se guarda silencio. El Consejo General de Colegios de Andalucía fue requerido por elEconomista para conocer el detalle del documento en el que se trabaja, toda vez que son ellos junto al gobierno andaluz los artífices de la negociación. Sin embargo, no respondieron a las preguntas planteadas por este medio.


Para poner en contexto las opiniones de unos y de otros, la historia de la legislación farmacéutica da varias pistas. Fue en 2012, en mitad de la crisis económica, cuando el primer Gobierno de Mariano Rajoy aprobó un decreto en el que se habilitaba la prelación del genérico a la marca a igualdad de precio a nivel nacional. Sin embargo, tres años después, en la ley de acompañamiento a los presupuestos de 2015, se dio luz verde a una enmienda que eliminaba dicho favoritismo para el genéricos. Ahora, lo que busca el gobierno andaluz es volver a la redacción de 2012, eso sí, sólo en su ámbito autonómico.
Falta por conocer cuál será el encaje con la Ley del Medicamento estatal. En ella, la redacción actual indica que la prescripción será por principio activo y se dispensará el más barato, con independencia de que sea marca o genérico.

Todos huyen del término subasta

Mientras se cierran los flecos del decreto, tanto implicados como afectados huyen del término subasta de medicamentos. Sin embargo, aunque hay diferencias claras, sí que es cierto que Andalucía volverá a premiar a unos medicamentos frente a otros a cambio de un porcentaje de las ventas alcanzadas por ese privilegio. Es cierto que en este caso no se puja por descuentos sobre presentaciones concretas que se quedan con todo el mercado, pero el concepto de fondo tampoco es distinto al acuñado por la hoy ministra de Hacienda.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud