Salud

Los 'trapos sucios' de la sanidad: recibe más de 13.000 denuncias por negligencias

  • El proceso para denunciar se describe como largo y complicado. El límite de tiempo para poder demandar o la dificultad para recopilar la información son algunos de los baches con los que se topan las víctimas

Seguramente si cada día se echase un vistazo a las noticias podría leerse alguna acerca de que una persona ha sufrido una negligencia. Puede que se haya producido un error en una operación de trauma o en un diagnóstico que cambió o terminó con la vida de un paciente. Asociaciones como el Defensor del Paciente o la Asociación de Víctimas de Negligencias Médicas afirman que las negligencias son comunes en España.

Una negligencia se define como una lesión causada a un paciente por no haber obrado el personal como debió hacerlo. Por un lado, se encuentra la provocada por el sanitario y, por otro, la ocasionada por la Administración, por ejemplo, cuando a un paciente no se le trata a tiempo por las largas listas de espera actuales.

En 2023, la Asociación de Víctimas de Negligencias Médicas ha presentado alrededor de 76 denuncias al Ministerio de Justicia, según indica su presidenta, María Antonia Moral. Por otro lado, el último informe del Defensor del Paciente, datado en 2022, plasma que la asociación fue testigo de un aumento de las denuncias con respecto al año anterior. En total, recibió 13.611 (455 más que en 2021). El 5% fueron con resultado de muerte (71 más). En resumen, se produjeron 37 casos de mala praxis al día.

Por áreas geográficas, la Comunidad de Madrid, con 3.495 casos y 175 fallecimientos, lideró el número de denuncias por negligencia médicas. Le sigue Andalucía con 2.621 casos, de los cuales, 91 fueron con resultado de muerte. En tercera posición, se encontraba Cataluña con 1.621 casos y 68 fallecimientos.

Un camino largo por recorrer

Según el Defensor del Paciente, en la sociedad corre el siguiente pensamiento generalizado: "para que voy a denunciar si no vamos a ganar". "Esto no pasa cuando se trata de un accidente de tráfico porque siempre suelen denunciarse. En el caso de las negligencias hay miedo a no conseguir nada", exclama la presidenta del organismo, Carmen Flores López. Además, afirma que en España cuesta denunciar las negligencias más que en otros países.

Las personas llaman a las asociaciones porque sienten que se les ha agredido o no se les ha atendido bien. Sin embargo, el proceso de denuncia es lento y está rodeado de complicaciones. De hecho, a día de hoy, la Justicia se encuentra colapsada y se están celebrando juicios de denuncias presentadas hace diez años. Y es que, muchas veces la víctima no llega a conocer la sentencia ya que fallece antes.

En la sanidad pública, las demandas por negligencias deben presentarse en un plazo de un año

Por un lado, la inmensa mayoría de las personas que sufren un error médico no son conscientes de ello. Además, muchas demandas se presentan tarde porque, cuando van a denunciar, ha pasado el plazo de un año. "Si una persona tiene una negligencia en la privada tiene mucho más tiempo para denunciar, sin embargo en la pública son 365 días", explica Flores López. También indica que les parece "discriminatorio" porque en el momento en el que se produce, muchas veces las personas no están preparadas para denunciar.

Otra complicación es la recopilación de la información. Y es que, hay muchas veces que los centros donde se ha producido la negligencia ocultan, parchean o ponen trabas para obtener la documentación, según la Asociación de Víctimas de Negligencias Médicas. "El padre de un bebé que nació con unas secuelas gravísimas estuvo casi cuatro años pidiendo unos análisis en concreto en un hospital de Madrid y no se lo daban. Pruebas que, si no aparecían, sabíamos que no ganábamos la demanda. Tuvimos que ir el abogado y yo a hablar con los responsables del hospital", explica la presidenta María Antonia Moral.

Además, según explica Moral, si se hace una reclamación a la Administración, esta se la da "a un jefe de servicio de la unidad donde se produjo el incidente y siempre te dicen que no es una negligencia médica. La Administración se fía de ellos. Debería de haber un comité que lo examinara", indica. Por ello, la denuncia se debe poner en manos de un abogado especialista en Derecho sanitario. Asimismo, la ley obliga a que haya un informe pericial médico. "El doctor especialista en el daño que se haya producido tiene que escribir, firmar e incluso declarar en juicio que se ha cometido una negligencia", señala Carmen Flores López.

Las negligencias se producen en mayor medida en los centros públicos que en los privados debido a una cuestión de mayor volumen de pacientes, aunque la presidenta de Defensor del Paciente afirma que a causa de las derivaciones que se están haciendo de la pública a la privada están aumentando en esta última. Las más comunes son las que se producen en una intervención quirúrgica, sobre todo en traumatología, cirugía general, ginecología y obstetricia. Es más, en la sanidad privada, la cirugía estética y la odontología son las más denunciadas, según las asociaciones. También son frecuentes las provocadas por error de diagnóstico "porque se tarda mucho en identificar una patología y de haberla detectado antes se hubiera evitado una situación irreversible", explica la presidenta de Defensor del Paciente.

Las negligencias más comunes son las que se producen en una intervención quirúrgica

Una de las negligencias más sonada en la sociedad y, de hecho la más cara de la historia en España fue la de una niña que sufrió graves daños neurológicos como consecuencia de la falta de oxígeno al nacer por una imprudencia de la matrona y el ginecólogo que atendieron el parto hace once años. En 2022, su familia recibió 5,2 millones, la mayor indemnización por una mala praxis en el país.

Actualmente, las asociaciones están recibiendo "muchísimas denuncias" sobre negligencias a personas ancianas que fallecen porque no se les atiende a tiempo o directamente no se les realiza una intervención por el hecho de ser mayores. "Dejarlas sin tratar es una denegación de asistencia que los hijos denuncian", indica Carmen Flores López.

Por otro lado, preocupan los agravamientos en las listas de espera y la eliminación de servicios en los centros de salud. De hecho, las negligencias están aumentado en la Atención Primaria porque "atender por teléfono no es muy recomendable para hacer un diagnóstico", dice la presidenta de la Asociación de Víctimas de Negligencias Médicas.

Hace años, las asociaciones y las víctimas presentaban muchísimas denuncias y luego se tiraban en los tribunales. "Antes ganábamos el 70% y ahora el 95% porque vamos con seguridad de que se ha producido y hasta que no pasamos por un perito, no denunciamos", expone Moral. Sin embargo, muchas veces la sentencia no recae a favor del denunciante porque "los jueces son los mejores abogados defensores de algunos médicos y de algunas Consejerías de Sanidad", añade. "Desafortunadamente y sin mala voluntad cree más a la parte contraria que a la víctima", dice Flores. Las asociaciones buscan cambiar esta realidad.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud