Salud

En el primer año de ley 180 personas ejercieron su derecho a la eutanasia

  • El 12% de los pacientes donaron sus órganos e hicieron posible 68 trasplantes

A partir del momento en el que la Ley de la Eutanasia empezó a formar parte de la cartera de normativas españolas, 180 pacientes han ejercido su derecho. Además, 22 personas han donado sus órganos y se han realizado un total de 68 trasplantes, según ha informado la ministra de sanidad Carolina Darias en el acto conmemorativo 'Un año de la ley de la Eutanasia'.

Desde hace un año el país dispone de una prestación sanitaria que "permite acceder con más garantías a algunos de los bienes más valiosos de la condición humana, como son la dignidad, la libertad o la autonomía de la voluntad", explica Darias. "Este derecho nos dignifica como ser humano y contribuye a construir una sociedad más humano, justa y decente", añade.

La ministra de sanidad apunta que los datos compartidos reflejan que existe una arquitectura prestacional sanitaria pública consolidada. Este hecho está posibilitando acceder al derecho que regula ley de la eutanasia. También, mejora la capacidad asistencial de la sanidad.

"Hoy es un día muy importante para las personas que se encuentran en una situación de grave padecimiento". Estas fueron las palabras de la ministra de sanidad, Carolina Darias, cuando el Congreso de los diputados aprobó la Ley de la Eutanasia con 202 votos a favor y 141 en contra en marzo de 2021.

En el Boletín Oficial del Estado (BOE), la normativa establece que la eutanasia se puede llevar a cabo en los pacientes que la soliciten y que se encuentren en un contexto de padecimiento grave, crónico e imposibilitante o enfermedad grave o incurable, causantes de un sufrimiento intolerable. No obstante, el proceso de solicitud de la práctica es extenso.

La ley indica que si el paciente está consciente, debe solicitar el suicidio asistido dos veces por escrito o por otro medio que deje constancia si no puede escribir. Debe ser dos documentos separados por 15 días. Además, se debe dejar constancia de que nadie está obligando al paciente a llevar a cabo este proceso.

Después de la primera solicitud, el médico responsable debe informar al sufriente sobre su diagnóstico, posibilidades terapéuticas y resultados esperables. También, debe comunicarle los posibles cuidados paliativos y asegurarse de que el paciente comprende la información que se le facilita. Después, el paciente debe confirmar su intención. Posteriormente tendrá lugar una reunión entre paciente y doctor. Será este último quién autorizará el proceso. Antes tiene que pedir la opinión de un facultativo formado en las patologías que padece el paciente, pero no puede pertenecer al mismo equipo del médico. Además, la comisión de evaluación autonómica deberá elegir a dos expertos que evalúen el caso.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

Es un paso pequeñito, pero en todo caso, es un paso...Mientras...para quien pueda permitírselo, siempre le quedara la opción de pagar los 10000 euros que cuesta un suicidio asistido en Suiza.

Puntuación 0
#1