Salud

Preving y Cualtis se integran para crear el líder nacional de salud laboral

  • El grupo resultante factura 220 millones y 127.000 clientes

La empresa Preving Investment da un paso más en el mercado de la prevención de la salud laboral con la integración de Cualtis, una entidad con más de 20 años de trayectoria. El objetivo de la operación es crear el grupo líder nacional del sector de consultoría de prevención de riesgos laborales.

Con la integración de ambas compañías, la facturación de la entidad resultante subirá a 220 millones de euros, el número de clientes aumentará a 127.000 y la cifra de trabajadores cubiertos por el grupo crecerá a más de dos millones.

Hasta la fecha, Cualtis, empresa adquirida, cuenta con 56.000 clientes y ha realizado en los primeros cinco meses de este año 347.511 exámenes de salud. Además, cuentan con 1.160.000 profesionales protegidos, según datos de la empresa.

Desde 2019, Grupo Preving está participado por los fondos de capital privado españoles Artá Capital, el brazo inversor de la familia March, y Corpfin Capital. Los accionistas de referencia y directivos clave de ambas empresas seguirán involucrados en el proyecto en esta etapa para consolidar su crecimiento.

Fuentes conocedoras del estado de la solicitud a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia señalan a este medio que se ha completado el fining (primera fase del proceso de análisis). El 4 de mayo se presentó la documentación correspondiente.

Desde antes de que la pandemia entrase en la vida de las personas y diese una vuelta de 360 grados a la sociedad, Preving Investment no había vuelto a comprar ninguna organización. En 2019, adquirió Asifor, una entidad especialista en planes de Autoprotección y Coordinadores de Seguridad y Salud. Además, ese mismo año Artá Capital se incorporó al accionario.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.