Salud

Más del 50% de los hombres cree que la salud masculina es un tema tabú

  • La salud sexual, la depresión y la infertilidad son las patologías que más les preocupan
  • El 80% considera necesario realizar más campañas de concienciación

La salud masculina continúa siendo un tema tabú. Así lo perciben más de la mitad de los hombres españoles, sobre todo aquellos con una edad comprendida entre los 30 y 44 años. Según las conclusiones derivadas de la Encuesta Merck: Hombres, Cáncer y Tabúes, el 80% de los hombres cree necesario realizar más campañas de concienciación al respecto.

Las patologías que más incomodan a ellos son aquellas que tienen que ver con la salud sexual, depresión e infertilidad, seguidas de tipos de cáncer como el de riñón, vejiga o próstata. El 24% de los hombres (versus el 32% de las mujeres) considera que la salud es un tema presente en su día a día. Cuando tienen temores o miedos sobre su estado de salud la mayoría se lo comunica a sus parejas (54%), pero el estigma aumenta en el entorno laboral y solo el 20% decide transmitir sus preocupaciones en este ámbito.

El diagnóstico de cáncer inquieta mucho a los hombres. La principal preocupación (49%) en el momento de la detección tiene que ver con las secuelas físicas derivadas del padecimiento. En este aspecto hay diferencias sustanciales con respecto a lo que piensan las mujeres, ya que la mayor parte de ellas (71%) considera que lo más importante es superar la enfermedad. Aunque el estado psicológico es la menor inquietud en el momento del diagnóstico, más de la mitad de los españoles con cáncer acude a un profesional de la salud mental durante la enfermedad. Este porcentaje asciende al 53% en los hombres (especialmente los menores de 44 años), siendo superior en 6 puntos con respecto a ellas (47%).

Los varones informan más de su dolencia ocasionada por el cáncer a familiares y amigos que las mujeres (86% versus 81%). El 57% de los varones que no comparte dicha información con sus seres queridos afirma que lo hace principalmente para no preocuparlos, mientras que un 28% indica que lo comunicaría si el tratamiento funcionase. En el ámbito laboral ocurre exactamente lo mismo: 3 de cada 4 hombres lo diría a su entorno de trabajo, pero el 48% de los que prefieren no hacerlo lo justifica bajo el paraguas de que es un tema personal y por miedo a perder su puesto.

"El hombre no suele demandar ayuda psicológica abiertamente, le cuesta identificar el hecho de que no siempre sabe manejar las emociones. Las mujeres son más abiertas en ese aspecto. En general, todos se preguntan cómo va a repercutir el diagnóstico de cáncer en su vida y cómo lo van a compartir con sus seres queridos. Los psicólogos tenemos que ir poco a poco trabajando con ellos para entender qué sienten y en qué momento se encuentran. Además, la mayoría acude a consulta porque su oncólogo o sus familiares se lo dicen", afirma la psico-oncóloga Mónica Caballero.

A pesar de que el 70% se preocupa mucho por el cuidado de su salud, se someten a menos controles preventivos para la detección temprana de enfermedades que las mujeres: ellos un 43% y ellas un 61%. Este porcentaje es especialmente importante en los menores de 30 años (63%). Entre estas pruebas, destacan las relativas a enfermedades cardiovasculares (52%) y las de cáncer colorrectal (43%), el segundo tumor más diagnosticado en España tanto en hombres como en mujeres.

El informe muestra que casi la mitad de los españoles espera a que los síntomas sean persistentes antes de asistir al médico, algo común en ambos sexos. Solo el 17% de los hombres acude a su médico cuando detecta algún síntoma. Ellos tienen una menor disposición a acudir a consulta en comparación con las mujeres. En cuanto a la visita médica, un 67% acude en solitario y solo un 22% lo hace acompañado de su pareja (situación más común en la franja de edad de 45 a 70 años).

Los estigmas sobre la salud masculina siguen estando muy arraigados, pero gracias a la información la sociedad está avanzando para acabar con ellos. "Es sorprendente, pero seguimos teniendo la percepción de que existen tabúes en torno a los temas de salud que afectan a los hombres. Afortunadamente, nuestra sociedad cada vez está más informada sobre las cuestiones que impactan en su bienestar", concluye Montse Jansà, directora de la Unidad de Oncología de Merck en España.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin