Salud

Más del 60% de los recursos para la Estrategia de Salud Digital provendrá de los fondos europeos

  • Una de las líneas estratégicas es el impulso de la analítica de datos
  • España contará con una Red Estatal de Vigilancia de Salud Pública

"Si algo ha puesto sobre la mesa la pandemia es la demostración dramática de lo apropiado de la frase un mundo, una sola salud (one world, one health)". Así ha comenzado su intervención Juan Fernando Muñoz Montalvo, secretario general de Salud Digital, Información e Innovación del Sistema Nacional de Salud en el I Foro One Health organizado por elEconomista.

Con ello, Muñoz Montalvo ha querido manifestar cómo los problemas de salud en un mundo global requieren de medidas y soluciones globales e interconectadas. "Precisamente, los resultados positivos han venido de la mano de esa colaboración internacional", ha precisado. Un aspecto relevante en ese trabajo colaborativo ha sido el uso de la información. "La pandemia ha puesto de manifiesto la importancia de contar con datos apropiados, suficientes, precisos y fiables sobre los que poder adoptar decisiones informadas en momentos de alta incertidumbre y riesgo", ha destacado Muñoz Montalvo.

Esta realidad, junto con el sobre esfuerzo que la pandemia ha supuesto para el sistema nacional de salud, ha motivado que el Ministerio de Sanidad haya apostado por las tecnologías digitales. No en vano, el pasado mes de diciembre el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) aprobó la Estrategia de Salud Digital del Sistema Nacional de Salud (ESD-SNS) dotada con más de 700 millones de euros encuadrados dentro del Mecanismo de Transformación, Recuperación y Resiliencia del Gobierno de España. De éstos, como ha explicado Muñoz Montalvo, más de 450 millones proceden de los fondos europeos, es decir, más de un 60% de los recursos.

Una estrategia que se enfoca en conseguir cuatro grandes objetivos: "capacitar e implicar a las personas en el cuidado de su salud y en el control de la enfermedad; maximizar el valor de los procesos aportándoles inteligencia a partir de todos los datos que se generan en nuestro sistema de salud; adoptar las medidas de gestión y gobierno de esos datos que permitan disponer de esa información interoperable y de calidad; y adecuar la evolución del sistema nacional de salud a las exigencias de la sociedad actual, aplicando políticas innovadoras orientadas a la medicina 5P: poblacional, preventiva, predictiva, personalizada y participativa", ha explicado el secretario general de Salud Digital, Información e Innovación del Sistema Nacional de Salud.

Precisamente, una de las líneas estratégicas de la ESD-SNS es el impulso de la analítica de datos, "apoyada en la construcción de un espacio nacional de datos que se integrará en el futuro espacio europeo de datos de salud y que se está regulando ahora mismo por parte del Parlamento", ha indicado Muñoz Montalvo. A este respecto, la creación de un espacio europeo de datos en el sector sanitario, es una de las prioridades de la Comisión Europea para el período 2019-2025.

Asimismo, el Ministerio de Sanidad aumentará las capacidades de vigilancia, respuesta rápida y coordinada ante futuras amenazas a la salud pública mediante el establecimiento de una Red Estatal de Vigilancia de Salud Pública recogida en la declaración de Zaragoza del pasado 10 de marzo. "Una de las bases de esta Red es la modernización de los sistemas de información vinculados a la salud pública, así como el desarrollo de una infraestructura digital que facilite la disponibilidad y la calidad de los datos para el SNS y para cada comunidad y ciudad autónoma", ha recalcado Muñoz Montalvo.

Un frente común

La importancia de la cooperación para enfrentar los problemas que impactan en la salud pública ha quedado también patente en el hecho de que la Unión Europea contará con un nuevo programa de Salud dotado de 5.100 millones de euros. Su objetivo principal es reforzar a los países miembro ante amenazas sanitarias y mejorar los sistemas de salud nacionales. 

Así lo ha remarcado la eurodiputada Dolors Montserrat. "En este último año hemos construido en Europa los pilares de la Unión Europea de la Salud, logrando objetivos en un año que habríamos alcanzado en 20 o 30 años. Es la primera vez en la historia que la UE tiene un programa exclusivo propio, autónomo, con un presupuesto diez veces mayor". A este respecto, Montserrat ha remarcado que "la Unión Europea de la Salud será tan sólida como lo sea el compromiso de sus estados miembro". 

La eurodiputada, Dolors Montserrat, durante su intervención

La eurodiputada ha querido recordar que en los últimos 15 años el número de infecciones por bacterias resistentes a los antibióticos en las personas se ha multiplicado y son responsables de más de 30.000 muertes al año en Europa. "Un país por sí mismo no puede enfrentarse a amenazas globales para la salud. Por ello, las medidas de salud pública nacionales deben ser coherentes y estar coordinadas a nivel europeo", ha añadido. En este sentido, casi un 75% de todas las enfermedades infecciosas son zoonóticas, por ello, "combatir todos los patógenos zoonóticos requiere un enfoque político que conduzca a inversiones especificas en la interfaz entre el hombre, el animal y el medio ambiente".

Otras de las estrategias que Montserrat ha querido poner sobra la mesa en materia de salud a nivel europeo son el Plan Europeo de Lucha contra el Cáncer, "siendo la primera vez que desde Europa hac"mos un análisis de esta enfermedad de manera común"; la Estrategia Farmacéutica Europea; la creación de la nueva Autoridad de Preparación y Respuesta ante Emergencias Sanitarias (HERA); y un nuevo espacio europeo de datos sanitarios.

"Solo así, juntos y alineados en una Unión Europea de la Salud, podemos estar mejor preparados frente a cualquier amenaza global y seguir siendo líderes en el mundo en el sistema del bienestar", ha concluido la eurodiputada.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin