Salud

La pandemia 'revoluciona' los hábitos de vida saludable

  • Esta situación ha hecho que muchas personas se replanteen su estilo de vida
  • Una mayor concienciación sobre la importancia de realizar actividad física y llevar una alimentación saludable, y la tendencia creciente hacia el consumo local y de proximidad son algunos de estos cambios

A veces parece difícil imaginar cómo era el mundo antes de la pandemia de covid-19. La situación en la que llevamos inmersos desde hace más de un año ha transformado muchos aspectos de nuestro día a día y ha hecho también que se reflexione mucho más acerca de los paradigmas del estilo de vida actual.

Por ejemplo, la flexibilidad laboral o el teletrabajo han permitido que muchas personas redefinan sus rutinas diarias y sus formas de ocio e, incluso, que se replanteen sus lugares de residencia. A nivel gubernamental se está haciendo más hincapié en un nuevo concepto de ciudad y, por ejemplo, muchos ayuntamientos están diseñando cambios para ganar espacios peatonales e incrementar la red de vías ciclistas. 

La pandemia puede concebirse, por lo tanto, como una oportunidad para revisar muchas de estas estructuras vitales y sociales, y enfocarlas hacia hábitos y comportamientos más saludables y que proporcionen un mayor bienestar.

Nuevas formas para ejercitarse

La actividad física es uno de los mejores ejemplos en este sentido. Aunque es cierto que durante el confinamiento se observó una disminución en la cantidad de pasos caminados, debido a las restricciones de movilidad, lo cierto es que muchas personas aprovecharon esas semanas para realizar ejercicios y deporte en el hogar. De hecho, según el informe que elabora anualmente Strava -una plataforma de registro de actividades deportivas-, las personas fueron capaces de movilizarse, adaptarse y encontrar nuevas formas para ejercitarse. Esta plataforma, por ejemplo, vio cómo la actividad semanal promedio creció en más de 2,5 millones el año pasado, pasando de los 19 millones de 2019 a los 21,5 millones de actividades 2020. Además, el número de usuarios registrados creció exponencialmente: de los 48 millones de 2019 pasaron a 73 millones en el momento de realizar el informe.

Por su parte, la investigación Hábitos de actividad física y estado de salud durante la pandemia por COVID-19 recoge que, según los datos que maneja App Annie -una compañía experta en el análisis de datos móviles-, de diciembre a marzo de 2020, el porcentaje de horas en aplicaciones android relacionadas con la salud, servicios médicos y fitness aumentaron principalmente en Estados Unidos (30%), China (20%), Japón (20%) y Francia (15%).

Otras muchas personas optaron por adquirir diferentes productos y materiales para entrenar en casa. El portal de compras Aliexpress señaló que los compradores españoles se gastaron un 1.159% más en cintas de correr durante el mes de marzo de 2020. Asimismo, la demanda de bandas elásticas y otros utensilios para realizar yoga creció un 500%, mientras que las máquinas fitness se dispararon un 421%.

En esta misma línea son los datos que proporciona el comparador de precios Idealo. Entre el 15 y el 18 de marzo de 2020, la demanda de bicicletas estáticas aumentó un 453%, la de máquinas elípticas un 218% y la de rodillos un 508% -los rodillos permiten poder utilizar las bicicletas dentro de casa-.

Hay una tendencia creciente hacia la realización de deporte al aire libre

De una forma u otra, los ciudadanos han encontrado -y, hoy en día siguen haciéndolo- formas para huir del temido sedentarismo, que va ligado al desarrollo de enfermedades. De hecho, el comportamiento sedente se relaciona con un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y respiratorias, así como diabetes.

En este sentido, es recomendable que todas aquellas personas que trabajan desde sus casas, con la modalidad de trabajo en remoto o teletrabajo, no descuiden su forma física y apliquen medidas como levantarse, al menos, cada hora para dar unos pasos y estirarse, o realizar breves pausas cada dos o tres horas en las que se camine un poco o se tome un café o un té.

En los últimos meses se ha detectado, no obstante, otra tendencia en materia de actividad física. Se trata de la realización de deporte al aire libre, ya que en estas circunstancias es menos probable la transmisión de la covid-19. Ya sea hacer senderismo, correr, caminar, patinar o ir en bicicleta, cualquiera de estas prácticas son muy beneficiosas para la salud, tanto física como mental.

Por ejemplo, en el caso del uso de la bicicleta, también se notó en 2020 un aumento del interés hacia esta modalidad, especialmente durante el desconfinamiento. Ciudades españolas, como Sevilla, Málaga o Logroño, experimentaron un repunte en las nuevas altas de sus sistemas públicos de bicicletas. Bicimad, el servicio que se presta en la ciudad de Madrid, ganó 8.785 nuevos usuarios desde el 22 de abril y el 19 de mayo de 2020.

Decisiones alimenticias más sanas

La alimentación es otro de los ámbitos donde también se ha percibido ese cambio de hábitos. La pandemia ha hecho que se pase más tiempo en casa, lo que ha llevado a muchas personas a organizarse mejor y llevar una buena planificación de la cesta de la compra, así como a optar por cocinar platos más saludables.

Además, conviene recordar que, aunque ningún alimento en concreto puede prevenir o curar la enfermedad derivada del coronavirus, sí es cierto que llevar una alimentación saludable es primordial para conseguir un buen funcionamiento del sistema inmune.

En el artículo científico Cambios en los hábitos alimentarios durante el periodo de confinamiento por la pandemia COVID-19 en España -publicado en la Revista Española de Nutrición Comunitaria- se recoge que este periodo "ha inducido cambios en la alimentación con tendencia hacia un mayor consumo de frutas, verduras, legumbres y pescados y un menor consumo de productos bollería, dulces, aperitivos salados, bebidas azucaradas y bebidas con alto contenido alcohólico".

Un efecto de este interés por la cocina y por la elaboración de platos caseros pudo constatarse, por ejemplo, en el incremento en las ventas de robots de cocina. De acuerdo a los datos proporcionados por el comparador de precios Idealo, abril de 2020 fue uno de los meses con mayor demanda de estos utensilios, con crecimientos cercanos al 120%.

Ha aumentado el consumo de productos ecológicos y de cercanía

Además de esta creciente concienciación sobre lo que comemos, los expertos del sector señalan también una mayor preocupación sobre los productos que incluimos en nuestra cesta de la compra, concretamente, aspectos como la procedencia, la etiqueta nutricional o el control de calidad que el artículo haya pasado. 

En relación con lo anterior, el consumidor post-pandemia tiende también a interesarse más por adquirir productos de proximidad. Incluso, tal y como señalan desde el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, las tiendas tradicionales y de cercanía fueron unos de los lugares más elegidos por los españoles a la hora de realizar sus compras durante el confinamiento, con un incremento internaual del 39,6%.

Esta tendencia, no solo un impacto positivo sobre la economía local, sino que también influye positivamente en la sostenibilidad medioambiental, pues la producción y la distribución se llevan a cabo en zonas geográficas próximas al consumidor, por lo que se reduce el uso de embalajes, así como el de medios de transporte pesados.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin