Retail

Agricultura presentará antes de final de año un Perte agroalimentario de 1.000 millones

  • Prevé que las primeras convocatorias se realicen en el primer trimestre de 2022

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación prevé llevar al Consejo de Ministros antes de que acabe el año la memoria del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) agroalimentario, con el objetivo de que las primeras convocatorias se puedan realizar en el primer trimestre de 2022. La cuantía del proyecto serán 1.000 millones.

Así lo ha reconocido hoy el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, en el I Foro del Retail y el Gran Consumo, organizado por elEconomista, con el patrocinio de Adyen, Calvo, Coca-Cola, Coviran, Deloitte, El Corte Inglés, Flax&Kale, IberCaja, Familia Mahou San Miguel, McDonald's y Tendam.

Tal y como ha reconocido Planas, "la finalidad de este Perte, que se está elaborando con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, es triple: en primer lugar, incrementar la competitividad mediante actuaciones de digitalización y de inteligencia artificial que son fundamentales en el conjunto del sector agroalimentario; en segundo, fomentar sostenibilidad mediante ahorro energético, tratamiento de agua o puesta en marcha de prácticas de reciclado de economía circular; y en tercer lugar, garantizar la trazabilidad y la seguridad alimentaria de cada proyecto participante en el Perte".

En su opinión, se trata de "elementos muy importantes en un sector que tiene unas características propias, donde hay grandes operadores, pero también más del 95% de pymes a las cuales tenemos que hacer partícipes de este gran proyecto nacional".

Asimismo, el titular de la cartera de Agricultura ha apuntado que "todos los temas relativos a la sostenibilidad ambiental no son posibles si no se garantiza la rentabilidad económica del sistema agroalimentario y de cada uno de sus eslabones. La sostenibilidad pasa por la rentabilidad. Sin ella no hay futuro".

Por otra parte, el ministro ha recordado que esta semana el Consejo de Ministros aprobó un anteproyecto de ley de prevención de las pérdidas y de desperdicio alimentario. Y es que "nos vamos a acercar, muy probablemente, por encima de los 10.000 millones de habitantes en el planeta en 2050 con unas previsiones de FAO de crecimiento de las necesidades alimentarias de entre un 55% y un 70% respecto a la situación actual. Todo esto significa un proceso productivo en toda la cadena alimentaria de alimentos y bebidas que tiene que ser necesariamente sostenible y donde el elemento relativo al despilfarro de productos, que supone, según FAO, entre un 25% y un 30% del conjunto de la producción, el reducirlo constituye un éxito muy importante".

Plan de contingencia europeo

De otro lado, Luis Planas ha echado en falta un plan de contingencia agroalimentario europeo. Según ha recordado el ministro, en una reunión que mantuvo el año pasado, bajo presidencia alemana de la Unión Europea, se le pidió a la Comisión Europea un plan de contingencia europeo ante una situación como la que hemos vivido. Tal y como ha asegurado, dicho plan se entregará "dentro de algunas semanas".

Por otra parte, Planas ha dicho que la cadena agroalimentaria española, junto a la de Canadá, ha tenido menores incidencias y rupturas de stock durante todo el periodo de la pandemia y la OCDE nos situaba como un modelo de referencia.

Además, Planas ha comentado que el sector agroalimentario ha sido capaz de batir récords de exportación. "De hecho, hemos alcanzado en 2020 una cifra que supera los 57.000 millones de euros, es un dato espectacular. Somos el cuarto país exportador de la UE y el octavo país exportador del mundo en alimentos y bebidas. Con un saldo en la balanza comercial favorable en el sector agroalimentario de 20.300 millones de euros, lo que nos sitúa en segundo lugar después de Holanda en el seno de la UE", ha detallado.

"Si pensamos en la España de final de los 90, nuestra balanza agroalimentaria era negativa, solo empezó a equilibrarse a principios de este siglo y, prácticamente, en 20 años hemos conseguido estas cifras récord. Este incremento no es casual, refleja el peso específico que tiene la industria agroalimentaria en el conjunto del sector industrial, con 30.500 empresas, más de medio millón de empleados y, fundamentalmente, en nuestras zonas rurales, con lo cual es un elemento de equilibrio fundamental para nuestra sociedad. También sumándole las 3.300 cooperativas, con un millón de asociados. Todo ello es el oxígeno económico y social de nuestro medio rural", ha señalado Planas.

Por ello, en su opinión, "hay que reconocer con justicia al sector agroalimentario por lo hecho, pero también por lo que puede hacer por nuestro país. Este proceso de cambio más que poner en valor nuevos procesos ha acelerado algunos que ya estaban identificados antes de marzo de 2020. Por ejemplo, la diversificación de los canales de compra. La convivencia, el mestizaje entre la compra tradicional y la digital ha venido para quedarse y ciertamente hemos adecuado unos hábitos de consumo en una adaptación creciente en este sentido que ya ha sido mencionado".

Con todo ello, el ministro ha identificado tres referencias que, a su juicio, "son claves; la digitalización; la segunda, todo lo vinculado a la innovación; y la sostenibilidad. Son tres ejes que, por parte del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, son ejes de referencia en relación con el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que constituye una de las palancas de inversión más importantes pública y también privada para el futuro inmediato que tenemos en nuestro país".

En el acto de apertura también han participado el socio responsable de la Industria Consumer de Deloitte, Fernando Pasamón, y el responsable de Banca de Empresas de Madrid y Noroeste de Ibercaja, Óscar Castellanos.

Para Pasamón, "los grupos de distribución alimentaria son de los más competitivos a nivel internacional, aunque compiten a nivel nacional. También tenemos grandes oportunidades ante nosotros. Retos como la responsabilidad ampliada del productor se va a extender a otras categorías. Los costes que esta regulación arrastra tendrían que hacer cooperar a toda la cadena de valor y hacer sistemas competitivos en costes".

No obstante, reconoció que el sector tiene retos por delante como puede ser la responsabilidad ampliada del productor que, en su opinión, "se va a extender a otras categorías. Los costes que esta regulación arrastra tendrían que hacer cooperar a toda la cadena de valor y hacer sistemas competitivos en costes".

Además, Pasamón apuntó que otro de los retos a los que se enfrenta este sector es a "reindustrializar parte de la industria que se deslocalizó en épocas pasadas". Por último, recordó que "si se simplificara la regulación autonómica se conseguirían ahorros que podrían invertirse en la cadena".

Por su parte, Óscar Castellanos ha destacado que "el sector alimentario ha revalidado su importancia en año y medio de pandemia en el que ha mostrado una notable capacidad de resistencia y de adaptación. También ha demostrado una gran capacidad de arrastre en otros sectores, como el del transporte, que ha mantenido su actividad gracias a su empuje".

Además, el directivo de Ibercaja hizo hincapié en que nos encontramos en un "momento en el que la colaboración público-privada se hace tan indispensable, tanto para superar la crisis como para acometer los cambios de futuro".

Y es que, en su opinión, "el sector de la restauración se adaptaba dando respuestas a una nueva manera de consumir de sus clientes. A pesar de esta crisis, se han presentado oportunidades que las empresas han sabido aprovechar", finalizó Castellanos.

comentarios4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

JuanSinMiedo
A Favor
En Contra

Valia....no tienen, Ingénio....aún menos, Vergüenza....no saben siquiera con que se come.

Pero la capacidad para crear "NOMBRECITOS Y ABREVIATURAS" esa.... es ejemplar.

Y es que cuando uno es un INÚTIL, trata de disfrazar sus OCURRENCIAS, con nombres complejos, acrónimos, y siglas.

Y hay un motivo.... así sus IGNORANTES VOTANTES, no se enteran de nada, y les sigen VOTANDO.

"AIIDES"..... (ASOCIACIÓN DE INCAPACES INÚTILES DESGOBERNANTES)

Si es que para esto, servimos cualquiera.

Puntuación 3
#1
Sanchinflas gate y Rat4 chepos4
A Favor
En Contra

Lo que no inventen estos, menudos hdlgp, solo les falta que nos venga la perte poscina!! jaja

Puntuación 2
#2
delgado
A Favor
En Contra

^>

Los precios de los productos alimentarios frescos en el 2020 subieron un 100%

En lo que llevamos del 2021 más de un 200%

Forzados por la brutal subida de impuestos

Y sobre todo, por la diarrea legislativa de estos dos últimos años en la cadena alimentaria, de más de 1500 nuevas leyes y normas sumadas a otras tanta que ya había

Pasaremos hambre, pero eso sí, por nuestro bien, como dirán los G... SocioComunistas

Es lo que trae el SocioComunismo

El mundo desarrollado, sobre todo la UE lleno de alimentos, que tira por Millones de toneladas, y Venezuela muerta de hambre- su población ha perdido 12 Kg de masa corporal- llena de millones de barriles de petróleo y GAS que el mundo desarrollado necesita,

Eso es lo que pasa cuando los tontos SocioComunistas intervienen el mercado

Puntuación 2
#3
Importaciones agricolas de terceros paises
A Favor
En Contra

Las importaciones agricolas de terceros paises,, y acuerdos de emigracion ,, acordadas por los politicos de turno hunden la agricultura española .,, a cambio de que en esos paises se instalen las multinacionales, electricas , grandes constructoras ,, telefonicas y bancos españoles

Puntuación 0
#4