Retail - Consumo

Los productores de vino piden ayudas directas ante la situación del sector

UAGA pide ayudas directas ante la caída de la comercialización y el aumento de costes de producción. | Foto: Europa Press
Zaragozaicon-related

Más ayudas. Es la petición que se realiza desde la organización agraria UAGA ante la situación que atraviesan los productores del sector del vino que, ya a finales de 2023, registraban unas pérdidas de 1.200 euros por hectárea.

Y la situación no ha mejorado por lo que se vuelve a incidir en la necesidad de recibir ayudas directas para poder paliar los efectos derivados del excedente almacenado, la caída en la comercialización y la subida de costes.

Estas medidas se han vuelto a solicitar al Departamento de Agricultura del Gobierno de Aragón por esas pérdidas del año pasado y la situación de crisis que vienen arrastrando desde el inicio de la pandemia con el cierre y posteriores restricciones en el sector hostelero, agravadas con la guerra de Ucrania.

Es una situación ante la que no solo desde la organización agraria se piden ayudas directas, sino que también se reclama más presupuesto para la vendimia en verde en la próxima campaña para reducir el stock en las bodegas. De este modo, se aboga por ajustar el precio al coste de la uva para que la medida sea atractiva para los viticultores y la soliciten en su mayoría y para más hectáreas que en 2023.

También se reclama la destilación de crisis con un mayor presupuesto para que las bodegas transformen el vino en alcohol y se eliminen excedentes, así como una mayor bonficación para la contratación del seguro. A estas medidas, se suma la ampliación de 5 a 8 años del plazo permitido para las autorizaciones de plantaciones. Solo así el sector considera que se podrá aliviar la presión por la subida de los costes y la merma de los ingresos por la sequía del año pasado.

Desde UAGA explican que, tras la reunión con el Gobierno de Aragón, se apoyará la cosecha en verde y la destilación de crisis. También se instará al MAPA a dotar estas medidas de más presupuesto y se abrirá la convocatoria de ayudas a las bodegas y cooperativas en situación de crisis.

De no cumplirse las peticiones y no solucionarse la situación del sector, desde UAGA no se descarta convocar acciones de protesta para conseguir el apoyo del Departamento de Agricultura a este sector.

Ayudas insuficientes

La compleja situación en el sector agrario ya llevó al Gobierno central a aprobar diferentes ayudas dirigidas a agricultores y ganaderos. Sin embargo, UAGA ha señalado que los viticultores han quedado excluidos de todas estas medidas por lo que ha incidido en la necesidad de una inyección económica para el sector del vino como, por ejemplo, la publicada por la Generalitat de Cataluña el pasado noviembre.

En esta comunidad, se puso en marcha una medida que contemplaba 450 euros por hectárea, con un tope de 40 hectáreas por agricultor profesional y de 20 hectáreas por agricultor a tiempo parcial. Estas cantidades, aunque no son la solución al problema en opinión de la organización agraria, sí supondrían un balón de oxígeno para los viticultores.

Pese a ello, desde la organización lamentan que el Gobierno de Aragón no contemple ayudas directas, sino inversiones en las bodegas y en la promoción del vino. De este modo, los productores solo tienen la opción de la línea de préstamos para agricultores y afectados por la sequía. Unas ayudas para las que está habiendo mucha demora en la tramitación y problemas en las entidades bancarias, según apuntan desde UAGA.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud