Retail - Consumo

Aragón destinará 4 millones en ayudas a municipios y particulares del ámbito de la gestión forestal

De izquierda a derecha, el director general de Medio Natural y Gestión Forestal del Ejecutivo aragonés, Diego Bayona, y el jefe de Servicio de Gestión Forestal, Miguel Ángel Ena.
Zaragoza

El Gobierno de Aragón destinará 4 millones de euros, procedentes del Mecanismo de Recuperación y Resilencia (MRR), a subvenciones destinadas a municipios y particulares en el ámbito de la gestión forestal sostenible. La orden se publicará en el Boletín Oficial de Aragón (BOA) este jueves, 29 de septiembre.

Estas ayudas están dirigidas a los propietarios de montes, que en Aragón son principalmente los ayuntamientos, aunque también podrán concurrir particulares, con el objetivo de realizar inversiones en materia de gestión sostenible para la reactivación del sector forestal, la mejora de las masas forestales y la prevención de riesgos, ha expresado este lunes en rueda de prensa el director general de Medio Natural y Gestión Forestal del Ejecutivo aragonés, Diego Bayona.

"Aragón necesita revalorizar sus montes y devolverles el papel que tienen como productores fundamentales de materias primas renovables", ha asegurado Bayona, agregando que esta premisa cumple una doble labor, obtener un valor económico que repercuta en los propietarios forestales de la comunidad y adaptar los bosque a la "compleja" situación derivada del cambio climático.

En ese sentido, el director general de Medio Natural y Gestión Forestal ha apostillado que para conseguir estos objetivos es "fundamental" que todos los actores que participan en la gestión forestal estén implicados y "conseguir potenciar desde lo público esa gestión forestal sostenible".

Sin embargo, ha opinado que este proceso "no puede hacerse únicamente desde la administración" y por ello, la línea de ayudas va dirigida a que los propietarios de los montes, que en Aragón son en su mayoría los ayuntamientos, cuenten con "las herramientas necesarias" para poner en marcha inversiones en sus masas forestales.

Ha apuntado a la importancia de ajustarse a criterios de gestión forestal sostenible, es decir, potenciando en primer lugar la planificación forestal a nivel de monte para luego ejecutar aquellas inversiones que permitan los usos que se consideren más necesarios, ya sean para aprovechamientos de madera, setas, pastos o usos recreativos.

La inversión máxima financiable será de 200.000 euros por actuación y la mínima de 30.000 euros. Son subvencionables aquellas iniciativas relacionadas con la redacción y revisión de instrumentos de gestión, los tratamientos selvícolas, el acondicionamiento de vías e infraestructuras forestales o la restauración de daños producidos por incendios, vendavales u otras catástrofes.

Criterios

Bayona ha expresado que respecto a los criterios que se tendrán en cuenta a la hora de valorar las solicitudes, existen varios grupos. En uno de ellos se encuentran los que se relacionan con la propia gestión forestal sostenible, lo que supone que los solicitantes cuenten con certificados de gestión forestal sostenible externos o instrumentos de ordenación ya redactados o bien que el propietario se comprometa a tenerlos elaborados a través de estas ayudas.

Por otra parte, se encuentra la evaluación de la actuación, ha detallado Bayona, explicando que en este caso se refieren a que estos estén vinculados con la conservación de los ecosistemas o actuaciones dentro de espacios de la Red Natura 2000.

El tercer grupo sería el que engloba a todos aquellos del ámbito de la ejecución y coherencia de la actuación. Bayona ha señalado que en este sentido "se va a primar el hecho de que las actuaciones se desarrollen en plazos lo más cortos posibles y que los solicitantes presenten un cronograma para su cumplimiento".

El cuarto grupo trata aquellas inversiones en montes de utilidad pública para la restauración medioambiental y forestal para las que se hubiera establecido mediante una norma la prioridad en el acceso a las ayudas convocadas por el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, y esto guarda relación con las subvenciones de las zonas afectadas por los incendios forestales de este verano.

Se van a priorizar a todos aquellos solicitantes que hayan hecho el esfuerzo de antemano a esta orden de haber elaborado unos instrumentos de gestión forestal, ha subrayado durante su intervención el jefe de Servicio de Gestión Forestal, Miguel Ángel Ena.

Asociacionismo

En el caso de los particulares que soliciten estas ayudas se va a tener en cuenta a aquellos que formen parte de una asociación o agrupación forestal, ya que este aspecto va a contribuir a recibir una mayor puntuación. "Queremos fomentar el asociacionismo para que sean realmente integrales", ha apostillado Ena.

El jefe de Servicio de Gestión Forestal ha incidido en que los beneficiarios de esta orden son los propietarios particulares de terrenos y las entidades locales, tanto en su versión de montes de utilidad pública como en los patrimoniales.

Las solicitudes podrán tramitarse por vía telemática, con un plazo de 20 días hábiles a contar desde el próximo viernes, 30 de septiembre, una vez publicada en el BOA la convocatoria. La adjudicación se va a llevar a cabo mediante un proceso de concurrencia competitiva.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments