Retail - Consumo

La Diputación de Teruel vuelve a emitir bonos para incentivar el consumo en el comercio rural

Zaragoza

La Diputación de Teruel (DPT) vuelve a financiar la emisión de bonos para impulsar el consumo en el comercio rural. El objetivo es impulsar el consumo en los pequeños municipios y barrios con menos de 501 habitantes mediante la aplicación de un descuento del 30% en los establecimientos únicos de comercio y hostelería.

La iniciativa, dotada con 50.000 euros, es gestionada por Cámara de Comercio de Teruel con la colaboración de Caja Rural de Teruel a través de la página web bonoscomerciorural.com.

El programa de bonos ya se puso en marcha durante el otoño del año pasado con gran aceptación. Se consumió toda la cantidad dispuesta entre los usuarios y usuarias los cerca de 30 comercios adheridos a la campaña. Este año el periodo inicial para hacer uso de los bonos comienza este martes y el periodo de canje termina el 30 de junio, con el objetivo de desestacionalizar el consumo.

El presidente de la DPT Manuel Rando, que ha firmado el convenio de colaboración con el presidente de la Cámara de Comercio de Teruel Antonio Santa Isabel para la gestión de la campaña, ha recordado que acciones como esta surgieron para ayudar a los empresarios por las consecuencias de la pandemia pero, en este caso, había "venido para quedarse".

Rando ha confirmado que los bonos volverán a aparecer en el próximo presupuesto de la Diputación de Teruel apuntando que, el año pasado, los gerentes de los comercios y multiservicios adheridos estaban "encantados". "Es una medida que sirve de ejemplo de racionalizar bien el dinero público, un revulsivo y una forma directa de ayudar a los comercios y de ayudar a la población. Y además hecho fuera de temporada", ha dicho el presidente destacando que se evita el verano porque ya hay afluencia en los pueblos y la pretensión es asegurar volumen de negocio durante la mayor parte del año.

"Solo falta una cosa", ha dicho el presidente, "que es concienciar todavía más a quienes viven en estos pueblos para que compren en sus comercios". Rando ha destacado lo importante que es para un pueblo mantener el bar o el comercio de productos de primera necesidad abierto y ha destacado la importante inversión en los multiservicios de este año, tanto a través de la subvención recibida desde el Estado con el Fondo de Recuperación de la Unión Europea, que supone casi 700.000 euros, como por la apertura de otras líneas para, por ejemplo, poner en marcha una central de compras que abarate los productos.

Por su parte, la diputada de Desarrollo Territorial María Ariño, también presente en la firma del convenio, ha señalado que los objetivos de los bonos son principalmente ayudar "a los gestores que apuestan por abrir las puertas de esos multiservicios" y, por otro lado, "incentivar a quienes viven allí a consumir en sus municipios, practicando esa economía circular con la que tanto se nos llena la boca y que hay veces que no la practicamos".

154.000 euros

El presidente de Cámara de Comercio de Teruel, Antonio Santa Isabel, ha destacado que el programa del año pasado generó 154.000 euros, "multiplicamos el impacto por tres", y ha señalado que con los bonos "hemos aprendido a empezar a digitalizar a la gente". Y es que la aplicación del proceso para la compra de bonos supone "un principio que tenemos que empezar a introducir en los pueblos porque es necesario que la gente empiece a moverse con el móvil".

Además, ha subrayado que los bonos no están limitados y que el periodo inicial de canje es apenas de un mes. "El comercio ahora mismo se mueve por impulsos", ha apuntado.

Cualquier consumidor puede adquirir bonos para gastar en este tipo de establecimientos de actividad exclusiva, fundamentalmente multiservicios rurales, así como otros comercios de productos de primera necesidad y bares únicos. En la plataforma web hay que seleccionar la localidad y el establecimiento y, una vez adquirido el bono, en el comercio presentar el DNI.

La organización puede establecer límites al consumo por establecimiento y/o cliente para garantizar un consumo más repartido.

El importe del bono es de 30 euros estando bonificado con un 30% de descuento por la Diputación de Teruel. De este modo, con cada bono el cliente solo paga 21 euros y la institución provincial financia los 9 euros restantes. No hay que gastar el bono de una sola vez. El consumidor puede canjearlo parcialmente y guardarse saldo para la siguiente visita al comercio para el que lo ha adquirido.

Además de impulsar el consumo, la campaña busca apoyar a autónomos y pequeñas empresas del medio rural. Cualquier establecimiento de las localidades menores de 501 habitantes que cumpla los requisitos puede sumarse registrándose en www.bonoscomerciorural.com/alta_comercios.

De momento la campaña arranca con una decena de establecimientos adheridos. La Cámara de Comercio de Teruel gestiona la adquisición de estos bonos, que cuentan también con la colaboración de los ayuntamientos, asociaciones y agentes de desarrollo local, como partícipes de la tarea de difusión y el apoyo necesario ante posibles dudas de compradores y comercios.

Además, Caja Rural de Teruel provee la pasarela de pagos en condiciones ventajosas y se ha comprometido a la reducción de las comisiones que se generan en todo el proceso.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin