Política

Cayetana Álvarez de Toledo sigue sonando como portavoz del Grupo Popular en el Congreso

Cayetana Álvarez de Toledo. Foto: EFE

Cayetana Álvarez de Toledo vuelve a sonar como posible nueva portavoz del Grupo Popular en el Congreso. Aunque será el líder del partido, Pablo Casado, quien anuncie quién ocupará ese cargo durante la Junta Directiva Nacional que se convocará en julio, el presidente del PP catalán, Alejandro Fernández, ha acudido a defender a la diputada por Barcelona como el perfil más óptimo para el puesto.

"Han salido varias informaciones en medios de comunicación que señalan que de los presidentes autonómicos, el que más defendería la opción Cayetana soy yo. Pues le digo que no lo desmiento", ha declarado Fernández a Europa Press al ser preguntado si considera que Álvarez de Toledo es la mejor opción para ocupar la Portavocía del PP en la Cámara Baja. 

Según Fernández, "todo el mundo sabe" lo que él piensa sobre esta cuestión, pero ha dejado claro que es una decisión que corresponde a Pablo Casado. "Yo no quiero complicar la vida a mi presidente diciéndole lo que tiene que hacer", ha apostillado.

La petición de los presos del prócés de JxCat al partido de  abstenerse para facilitar la investidura de Pedro Sánchez, opción que rechazan otros cargos afines a Carles Puigdemont, es para Fernández signo de que esta situación evidencia el "divorcio y ruptura de las relaciones entre los presos separatistas y los fugados de la Justicia, en esencial, el fugado de la justicia Puigdemont y su emisario en el Palau de la Generalitat, que es Quim Torra". Sin embargo, ha recordado que en el pasado también hubo momentos de división en el independentismo pero "luego cuando llegaron las curvas decisivas de la unilateralidad" se volvieron a poner de acuerdo. "Por tanto, no me haría muchas ilusiones con este tipo de mensajes".

El PP no se abstendrá

El presidente del PP catalán ha rechazado que su partido pueda abstenerse para facilitar la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno porque "ha dado una serie de pasos que ya son irreversibles" y que "son los acuerdos con Bildu". Según declaró a Europa Press, afectan a la "propia naturaleza democrática del sistema y eso ya no tiene marcha atrás".

En este punto, ha recriminado al Ejecutivo socialista su "blanqueamiento" de Bildu, un hecho que ha calificado de "inaceptable" y que "ya impide cualquier tipo de colaboración". "Y evidentemente, con lo sucedido en Navarra, ya no estamos hablando solo de declaraciones de blanqueamiento sino que estamos hablando de la normalización institucional del brazo político de ETA", ha resaltado.

Ante las voces del PP que sí defienden una posible abstención en la investidura pero poniendo una serie de condiciones, ha señalado que él habría estado "a favor de plantearlas y analizarlas antes de lo ocurrido con Bildu", pero ahora no lo ve posible porque "el daño de ese acuerdo ya está hecho y no es reversible".

En este sentido, ha indicado que "se tendría que producir una rectificación que ahora a corto plazo ya no se puede producir". "Evidentemente no me corresponde a mi tomar la decisión sobre la posición del PP en la investidura, pero me ha preguntado mi opinión y yo se la doy", ha puntualizado.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0