Política

Íñigo Henríquez de Luna deja su acta de concejal y se da de baja en el PP de Madrid

  • "Me comunican que no doy el perfil del nuevo PP", ha señalado
  • Fue mano derecha de Aguirre en la Asamblea y en el Ayuntamiento
El concejal del PP en el Ayuntamiento de Madrid Íñigo Henríquez de Luna. Foto: EFE

El concejal del PP en el Ayuntamiento de Madrid Íñigo Henríquez de Luna, que fue mano derecha de Esperanza Aguirre hasta que esta dimitió en 2017, ha anunciado este lunes que deja su acta de concejal y se da de baja en el partido.

"Tras una vida defendiendo las ideas en las que creo, me comunican que no doy el perfil del nuevo PP", señala en su cuenta de Twitter. "Por respeto a los madrileños, coherencia y dignidad he decidido dejar mi acta de concejal y darme de baja. Renuncio a unas siglas donde no me quieren, pero no a mis principios", concluye.

Henríquez de Luna fue mano derecha de Esperanza Aguirre, tanto como portavoz del Grupo Popular en la Asamblea de Madrid en 2011-2015 como cuando ocupó el número dos de la lista de Aguirre al Ayuntamiento de Madrid en las pasadas elecciones.

Conocido como un hombre conciliador y dialogante, algo que reconocen incluso sus rivales, Aguirre lo aupó al puesto más destacado de su candidatura municipal en 2015 y le dio las riendas de la campaña electoral del PP en aquellos comicios.

Sin embargo, en abril de 2017 tras la dimisión de Aguirre a raíz de la imputación de Ignacio González en el caso Lezo, el grupo municipal del PP eligió al número tres de la lista, José Luis Martínez-Almeida, para ocupar la portavocía tras una votación interna en la que Almeida obtuvo 10 votos a favor de los 20 ediles del grupo, frente a ocho votos de Henríquez de Luna.

Nacido en Madrid en 1964, Henríquez de Luna se afilió a las Nuevas Generaciones del PP en 1983. Es abogado y asesor fiscal y antes de ser portavoz en la Asamblea pasó por diferentes puestos de responsabilidad en los distritos madrileños de Latina, Salamanca y Chamartín.

Séptima baja del PP en el Ayuntamiento

La marcha de Íñigo Henríquez de Luna del Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento de Madrid es ya la séptima que se produce en la formación en lo que va de legislatura, siendo así la bancada que más cambios ha sufrido en este periodo. La 'popular' Gema Sanz sería quien ocupara el puesto de Luna.

La última marcha hasta el momento había sido la de la que fuera portavoz del Grupo Municipal Popular, Esperanza Aguirre, que fue sustituida por Luis Miguel Boto, el número 27 de la lista con la que el PP concurrió a las pasadas elecciones.

Antes también habían dejado su acta Borja Fanjul, Borja Carabante, José María Rotellar y Pablo Cavero. También dejó el Grupo la concejala Alicia Delibes, quien decidió retornar a la Comunidad de Madrid, donde durante años se ha dedicado a la materia de Educación como viceconsejera.

Críticas de Martínez-Almeida

El propio Martínez-Almeida, actual candidato del PP al consistorio de la capital, ha criticado a Henríquez de Luna por despedirse a través de las redes sociales.

Ha apuntado que "quizás no es la mejor forma despedirse por las redes sociales" y ha apuntado que "la propia trayectoria de Íñigo en el Partido Popular merecía una despedida por su parte que no se limitara simplemente a un tweet en las redes sociales o a que el resto de sus compañeros, porque yo me considero compañero de Iñigo Henríquez de Luna, nos hayamos enterado por Twitter".

Con todo, Martínez-Almeida ha agradecido los años de trabajo de Henríquez de Luna, al considerar que "ha hecho un buen trabajo en el ámbito del Partido Popular y en los diferentes puestos que ha ocupado".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

A Favor
En Contra

Es que en la derecha no se puede ser dialogante, hay que ser violento.

Puntuación 0
#1