Política

Una observadora internacional del 1-O asegura que Diplocat pagó sus honorarios por "transferencia bancaria"

  • Helena Catt afirma que su trabajo fue remunerado con 8.000 euros
La observadora internacional neozelandesa Helena Catt. Captura: TS

La observadora internacional neozelandesa Helena Catt, que firmó un informe sobre el procés, aseguró este miércoles en el juicio sobre el 1-O que fue contratada por Diplocat y que fue este órgano el que pagó sus honorarios mediante "transferencia bancaria". Afirmó que su trabajo fue remunerado con 8.000 euros y también se le pagó la estancia y dietas. Según sus datos, "todos (los miembros de su grupo) recibimos la misma remuneración semanal". En Directo | Última hora y reacciones del juicio al procés en Cataluña.

A preguntas de Vox, dio el dato del montante de sus honorarios y aseguró desconocer la cantidad total que pagó Diplocat porque los otros miembros de su equipo facturaron de manera independiente. Su contacto para acordar el salario con Diplocat fue Rosa Navarro.

Helena Catt indicó que en la época del procés su única ocupación laboral fue la de coordinar un equipo de observadores internacionales. Es doctorada en la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda) en Políticas e Historia y es máster por la London School of Economics.

Preguntada por la cantidad total que cobró, no supo dar una cifra concreta puesto que además de facturar sus servicios, le pagaron los gastos de alojamiento y manutención. La fiscal Consuelo Madrigal le preguntó por el hotel de Barcelona en el que estuvo alojada. "El 22", dijo Catt, probablemente en alusión al Hotel 22@, situado en el distrito tecnológico de Barcelona (según la web del hotel la habitación cuesta 116 euros).

Pagos en octubre de 2017

Más adelante, la abogada Judit Gené preguntó si esos honorarios se fueron cobrando hasta enero de 2018, es decir, cuando el artículo 155 de la Constitución ya estaba en vigor. "No tengo constancia de ello, a mí me pagaron en octubre, creo que me habría enterado si me hubieran pagado tarde. Por lo que yo sé se pagó todo y si no se hubiera pagado (los miembros del equipo) me habrían contactado y se habrían quejado", respondió.

Relató que "en octubre del 2017 estaba contratada junto a un equipo internacional de expertos por Diplocat". Ella era la encargada de dirigir el equipo. Llegó a Cataluña el 4 de septiembre y estuvo hasta el 6 de octubre.

Catt explicó que su trabajo consistió en coordinar el equipo de expertos para la investigación y garantizar la entrega de un informe a tiempo. Esas conclusiones se entregaron una semana más tarde de la fecha prevista, en concreto el 6 de octubre, una vez que ella ya estaba en Escocia.

La fiscal Consuelo Madrigal preguntó a la testigo si se reunió con representantes públicos para elaborar ese informe. Pese a reconocer que sí hubo reuniones dijo no tener "una lista" de sus interlocutores. En la jornada del 1-O sólo estuvo presente en un colegio porque se dedicó sobre todo a coordinar a su equipo desde una oficina. En el centro de votación "vi cómo se abrían las urnas y se contaban los votos de acuerdo con el procedimiento de la administración electoral y el acuerdo entre la gente que hacía el recuento y la proclamación de los resultados".

Según explicó, Diplocat "no nos contrató para hacer un informe del referéndum, fuimos contratados para realizar un informe de investigación para estudiar todo el contexto de lo que estaba sucediendo y como el referéndum aconteció en ese tiempo lo incluimos en nuestro informe". Para su confección uno de los miembros del equipo que lideraba Catt analizaba la cobertura mediática y el resto "fueron enviados a colegios electorales".

Indicaciones desde la Generalitat

La testigo aseguró que estuvo en "sesiones de información" lideradas supuestamente por responsables vinculados a la Generalitat en las que "estuvieron presentes otros grupos de observadores". Explicó que se reunió con personas de distintos departamentos de la Generalitat aunque, dijo, "no tengo lista de los nombres, fui a las sesiones de información a las que me pidieron asistir funcionarios de la Generalitat".

En ese momento, la fiscal preguntó: "¿Dirigieron su trabajo desde la Generalitat?". "Sí", respondió Catt que además insistió en que "sólo" se entrevistó con "la gente que pidió verme a mí". La abogada del Estado insistió en preguntar por los cargos con los que se reunió durante su estancia en Cataluña: "No sé lo que hacían más allá del referéndum, se nos presentaron como gente que nos daba información sobre lo que pasaba en el referéndum", aseguró.

Catt explicó que fue "Monitors@" quien contactó con ella para realizar el trabajo. Una vez se convocó el referéndum, se creó una web y a partir de ahí "nos comunicábamos a través de un correo electrónico monitors@", explicó. Lo que no supo decir es quien la nombró jefa del grupo de observadores: "No recuerdo quién me nombró, creo que John o el Diplocat".

El informe final de la tarea realizada "lo mandé por email a Rosa Navarro". No recibió ninguna aprobación por parte de Diplocat al finalizar el informe porque tenían acordada la independencia de su trabajo y no tenían capacidad para supervisarlo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin