Política

El PDeCAT lleva a votación en el Congreso la supresión de la Audiencia Nacional

  • Considera al órgano un sucesor de los tribunales del franquismo
Foto: EFE

El PDeCAT someterá a votación el jueves en el Pleno del Congreso la supresión de la Audiencia Nacional, a la que considera un tribunal más bien "político", sucesor, llega a decir, de los tribunales franquistas y de la Inquisición, y cuya existencia cree que no tiene sentido tras la desaparición de la banda terrorista ETA.

Así se recoge en una de las propuestas de resolución que los independentistas catalanes han presentado en el Congreso a la Memoria sobre el estado, funcionamiento y actividades del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) correspondiente al año 2016 y que se votarán en la sesión plenaria.

En concreto, el PDeCAT quiere que el Congreso inste al órgano de gobierno de los jueces a que se posicione a favor de la supresión de la Audiencia Nacional porque cree que, en las circunstancias actuales, tras el fin de la lucha armada de ETA, está "más cerca" de ser un tribunal "político" que un tribunal del Estado de Derecho.

Algo propio de la "Inquisición"

Es más, la antigua Convergència señala que "a veces" la Audiencia Nacional lleva adelante una labor "continuadora" de "las funciones de los antiguos tribunales de orden público, de inquisición", según reza el texto registrado.

La Audiencia Nacional, creada en 1977, es un tribunal con jurisdicción en todo el territorio nacional y que centraliza la investigación de delitos especialmente graves establecidos por ley como el terrorismo, el narcotráfico a gran escala, los delitos de la Corona o la delincuencia organizada cuyo ámbito de actuación sobrepasa a una comunidad autónoma.

Por eso viene investigando todos los casos de terrorismo, tanto de ETA como de corte yihadista, la actividad de las grandes redes de narcotráfico, delitos económicos que causan grave perjuicio a la economía nacional como Banesto o Bankia, y tramas de corrupción muy ramificadas como el caso Gürtel o las actividades del clan Pujol.

En relación con Cataluña, y mientras el Tribunal Supremo se ha ocupado de la investigación de los aforados por el referéndum ilegal del 1 de octubre, la juez Carmen Lamela de la Audiencia Nacional se ha encargado de la causa que afectaba a los funcionarios y ha acabado procesando por sedición, entre otros, al exjefe de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero.

comentariosforum4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Paco
A Favor
En Contra

¡Que entreguen las togas y se disuelvan!

Puntuación -5
#1
Estáis acabados paletos
A Favor
En Contra

Y yo quiero un coche y un piso en la playa y también que metan el la cárcel a todos estos nazis apesebrados con dinero presuntamente extranjero, amén del que nos quitan en los impuestos a los demás para mantenerlos a ellos.

Puntuación 2
#2
AROUND THE WORLD
A Favor
En Contra

Los perceptores del PER-CATALAN siguen en sus trece para poder seguir percibiendo sus mamandurrias.

Puntuación 2
#3
JonS
A Favor
En Contra

La Audiencia Nacional fue, ha sido y es un tribunal franquista, digno sucesor de tristemente célebre Tribunal de Orden Público, TOP, franquista, cuyo presidente fue, si no recuerdo mal, Mateu Canovés, después reciclado a "demócrata" (qué vergüenza !) en la recién creada Audiencia Nacional y muerto en atentado de ETA poco después. De hecho inmediatamente de la disolución del TOP se crea la Audiencia Nacional, pasando a esta última, sin ningún tipo de depuración, personajes tan siniestros como el ya citado Mateu Canovés. Esto da una idea del fraude de lo que fue la llamada "modélica Transición a la Democracia". La Audiencia Nacional, por su carácter no democrático, profundamente franquista, debía haber desaparecido (mejor todavía, no haber sido creada) con ETA o sin ETA. El problema es que, parece que ahora que les toca a ellos, por los encarcelamientos de los presos políticos catalanes, se entera el PdeCat. Too late, my dears !. Los vascos ya nos habíamos enterado mucho antes por la existencia de tantos presos políticos vascos, de torturados, etc. que pasaron antes por esa misma Audiencia Nacional. Ha sido, entre otras cosas, la existencia de esa Audiencia Nacional, la que hace inhomologable a la llamada "Justicia" (?) española en Europa, como se ha visto recientemente con los casos Puigdemon y Valtony en Bélgica y Alemania.

Puntuación -2
#4