Política

Ferraz recoge el guante de Moncloa en la política de pactos

  • Negocia con el Gobierno recambios en justicia, RTVE y el supervisor bancario
Pedro Sánchez. Foto: Efe

Los últimos guiños entre Moncloa y Ferraz evidencian que el acercamiento entre el PP y el PSOE va mucho más allá del 155. El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, recogió ayer el guante de Mariano Rajoy y confirmó la disponibilidad de los socialistas a dialogar con el Ejecutivo. En concreto, Sánchez admitió ayer que su formación buscará un acuerdo con el Gobierno para pactar la renovación de la cúpula del Banco de España y la renovación del Consejo General del Poder Judicial, así como la renovación de la dirección de RTVE.

En el primer asunto, el relevo de Luis María Linde al frente del supervisor bancario, dejaría sin efecto la propuesta de Ciudadanos de someter los nombramientos del gobernador y del subgobernador a un informe previo a cargo de un nuevo organismo: la Comisión Independiente de Nombramientos del Estado, un organismo que todavía no ha visto la luz.

Si esta misma semana el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aseguraba en un Ágora organizado por el elEconomista que la intención del Gobierno es pactar con el PSOE la reforma de la financiación autonómica, el pacto de las pensiones y el diseño de nuevos tributos destinados a sufragar los gastos de la Seguridad Social, ayer el líder socialista recogía el guante del diálogo. "El PSOE es un partido de Gobierno", insistió en una entrevista en televisión.

Fuentes cercanas tanto a Mariano Rajoy como a Pedro Sánchez coinciden en el interés de ambos líderes en demostrar que los dos partidos tradicionales son más útiles para los grandes asuntos y reformas pendientes que las nuevas formaciones. Sobre todo ahora, con Ciudadanos liderando muchos sondeos y arañando votos a izquierda y derecha, como apuntó la última encuesta electora del CIS. Los sondeos sitúan a la formación de Albert Rivera con opciones de disputar la victoria electoral a cualquiera de los dos grandes partidos en las próximas elecciones generales. Más cerca están las citas electorales locales, autonómicas y europeas, que se celebrarán en la primavera de 2019.

Rajoy y Sánchez mantuvieron a principios de año una conversación en la que convinieron abrir una negociación sobre la financiación autonómica y la política del agua para demostrar la utilidad del PP y del PSOE.

Semanas después, el acercamiento entre las dos formaciones se profundizó con un encuentro privado entre sus números dos, el popular Fernando Martínez Maíllo y el socialista José Luis Ábalos. Hoy, desde ambos partidos se admite una rebaja de la tensión y un frente común para desactivar el avance electoral de Ciudadanos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin