Política

El PP se guarda la baza de un candidato potente para la Comunidad de Madrid

  • Génova abre la puerta grande a García-Escudero y Casado en Madrid
El presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido. Foto: EFE

Deshojada la margarita. La dirección nacional del PP se decantó finalmente ayer por el consejero de la presidencia y portavoz del Gobierno, Ángel Garrido, para sustituir hasta mayo de 2019 a Cristina Cifuentes en la presidencia de la Comunidad de Madrid. Garrido descarta ser el candidato del PP en las autonómicas de 2019.

José Manuel Villegas, número dos de Ciudadanos, conoció de manera inmediata la decisión de Génova, decisión que respaldó según trasladó ayer a los medios el coordinador general del PP, Fernando Martínez Maíllo. Pero la designación de Garrido no era la única novedad. Acelerando los tiempos, se dio a conocer la composición de una peculiar gestora, que a partir de ahora y hasta el próximo congreso, dirigirá los destinos del PP de Madrid, con Cristina Cifuentes ya fuera del partido.

Para tal menester, la dirección nacional ha confiado la presidencia del PP de Madrid al presidente del Senado, Pío García-Escudero y la Secretaría General a un hombre de la casa, Juan Carlos Vera. Además, adelantó que en breve se incorporarán nombres relevantes en otros puestos destacados de la formación regional, confirmando que Pablo Casado tendrá un papel destacado donde quiera, incluyendo con esa afirmación un hueco primordial en las listas, bien autonómicas o municipales.

Sin querer entrar en la nominación de candidatos -sobre todo para las grandes ciudades y algunas autonomías, una actuación que el PP quiere pensarse a conciencia- ésta es muy probable que se retrase hasta el mes de septiembre. No obstante, Maíllo reconoce que serán nombres potentes, sin negar del todo si entre los alcaldables o presidenciables habrá actuales ministros del Gabinete de Mariano Rajoy.

Lo que sí ponderó el partido es que nombres como el de Pío García-Escudero eran "suficientemente potentes" como para rivalizar con ministros, abriendo así la puerta grande a este experimentado político, hombre de confianza del presidente, que tiene en su haber ser el senador más votado de toda España.

En el caso de Casado, la organización nacional asevera que tendrá hueco dónde quiera, tanto en la nueva composición del PP, como en las listas municipales y autonómicas, por lo que un tándem Casado-García-Escudero gana enteros de cara a la cita electoral de 2019.

A propósito de Garrido, cuya investidura se celebrará el 17 o el 18 de mayo, Maíllo ponderó sus cualidades como político, distinguió su capacidad y su proyecto, desligándole de las cuestiones personales que han obligado a Cifuentes a retirarse de la política. Asimismo, el PP prevé que la expresidenta renuncie a su acta en cuestión de horas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud