Política

Iglesias apuesta que Sánchez subirá el SMI en un mes, a pesar de Calviño

  • Podemos cree que el presidente quiere hacer el anuncio de nueve euros
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

A pesar de que en el penúltimo Consejo de Ministros del año, el Gobierno dio luz verde al decreto antidesahucios, con prohibición del corte de suministros incluido, en Unidas Podemos queda el resquemor de no haber logrado todavía la subida del Salario Mínimo Profesional.

Con las encuestas en contra, y con el ala económica del Ejecutivo, menos el Ministerio de Trabajo, radicalmente en contra de una subida del SMI en estos momentos, en Unidas Podemos no dan por perdida esa batalla. Es más, no descartan un incremento mínimo de 9 euros al mes, como el 0,9% de subida salarial de funcionarios y de pensiones, y que éste legue antes de Reyes a los hogares de estos trabajadores que no cuentan con convenio colectivo.

Pero en esta ocasión, contemplan una posibilidad nueva añadida, y es que sea Pedro Sánchez el que venda ese incremento, y se ponga la medalla de una medida más que polémica, que ha enfrentado de nuevo a Unidas Podemos con el Partido Socialista, en el seno del Ejecutivo.

En la formación morada comparten la opinión de que Sánchez se ha empezado a cansar de que siempre sea Pablo Iglesias quien venda a la opinión pública medidas como el Ingreso Mínimo Vital, o la prohibición de desahucios. Y esta es la razón por la que piensan que el Gobierno ha puesto el pie en el freno de los ministros morados, para impedir otro anuncio más.

Por eso, en el entorno de Iglesias se da por hecho que Sánchez cederá y la subida del SMI saldrá, bien en este último Consejo de Ministros, bien en los primeros de 2021.

Este jueves, las ministras de Hacienda y de Economía, María Jesús Montero y Nadia Calviño, dibujaban un horizonte algo más lejano, centrando la fecha a mediados de año, en cualquier caso, una vez pasada la fecha de finalización del estado de alarma, previsto inicialmente para el 9 de mayo.

Entretanto, en Podemos siguen sin flaquear su argumentario, recordando que la subida del SMI está en la agenda de compromisos del Gobierno de coalición. A ese respecto, Montero subrayó esta semana, que en tiempos de descalabro económico, lo más inteligente es lograr un equilibrio entre los compromisos del Gobierno y la no destrucción de empleo, que es una de las consecuencias que señalan los empresarios, mientras los sindicatos se alinean en la posición de Unidas Podemos, aunque demandando subidas todavía más elevadas.

Por su parte, la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, y en respuesta a las tiranteces que hay entre podemitas y socialistas dentro del Gobierno, declaró esta semana que no entraba a juzgar "algunos comportamientos que a lo mejor son más afán de protagonismo o cuestiones personales".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud