Política

El Gobierno rebajará el delito de sedición con penas que no superen los 5 años, en línea con Europa

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo.

La anunciada reforma del delito sedición por el Gobierno, con el objetivo de armonizar" el Código Penal español con el de otros países europeos, en palabras del propio ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, podría suponer una rebaja de las penas actuales asimilando ese delito a conductas de resistencia grave castigadas en otros países con no más de cinco años de cárcel.

Fuentes gubernamentales consultadas por Europa Press argumentan que la sedición es un delito que no encuentra fácilmente un equivalente en los ordenamientos europeos, algo que no ocurre con la rebelión, que si bien no se denomina con este término en otros códigos si puede compararse más fácilmente con otras conductas gravemente penadas como "alta traición" en Alemania o delitos contra la República o la integridad del territorio nacional en Francia.

Pese a que se prevé reformar ambos delitos, la atención se centra especialmente en el de sedición porque es por el que fueron condenados por el Tribunal Supremo los líderes independentistas en el juicio por el "procés' en Cataluña.

Además, si la pena prevista se rebaja la reforma tendrá consecuencias en el cumplimiento de las condenas ya impuestas al exvicepresident Oriol Junqueras y al resto de condenados, al aplicarse la retroactividad de la norma en beneficio del reo.

Por ello cobra especial importancia en este punto el derecho comparado respecto de la sedición, que según fuentes jurídicas consultadas por Europa Press lleva a valorar las medidas que en otros códigos se imponen respecto a conductas similares como los de resistencia grave, para los que señalan penas de prisión que van desde los 8 años (únicamente en Portugal) hasta condenas que no superan los 5 de cárcel en la mayoría de los Estados, llegando a los 6 meses en sus límites más bajos.

Actualmente, este delito se regula en el artículo 544 del Código Penal, que señala que son reos de sedición los que, "sin estar comprendidos en el delito de rebelión, se alcen pública y tumultuariamente para impedir, por la fuerza o fuera de las vías legales, la aplicación de las Leyes o a cualquier autoridad, corporación oficial o funcionario público, el legítimo ejercicio de sus funciones o el cumplimiento de sus acuerdos, o de las resoluciones administrativas o judiciales".

Las penas previstas van desde los 10 a 15 años en el caso de que los cometan autoridades mientras que para el resto, los que hayan "inducido, sostenido dirigido la sedición o aparecieren en ella como sus principales autores, serán castigados con la pena de prisión de ocho a diez años.

Por ello se está planteado comparar la sedición -un término decimonónico que se viene arrastrando desde el Código Penal de 1822- con delitos regulados en otros países para sancionar conductas de alteración de paz pública o uso de intimidación para impedir que una autoridad política o funcionario público cumpla con sus funciones, según fuentes jurídicas y universitarias consultadas.

Armonización con el resto de Europa

En todos estos casos existe una diferencia fundamental con la regulación española de la sedición, ya que en todos ellos se habla de empleo de violencia o intimidación para lograr la alteración de la citada paz pública y, aún así, las penas previstas son más bajas que en España.

En Italia existen los delitos de resistencia regulados en sus artículos 336 y 337 del Código Penal italiano que castigan con penas de entre 6 meses y cinco años de cárcel, según la gravedad de la conducta; mientras que en Alemania el artículo 113 de su Código pena la resistencia y los desórdenes públicos para los que se usa violencia con 3 años de cárcel o multa. Se trata de las condenas más bajas, sin tener en cuenta ningún agravante.

En este mismo análisis sin agravantes estaría Suiza, donde los delitos contra el Estado o la Constitución son de menos de un año, pero la resistencia grave se pena en el artículo 285 de su Código Penal con 3 años incluso si se producen con alzamiento.

Las penas más elevadas las prevé el Código portugués, con penas de entre 1 y 8 años de cárcel por resistencia en el artículo 333 y de hasta 3 años en el 334 en caso de algarada para perturbar el funcionamiento constitucional.

En Francia, el delito equivalente de resistencia se regula en los artículos 433 al 426 de su código con prisión de 2 años de multa que subiría a 3 años si el delito se comete en grupo; mientras que en Bélgica esta pena es de hasta 5 años en grupo y se rebaja a entre 3 meses y 2 años si no se da esta circunstancia, según al artículo 269 de su ordenamiento penal.

Esta comparativa permite concluir, según las mismas fuentes, que los comportamientos sediciosos en España, pese a no requerir violencia, conllevan penas mucho más altas que en países de nuestro entorno, a lo que se une la "vaporosa" y ambigua redacción del artículo, que ha quedado obsoleta.

La reforma, señalan, debería ir dirigida a mejorar la definición del tipo y adecuar la pena, lo que evitaría además lo que los juristas llaman "efecto desaliento", que se da cuando un precepto define de forma muy deficiente la conducta a castigar y la asocia a la vez a penas elevadas, ya que ello afecta al ejercicio de derechos fundamentales y es propio de países autoritarios.

El delito de rebelión contempla penas mayores en muchos países

En cuanto a la rebelión, la identificación con las penas para este tipo de conductas contra el orden constitucional en otros países es más sencilla de realizar. El Código Penal francés castiga "el hecho de cometer uno o varios actos de violencia susceptibles de poner en peligro las instituciones de la República o de atentar contra la integridad del territorio nacional" con treinta años de cárcel y una multa de 450.000 euros.

Por su parte, la legislación portuguesa contempla penas de entre 10 y 20 años de prisión para "aquel que intente separarse de la madre patria", trate de someter a soberanía extranjera el territorio portugués, o ponga en peligro la independencia del país. En el caso de Alemania, un delito de Alta Traición a la Federación con violencia puede llegar a ser castigado "de por vida".

Al igual que ocurre en Canadá para cualquier persona que "utilice la fuerza o la violencia con el propósito. El delito de "rebelión contra la autoridad de los Estados Unidos o sus leyes" está penado con un máximo de diez años de cárcel y la inhabilitación para ejercer cargos públicos, mientras que el máximo castigo para las personas que "conspiren para derrocar al Gobierno de Estados Unidos" no será superior a 20 años de cárcel.

comentarios14WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 14

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

En línea con Europa
A Favor
En Contra

Van a ilegalizar a los partidos comunistas y nazis? Léase Potemos, ERC y Bildu?

Puntuación 27
#1
Es Justo
A Favor
En Contra

Por qué no se recortan ellos y a sus familiares el cuello, igual así nos hacen un favor a todos

Puntuación 19
#2
Asies
A Favor
En Contra

Por sedición, por lo que és realmente hasta 5 años lo veo correcto.

Pero otro lado habría que hacer algo para los que quieran alterar el orden institucional por cualquier forma (violenta o no) saltandose toda normativa. Por ejemplo, golpes de estado de forma política.

Si no ponemos límites a nuestros políticos podríamos acabar como Venezuela o Kazajistán. Alli todo funciona "democraticamente"

Puntuación 15
#3
Usuario validado en Google+
Manuel Ortega
A Favor
En Contra

Y porque habria que rebajarlo ? A quien le interesa esa rebaja?

Puntuación 21
#4
Fernando
A Favor
En Contra

Pena de personaje ¿sabe leer ?toda España sabe que fue una rebelión GOLPISTA de los Fascista Catalanes , los mismo que mandan en el gobierno junto con la ETA . No tenéis VERGUENZA, cuando se jura un cargo se cumple con la constitución y si no eres un traidor

Puntuación 11
#5
Usuario validado en elEconomista.es
pvallejuelo
A Favor
En Contra

En línea con Europa dice? solo se lo cree el y sus compañeros de desgobierno, a las órdenes de los independentistas es a lo que están.

Puntuación 13
#6
........
A Favor
En Contra

Este merluzo consorte que tenemos de ministro ( quién se lo iba a decir ) es igual de radical que su partenaire independentista y del impresentable que supuestamente le paga; aunque en realidad somos tod@s l@s paganinis quienes le pagamos. Tenemos un ministro mediocre, vendido al poder y dispuesto a todo lo que vaya en contra de España y de todos los que nunca vamos a comulgar con ellos ni con sus tropelías.

Puntuación 9
#7
A
A Favor
En Contra

A cambio amplia los delitos de los no políticos. Más dictadura de la democracia, si es mayoría no es delito. VIVA ETA, el único que ha salvado vidas en España, matando políticos cobardes que dan a la minoría por no decir la ley, que ellos escriben, a sus votantes.

Puntuación -7
#8
pepecano
A Favor
En Contra

Esperemos creen el de apologia del fascismo y del odio a la diferencia en línea con los paises europeos que sufrieron el fascismo , con lo que ya se podria juzgar y eliminar fundaciones y partidos de la ultraderecha,

Puntuación -7
#9
-
A Favor
En Contra

El ultimo golpe de estado español, fue el 18 de julio de 1936, el ultimo intento el 23 de febrero de 1981 y todos los que estaban de acuerdo con los intentos y fraguagos, son los que pretenden dar lecciones de golpismo a los catalanes; experiencia no les falta.

Puntuación -2
#10
Tomás
A Favor
En Contra

La pena máxima por sedición contra el Estado tendría que estar en 15 años y la mínima en 13.

Y para la rebelión contra el Estado, para los instigadores y ejecutores sin armas o que participe fuerza armada incluídas FCS, la máxima de 18 años y la mínima de 15 y si es con armas y o algaradas callejeras la máxima de 20 años y prisión permanente revisable. Habrá que adecuar la redacción de ambos delitos a tiempos actuales pero las penas no tienen que ir en consonancia a las de los paises de nuestro entorno, deben de ser penas duras y ejemplarizantes para aquellos que se alzan contra España y su integridad territorial.

Puntuación 4
#11
LAS VERDADES DUELEN
A Favor
En Contra

Noticias como esta es uno de los motivos de por qué muchos estudiantes de Derecho abandonan la carrera en cuanto un profesor les habla del Código Penal español.

En septiembre del 2003, todos los estudiantes de Derecho, de toda España, tuvieron que comprarse un nuevo Código Penal español, ya que, en la nueva edición, aparecía la mi.er.da esa de la "violencia de género" (sic), anteriormente no contemplada.

A pesar de diferentes modificaciones que ha habido a lo largo de los últimos años, el Código Penal español sigue siendo el del año 1995.

Esto es un cachondeo. Esto lo hace el PSOE, junto con Unidas Podemos, por puro electoralismo.

El Gobierno no es nadie para rebajar los años de prisión de ningún delito. ¿Dónde está la separación de poderes?

Esto es lo pasa cuando dejas que los caca-lufos utilicen la lengua catalana como excusa para imponer una República Caca-lufa.

Porque el problema no es la lengua catalana. En Cataluña (España) tienes derecho a hablar en catalán o en español. El problema es la prohibición de la lengua española en Cataluña (España).

"Aspanyaensroba", dicen los muy caca-lufos. Lo que pasa es que necesitan mucho dinero para mantener todas las embajadas caca-lufas que tienen repartidas por todos los países del mundo.

Puntuación 9
#12
LAS VERDADES DUELEN
A Favor
En Contra

"El Gobierno obligará a las pescaderías a vender las gambas sin cabezas esta Navidad".

Fuente:

https://www.cabronews.com/el-gobierno-obligara-a-las-pescaderias-a-vender-las-gambas-sin-cabezas-esta-navidad/

Puntuación 6
#13
la sedicion s un derecho democratico
A Favor
En Contra

cuando no existe democracia hay que divorciarse del estado. no me vacunaré porque el virus se propaga por saliva aun cuando no mate al que resista, el covid19 proliferara y sera peor, tampoco hay que hacerse vacunar por quienes han dejado morir millones de contagiados por cornavirus

Puntuación 0
#14