Política

Cristina Narbona: "ERC antepondrá el sentido común y habrá Presupuestos"

  • "El PSOE hará todo lo posible para que se mantenga la unidad de España"
  • "Nadie ha planteado la dimisión del ministro Ábalos, nadie"

La entrevista se realiza en su despacho del Senado, un lugar amplio, sobrio y antiguo donde su único toque personal ha sido quitar unas viejas cortinas de terciopelo "para que entre la luz" y poner dos grandes plantas "porque si no veo algo verde me falta algo". Cristina Narbona (Madrid, 1951) es amable, educada, profundamente de izquierdas y de firmes convicciones que no necesita alzar la voz para hacerse oír. Tiene un discurso que enlaza con la socialdemocracia clásica, donde las palabras diálogo y consenso son imprescindibles y es una gran conversadora.

En su presencia es imposible no recordar que es la segunda mujer presidenta del PSOE en toda la historia del partido, ministra de Medio Ambiente con Zapatero, ecologista de larga trayectoria y una de las artífices del documento Por una Nueva Socialdemocracia con el que Pedro Sánchez concurrió y ganó las primarias. Para ella la lealtad siempre ha tenido premio y es sin duda una de las mujeres más respetadas y querida del partido del puño y la rosa.

Ahora como vicepresidenta primera del Senado y portavoz de la Mesa ha puesto su empeño no solo en cambiar el reglamento, sino en cumplir la vieja aspiración de convertirlo en una verdadera Cámara de representación territorial, donde consolidar el modelo autonómico. Dice que las elecciones catalanas no tienen por qué impedir el entendimiento del Gobierno con ERC, insiste en que Ábalos evitó un incidente diplomático, asegura que nadie en el PSOE está "mercadeando" con el Código Penal y que el futuro de Susana Díaz lo decidirán los militantes. Cree que la legislatura durará cuatro años y augura una rapidísima legalización de la eutanasia.

¿El anuncio de Torra de convocar elecciones en diferido puede influir en la gobernabilidad de España?

No tiene por qué. El Gobierno está comprometido a impulsar un proceso de diálogo dentro de la legalidad con ERC, y su interlocutor fue ERC, no JxCat. Ese diálogo es la única vía para ir superando la situación complejísima de Cataluña, y tiene que llevarse a cabo respetando la legalidad y el marco constitucional. Hay que buscar las vías para que se vaya reduciendo el sentimiento de rechazo a España que se ha producido en los últimos años. En ese sentido yo creo que se puede garantizar la gobernabilidad de nuestro país.

Tal vez ERC hable de diálogo, pero Junqueras, en el 'Parlament', insistió en el derecho a decidir, la república y el independentismo...

Creo que hay que diferenciar las palabras y los hechos. Y los hechos de este último periodo por parte de ERC se van ajustando a la legalidad, y eso hay que ponerlo en valor. Los hechos son que el presidente del Parlamento de Cataluña ha acatado la decisión del Supremo sobre la retirada de la condición de diputado a Torra. Hay que conseguir que ERC, más allá de las declaraciones, se sitúe en el ámbito de la legalidad. Ellos saben que el PSOE no acepta el derecho a la autodeterminación, ni un referéndum planteado de manera ilegal, ni la independencia y, a pesar de todo, optaron por abstenerse para que gobierne Pedro Sánchez, y están por el cumplimiento de la ley. Eso es lo importante.

Pues por pactar con ERC y Bildu a Pedro Sánchez le han llamado traidor, y al PSOE le acusan de dar la espalda a los principios constitucionales que tenía en su ADN...

El PSOE ha defendido la Constitución desde el mismo momento de su gestación. Nosotros no estamos en contra del título octavo como lo estuvo la derecha de este país. Por supuesto que la Constitución hay que aplicarla, pero también se puede contemplar la posibilidad de reformarla, aunque en estos momentos no haya los consensos necesarios. Nuestra posición sigue siendo la misma de defensa de las autonomías y del marco constitucional. El PSOE va a estar haciendo todo lo posible para que se mantenga la unidad de España, digan lo que digan los que nunca quieren que gobierne el PSOE. Lo que ocurre es que la derecha en España nunca acepta perder las elecciones, y hace todo lo posible por deslegitimar al Gobierno socialista siempre que gobierna.

¿Y qué sentido tiene ya la reunión del presidente del Gobierno con Torra?

No puedo anticiparme a si el presidente modifica o no su agenda, pero tal y como estaba planteado el acuerdo con ERC había un tiempo fijado de 15 días para que tuviera lugar la reunión con el presidente de la Generalitat. Si hay elecciones en Cataluña tardarán un par de meses en convocarse, y durante ese tiempo, salvo que el Parlament votara en contra de mantenerle, el presidente sigue siendo Torra. Si Sánchez quiere reunirse con el presidente de Cataluña, tiene que hacerlo con Torra sí o sí.

Pues ya hay quien piensa, mirando a las elecciones catalanas, en un tripartito del PSC, ERC y los comunes...

Cuando se convoquen las elecciones cada partido saldrá a obtener los mejores resultados posibles y defenderá su programa electoral. Nosotros creemos que el PSC está en condiciones de obtener unos magníficos resultados, y de trasladar a los ciudadanos nuestro mensaje de que Cataluña es España y que hay que acabar con esta situación de incertidumbre política.

¿De verdad cree que Miquel Iceta puede llegar a ser presidente de la Generalitat?

Iceta tiene muchas cualidades, lleva mucho tiempo en política y ha ido resistiendo situaciones muy complejas. No recuerdo un periodo de la historia de nuestro partido en el que hubiera una mayor sintonía entre el PSC y el PSOE que ahora, y eso para nosotros es muy importante. Iceta tiene todas las condiciones para ser presidente de la Generalitat si las urnas le acompañan.

Menudo follón ha organizado Ábalos entrevistándose con Delcy Rodríguez. ¿Quién miente aquí? Las explicaciones han sido contradictorias...

No creo que haya habido versiones contradictoras. El ministro Ábalos ya ha dado suficientes explicaciones sobre el contexto en que se produjo el encuentro. Con absoluta buena fe ha evitado un conflicto diplomático entre Venezuela y Bruselas, y esa era la intención. Así lo ha entendido la Comisión Europea, que no ha querido entrar en el asunto. Aquí el tema se ha convertido en un escándalo ficticio, en un pretexto para que la oposición pida dimisiones y nada más. Es un intento más de deslegitimar al Gobierno que no tiene sentido.

Desde la oposición hablan de oscurantismo, incluso de prevaricación...

El PP, C's y Vox, intentan que exista una agenda ficticia sobre la que focalizar la atención de los ciudadanos, porque hay muchos millones de personas que, ya en los primeros días del Gobierno de Pedro Sánchez, han visto mejorar su situación económica: los pensionistas, los funcionarios, y los trabajadores con menos ingresos, y de eso la oposición no quiere hablar. Prefieren engordar una polémica ficticia para que no se vean los resultados positivos de un Gobierno progresista.

Vamos, que ni desde el partido ni desde el Gobierno se ha pensado en en una dimisión de Ábalos...

En absoluto. Entiendo que a algunos les gustaría que Ábalos se marchara, porque es un adversario difícil, pero para nosotros es un magnífico ministro, y un magnífico secretario de Organización. Nadie ha planteado su dimisión. Tiene todo nuestro apoyo.

El 'caso Ábalos', unido a que Sánchez no haya recibido a Guaidó, ¿es la 'prueba del algodón' del cambio de política respecto a Venezuela porque ahora gobiernan ustedes con Podemos?

La ministra de Asuntos Exteriores recibió a Guaidó en nombre del Gobierno de España y nuestra posición con Venezuela es la de pedir un proceso de elecciones libres y democráticas, y Guaidó es el presidente encargado de llevar adelante ese proceso electoral. Además, España debe intentar propiciar el diálogo a través del grupo de contacto, para que las dos partes, Maduro y Guaidó, puedan llegar a un entendimiento que permita la efectiva celebración de esas elecciones. Que haya una coalición con Podemos no supone en absoluto un cambio de posición del Gobierno respecto a Venezuela.

Y si hay elecciones en Cataluña, ¿cree que ERC apoyará los Presupuestos de Sánchez para darle estabilidad?

Creo que va a prevalecer el sentido común y la voluntad de avanzar y habrá Presupuestos . Llevamos demasiado tiempo de bloqueo en este país, y hay muchas políticas que son urgentes para atender necesidades sociales imperiosas, como es la atención a los dependientes, la sanidad pública, la educación, etc. y eso requiere nuevos Presupuestos. Yo espero que tengamos la mayoría suficiente como para sacar adelante no sólo los Presupuestos sino otras muchas políticas sociales que son urgentes.

¿Como cuál? ¿A qué se refiere?

La primera norma que se va a llevar al Parlamento es la ley para regular la eutanasia. Hay una mayoría social que quiere regularla, y lo haremos rápido y con todas las garantías.

¿Es un mal síntoma la falta de consenso en torno a la nueva Fiscal General y las críticas al nombramiento?

Tengo mucho respeto por la exministra Dolores Delgado, tiene una trayectoria de absoluta idoneidad para ese cargo. De todos modos, el nombramiento de Fiscal General, ahora, y con el PP rara vez, ha sido un nombramiento exento de polémica.

¿Le preocupa que Page, y en menor medida Lambán, hayan sido tan críticos con el anuncio de modificación del Código Penal para regular de otra manera el delito de sedición?

En el PSOE históricamente siempre han convivido y coexistido los liderazgos, que en ocasiones han discrepado en temas puntuales, pero lo importante es que todos debemos respetarnos. Hay que respetar a los líderes, a cada uno de ellos, sobre todo en el ámbito de sus propias responsabilidades. Un presidente autonómico puede opinar sobre la reforma del Código Penal, pero no tiene la responsabilidad de impulsarla. Desde la Ejecutiva Federal, no hemos entrado a cuestionar ninguna decisión que hayan podido tomar ni Page ni Lambán en sus autonomías.

Pues el presidente de Castilla-La Mancha dijo claramente que con el Código Penal no se mercadea...

Esa es la opinión de Page, que es muy respetable, pero no la compartimos. Ha llegado un momento en que se debe reflexionar sobre el Código Penal, y el delito de sedición para adaptarlo a las pautas europeas.

Pero es muy sospechoso que esto se haga ahora que ERC tiene a sus líderes presos y ha apoyado la investidura del presidente del Gobierno...

La reforma del Código Penal en lo que se refiere a esos delitos no ha formado parte de la conversación con ERC. Y no va a formar parte de la mesa de diálogo. Son temas que hay que saber separar. Eso no forma parte de la gestión, y por lo tanto no se mercadea. La expresión que usa Page de que se mercadea no corresponde a la realidad, en absoluto.

¿Le preocupa que finalmente el presidente de Castilla-La Mancha se convierta en una china en el zapato de Sánchez, ahora que nadie, ni siquiera la presidenta andaluza, le hace un ruidito al secretario general?

No creo que Page sea una china en el zapato de Sánchez, que goza del apoyo de la militancia y de la inmensa mayoría de los cargos territoriales. Todos, y también Emiliano, están absolutamente de acuerdo con las prioridades del Gobierno. En eso no hay discrepancias. Hay que tener en cuenta que un partido que está en todos los territorios y en todas las instituciones puede tener posiciones diferentes, pero lo importante es el respeto, y en eso hay que insistir. Page o Lambán pactaron con Podemos cuando nosotros no teníamos esa relación a nivel nacional, y nunca hubo una palabra de más por parte de la Ejecutiva Federal. Entendimos que estaban haciendo lo mejor para intentar la gobernabilidad de sus territorios, y eso debe ser recíproco. Como presidenta del partido no creo que se pueda ni se deba hablar de mercadeo, y me niego a ponerle calificativos al señor Torra. Es el presidente de la Generalitat y con el que el presidente se va sentar a hablar.

Hay mucho movimiento en Andalucía: porque da la sensación de que los afines a Sánchez le están comiendo terreno a Susana Díaz. ¿Es así?

Dejemos que la militancia en Andalucía exprese cuál es su opinión, y mientras Susana Díaz sea la secretaria general de los andaluces, respetemos todos sus decisiones.

Oiga, ¿usted cree que vamos a una legislatura corta, con esta coalición?

Espero que este Gobierno dure una legislatura, me apunto a los 1.400 días que dice el presidente. Porque este país tiene pendientes transformaciones profundas como la de nuestra economía, tanto desde el punto de vista de la transición ecológica como de la transición digital o el desafío en la educación o seguir profundizando en innovación. También hay mucho camino que recorrer en la igualdad entre hombres y mujeres, donde Vox pretende un retroceso que no podemos permitir.

¿De verdad cree que Vox está contaminando a todos los partidos de la derecha como dicen muchos?

Vox está contaminando y haciendo emerger lo peor del PP, y sólo hay que escuchar a Aznar las cosas que dice, y a Pablo Casado que las aplaude. El PP está aceptando el marco que establece Vox, va a su rebufo, y ahí está el tema del pin parental, que es un dislate absoluto. Si no reacciona el PP, Vox va a terminar por deglutirles. Los partidos homólogos al PP en Europa no aceptan gobernar con la extrema derecha, y ese es el origen de los males que están pasando en este país, y de ahí que el PP según demuestran todas las encuestas esté bajando en apoyos.

¿Qué le parece la crítica que ha hecho Vara a la subida del salario mínimo?

En el último trimestre de 2019 se ha producido una aceleración que ha hecho que aumente la creación de empleo en España en más de 90.000 personas, que es el dato más alto desde que empezó la recuperación, y en ese trimestre se produjo la subida del 22% del salario mínimo. Que esa subida tenga efectos diferentes según los territorios es posible, pero desde el punto de vista general, si sube el SMI sube el consumo, y si sube el consumo sube la capacidad de las empresas. Esa es la realidad.

Por último, ¿hay alguna posibilidad de que finalmente sea cierta esa utopía de que el Senado se convierta en la verdadera Cámara de representación territorial en este país?

Eso ocurrirá. Tenemos como hoja de ruta abordar de una vez por todas la reforma del reglamento, que puede hacerse sin tocar la Constitución, y eso le puede dar a esta Cámara mucha más conexión, no sólo con la sociedad, sino también con los territorios. Tenemos que conseguir que el Senado sea donde se celebren los debates del Estado de las autonomías y las conferencias más importantes que haya al respecto. Y yo inicio esta etapa con mucha ilusión en ese sentido.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum27

JonS
A Favor
En Contra

#23

Para empezar no fue una Guerra civil, fue un golpe de Estado de criminales contra demócratas, que como fracasó en sus intento inicial de imponerse rápidamente, derivó en una Guerra civil. Y por otra parte, la Memoria Histórica no solo es una cuestión moral o de encontrar cadáveres. Eso también, por supuesto. Es una cuestión de castigar a los franquistas que aún viven (Martín Villa, por ejemplo). Y de que quede claro (el llamado relato, que algunos con ETA tienen tanto empeño) de quienes fueron los buenos, los demócratas y quienes los malos, los criminales. Y estos no fueron otros que los franquistas, tan cercanos al PP y a Vox.

Puntuación -3
#25
MANI-COMIO
A Favor
En Contra

¿QUIEN ES ESTA "CARA PEDO ARRUGAO"?.

NO EXPELE MAS DISPARATES, BARBARIDADES, MENTIRAS SIN LIMITE, SANCECES, PESTILENCIA, ETC., PORQUE A PESAR DE LOS QUE HA SOLTAO, ES UNA PERFECTA INUTIL (COMO MUCHOS DE LA IZMIERDA) Y NO VALE ABSOLUTAMENTE PA NADA, SALVO PA ARRUINAR ESPAÑA.

POR CIERTO:

¿COMO VA EL TEMA DE "LAS DESALADORAS"?. COMO ERAN "DES- ALADORAS" SE CAYERON Y SE MATARON.

¡JODER!: VAYA BANDA DE SERES EXECRABLES ARRUINALOTODO.

Puntuación 2
#26
Carmen
A Favor
En Contra

25. Te equivocas. Precisamente no se trata de eso. Y claro que lo que se vivió fue una guerra civil, independientemente de lo que lo causara o la posterior dictadura. Tan cierto como que ETA estaba llena de asesinos y no hay asesinos buenos.

Puntuación 1
#27