País Vasco

Tubos Reunidos acuerda con la banca el desarrollo de su estrategia a 2022

Bilbao

Tubos Reunidos logró ver ayer la luz al final del túnel por primera vez después de varios meses, tras el anuncio del principio de acuerdo con la banca para la refinanciación de su deuda. De esta manera, el fabricante de tubos vasco podrá llevar a cabo su plan de negocio 2019-2002 'con más tranquilidad y seguridad', según afirmó su presidente, Jorge Gabiola.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) decidió a primera hora de la mañana suspender la negociación de Tubos Reunidos, a la espera de una información relevante. Horas después, el grupo vasco dio a conocer las 'avanzadas negociaciones' para refinanciar su deuda, por importe de 351 millones de euros, con las entidades acreedoras.

El acuerdo alcanzado 'es una apuesta clara de las entidades bancarias por el futuro de Tubos Reunidos y nos va a permitir afrontar el plan de negocio fijado y acordado con ellas', aseguró el presidente del grupo.

El acuerdo es una apuesta de la banca por el futuro de Tubos Reunidos

La nueva estructura de financiación de la compañía constará de líneas de circulante comprometidas por importe aproximado de 92 millones, 'que nos permite tener flexibilidad sin tener que negociar las líneas todos los años'.

Otra parte corresponderá a la deuda ordinaria de 85 millones de euros y un bono de 5 millones, 'que es la deuda a la que vamos a hacer frente con la generación de caja del plan de negocio', aclaró Jorge Gabiola, con calendario de amortización creciente hasta 2022 y con un año de carencia, ambos con vencimiento a cinco años prorrogables.

Convertibles en acciones

Y la tercera parte serán tramos convertibles en acciones ordinarias de Tubos Reunidos, S.A. en determinados supuestos, 'pero siempre con la posibilidad de que si la compañía mejora, pueda hacer frente también a esa deuda y que no haya conversión en su caso', detalló el presidente de Tubos Reunidos.

Estos instrumentos tienen vencimiento bullet a seis años prorrogables, incluyendo como importes aproximados un tramo B de 122 millones, un tramo C de 36 millones€ y un bono de 10 millones de euros€, cuyos intereses no serán pagaderos en caja, si no que incrementarán la cifra del principal a vencimiento o en un supuesto de conversión.

La refinanciación estará sujeta, además, al cumplimiento de ciertas condiciones suspensivas habituales en este tipo de procesos, incluyendo la homologación judicial del acuerdo de refinanciación y la aprobación por parte de la Junta General de Accionistas de la emisión de los instrumentos financieros convertibles.

"No habrá desinversión, ni venta de activos, ni de filiales ni nada"

En cuanto a la venta de activos para amortizar la deuda, Gabiola recordó que 'el pago de la deuda ordinaria saldrá de la generación de caja del plan de negocio, es decir, no habrá desinversión, ni venta de activos, ni de filiales ni nada'.

Tubos Reunidos, afectado por los aranceles a las importaciones de productos de acero de Estados Unidos, cerró el primer trimestre con pérdidas de 13,3 millones, aunque visualiza 'perspectivas de recuperación con la reconducción de pedidos a otros sectores como el midstream', comentó su presidente.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0