País Vasco

Las haciendas vascas recaudarán más de 15.000 millones en 2019

Bilbao

La recaudación por impuestos de las arcas forales rebasará por primera vez en 2019 la barrera de los 15.000 millones de euros y alcanzará 15.265,4 millones, según las previsiones del Consejo Vasco de Finanzas (CVF), órgano que reúne a Gobierno vasco, Diputaciones y la asociación de municipios Eudel.

La haciendas vascas prevén recaudar este año 14.706,5 millones de euros, un 2,2% y 315,2 millones más que lo previsto inicialmente y un 6,6% más que la recaudación real de 2017.

El Consejo Vasco de Finanzas Públicas (CVF) ha mantenido en Vitoria la habitual reunión de octubre para cerrar las previsiones de recaudación para este año y avanzar la primera estimación de 2019.

En la reunión han participado el consejero de Hacienda y Economía del Gobierno Vasco, Pedro Azpiazu, los diputados generales de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa, Ramiro González, Unai Rementeria y Markel Olano, respectivamente, y el presidente de Eudel, Imanol Landa.

El CVF ha previsto que el próximo ejercicio las tres haciendas forales recauden por tributos concertados 15.265,4 millones de euros, lo que supondría un incremento del 3,8 % respecto a la recaudación prevista al cierre de 2018.

Para el cierre de este ejercicio, por sexto año consecutivo una recaudación récord, las instituciones vascas prevén recaudar 5.409 millones de euros por IRPF, 1.349 millones por el Impuesto de Sociedades y 5.687 millones por IVA.Esto supone un incremento del 6,6 % respecto de la recaudación real en 2017, sin tener en cuenta el efecto del acuerdo sobre el Cupo que supuso una inyección adicional de unos 600 millones de euros a las arcas vascas.

El consejero ha explicado que este cierre de recaudación se debe fundamentalmente a la buena marcha de la economía en los ocho primeros meses del año, en los que la recaudación creció el 4,9%, ya que este último trimestre se prevé una ralentización de la economía que también podría afectar a la recaudación.Para 2019, según ha explicado Azpiazu, se prevé que economía vasca siga mostrando un ritmo de progresión similar al de este ejercicio, con un crecimiento 'nominal' que rondará el 3,8 % y uno real del 2,3%.

Con estos crecimientos, el CVF ha estimado que las diputaciones forales recauden por tributos concertados 15.265,4 millones de euros, el 3,8 % más que la recaudación prevista al cierre de 2018. Para 2019, se espera recaudar en Euskadi 5.458 millones de euros por IRPF, casi un punto más que en 2018; 1.299 millones por Sociedades, el 3,7 % menos por efecto de la nueva normativa que obliga a un pago fraccionado; y 6.015 millones por IVA, el 5,6 % más.Tanto el consejero Azpiazu como los diputados generales y el presidente de Eudel han valorado estos buenos datos recaudatorios, pero han coincidido en lanzar un mensaje de 'cautela'. Azpiazu ha reconocido que esta mejora de la recaudación va a posibilitar dar un 'arreón' a las inversiones en los presupuestos del año próximo, en torno al 7 %, sobre los que ha dicho son una 'oportunidad' para 'acometer proyectos' y para mejorar la financiación de servicios públicos.

En este sentido, ha adelantado que el Gobierno vasco se va a 'empeñar' en llegar a un acuerdo que posibilite la aprobación de los presupuestos en el Parlamento, en una negociación que, ha advertido, va a hablar de 'presupuestos y solo de presupuestos'.  Unai Rementeria ha hablado de la 'cautela' en la que se deben mover las instituciones de cara al futuro, especialmente por cuestiones como la subida de los tipos de interés y del precio del petróleo, y su repercusión en la economía.

Markel Olano también ha hablado de la conveniencia de que las administraciones sean 'prudentes', porque las decisiones que tomen en estos momentos van a ser 'la clave de la competitividad de futuro'.

Ramiro González se ha centrado especialmente en las repercusiones que tienen los mensajes que se dan sobre la fiscalidad en torno el diésel, porque el de la automoción es un sector con mucho peso en la economía de Euskadi. Ha añadido que este sector necesita 'estabilidad y garantías de futuro', por lo que ha insistido en que el Gobierno español no puede dar 'mensajes sin medir su repercusión' sobre esta cuestión.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.