País Vasco

Pamplona pierde 280 millones tras dos años sin celebrar Sanfermines

  • El ingreso anual superaba los 140 millones por los toros, hostelería y comercio
Celebración de las fiestas de San Fermín el pasado 2020. EP
Bilbao

Pamplona ha tenido que suspender las fiestas de San Fermín por segundo año consecutivo debido a la pandemia. Conocidos popularmente como los 'Sanfermines', estos festejos se inician cada seis de julio con un txupinazo (lanzamiento de un cohete) desde la plaza consistorial y se prolongan durante ocho días.

Es una fiesta de interés turístico internacional, en honor a San Fermín de Amiens copatrón de la capital navarra, más aún desde que Ernest Hemingway la hizo mundialmente conocida gracias a sus visitas y a su novela 'Fiesta'.

Esta 'promoción' ha hecho que el impacto económico anual que genera la celebración en Pamplona y sus alrededores supere los 140 millones de euros cada año, según datos aportados por Anoet, asociación nacional de organizadores de espectáculos taurinos.

Y ya son dos ejercicios en el que el tradicional 'Pobre de mí' que pone punto y final a las fiestas, se entona por una ciudad que deja de ingresar en ese periodo 280 millones de euros, que se originan por la celebración taurina y, de forma indirecta, por la actividad que registra la hostelería, el comercio y la restauración, entre otros.

Un 20% del negocio

La cancelación de los 'Sanfermines' este 2021 vuelve a suponer un duro golpe para la mayoría de los sectores económicos de la comunidad foral, especialmente para la hostelería y el turismo, que por segundo año consecutivo no podrán contar con la semana de mayor recaudación de todo el año.

Los bares, restaurantes y hoteles calculan que entre un 15 y un 20% de su facturación anual proviene de las fiestas de San Fermín. Otros estudios apuntan a que el 44% de los hospedados durante estas fiestas en hoteles de Pamplona, se gastan una media de 1.000 euros en la celebración de las mismas.

La Asociación de Hoteles de Pamplona, que engloba a los 28 establecimientos más importantes de Pamplona y comarca, ha comunicado al Gobierno navarro que un 40% de hoteles está en riesgo de entrar en quiebra técnica y solicita un plan de ayudas.

El 60% de sus trabajadores está en Erte y no puede mantener sus compromisos con proveedores, acreedores, Hacienda Foral y Seguridad Social. Por esta razón, peligra la supervivencia de unos 1.400 trabajadores, entre puestos directos e indirectos.

Según detalla en un comunicado la Asociación de Hoteles de Pamplona, la caída interanual 2019/2020 en la facturación de los asociados ha sido de 34 millones de euros, lo que representa casi un 63%. A eso, explica, se suma "la imperiosa necesidad de hacer frente a unos enormes gastos fijos, que pueden suponer hasta un 35 o 40% de la facturación, incluyendo amortizaciones y gastos de alquiler.

De media, un hotel de Pamplona afronta unos 481.000 euros de gastos fijos al año, "estén abiertos o cerrados y para ellos el cierre perimetral de la comunidad es un cierre de facto", afirma la asociación.

En cuanto a las ayudas recibidas por el Gobierno de Navarra tanto en el ejercicio 2020 como en 2021, la Asociación de Hoteles de Pamplona apunta a que "aunque bien recibidas por el sector, han resultado a todas luces insuficientes".

Según detalla, estas subvenciones han representado el 4% del total de las pérdidas de facturación en 2020. Un hotel de media ha recibido 53.500 euros entre las dos convocatorias de ayudas y su facturación se ha reducido en casi 1,4 millones de euros. Además, algún establecimiento no ha recibido ninguna de estas dos ayudas.

Decisión sanitaria

A pesar de esta complicada situación de los principales sectores de la economía navarra, el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, explicó que la decisión de suspender los 'Sanfermines' de 2021 se sustenta en la situación actual de la crisis sanitaria y las previsiones para los próximos meses.

"Teníamos que tomar esta decisión, porque la salud es lo primero y es nuestra responsabilidad; es una decisión dura, que afecta a a la economía y a los sentimientos", apuntó a la vez que se mostró convencido de que en 2022 se volverá a disfrutar de los Sanfermines, "con el entusiasmo de siempre pero multiplicado por tres".

Para paliar en cierta medida esta situación, Pamplona destinará parte del presupuesto de este año 2021 destinado a San Fermín, a una programación, principalmente cultural, desde junio hasta septiembre. "Que no puedan celebrarse las fiestas de San Fermín no quiere decir que en Pamplona no vaya a haber actividad durante el verano, la va a haber y muy importante", aseveró Enrique Maya.

Así, la capital de Navarra acogerá alrededor de 400 actividades culturales y de ocio, entre ellos un torneo de ajedrez, que contará con la participación del campeón mundial Magnus Carlsen, y un Gran Premio de Hípica en septiembre, que prevé contar con la participación de 2.000 personas, pandemia mediante.

Todas estas actividades se engloban en el programa 'Viva Pamplona Viva', con un presupuesto de 1,5 millones, que intentará incluir a todos los sectores económicos que hayan sido afectados por la crisis del coronavirus y por la suspensión de las fiestas de San Fermín, "para intentar paliar esta falta de ingresos derivada de la pandemia", concretó el alcalde de Pamplona.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Lola
A Favor
En Contra

desde cuando Pamplona es País Vasco?

Por favor, no se revisan vuestras publicaciones? esto ofende ya no tanto por la forma sino por el fondo.

Un periodista debe saber y tener cultura, debe ser lo que representa¡

Puntuación 0
#1