Otros sectores

¿Tiene un CD, DVD o un móvil? Sepa cómo será el nuevo canon, que ascenderá a 67 millones

El canon digital, que gravará a partir de 2008 a todos los equipos y dispositivos capaces de grabar o reproducir contenidos protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual, obligará a los consumidores a desembolsar un total de 110 millones. Tan sólo por el CD, el DVD y el móvil tendremos que pagar el primer año 67 millones de euros

O eso es, al menos, lo que dice el borrador que han preparado los ministerios de Cultura e Industria y que se traducirá en una norma conjunta.

El Gobierno ha aceptado rebajar el canon que grava al CD y el DVD, pero, en cambio, impone una tasa a aparatos como el MP3, el teléfono móvil o la tarjeta de memoria USB del ordenador, además de subir la que pagan gran parte de las fotocopiadoras.

De acuerdo con la tabla inicialmente aprobada (ver gráfico abajo), la tasa de los grabadores tradicionales se reduce a la mitad, de 6,61 euros por cada unidad a 3,4; la del CD vírgen pasa de 22 céntimos a 17 y la del DVD de 60 a 44 céntimos de euro.

Pero eso no quiere decir ni mucho menos que el consumidor vaya a pagar menos.

Encarecimiento

En conjunto, el Gobierno pretende que las entidades que gestionan los derechos de los autores recauden por los equipos de grabación digital, incluyendo los nuevos, un 75 por ciento más. A partir de ahora, y con el nuevo canon, el MP3 sube 3,16 euros, el móvil 1,5 euros y el disco duro de la televisión 12 euros.

Y todo va a parar a las arcas de entidades como la Sociedad General de Autores y Editores, la SGAE, una firma privada envuelta en la polémica, con un gran patrimonio inmobiliario, y que se enfrenta a una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción.

La nueva tasa está a punto de ser una realidad pese a tener enfrente a un amplio sector de los consumidores (se han recogido 1,5 millones de firmas en contra) y a la industria tecnológica (empresarios, comerciantes, informáticos y operadores), que no comparten que un gravamen de estas características termine siendo administrado por entidades privadas como son las sociedades gestoras de los derechos de autor.

Entraría en vigor en enero de 2008

Es más, quienes están en contra del canon por copia privada aseguran que este gravamen no terminará con la práctica de la piratería e incrementará el precio para el usuario. Sin embargo, está previsto que entre en vigor a partir del próximo mes de enero de 2008.

Tras la entrada en vigor de la Ley de Propiedad Intelectual el 29 de julio de 2006, el Ejecutivo dio de plazo hasta diciembre de 2006 a las distintas partes implicadas, es decir a la SGAE y el resto de entidades de gestión, y a las dos patronales de la industria tecnológica (Aetic y Asimelec) para que alcanzaran un acuerdo.

En ningún caso, se pidió la opinión de los consumidores que son quienes finalmente deberán asumir el gravamen cada vez que compren un dispositivo reproductor o realicen una copia privada.

El acuerdo, sin embargo, no fue posible, por lo que el Gobierno encargó a Industria, que parece estar más próximo a las tesis de las asociaciones que defienden los intereses de los consumidores, y Cultura, cercana a la SGAE, la tarea de presentar una orden ministerial que detallara qué productos deberán asumir el canon digital y con qué importe.

Oposición de Bruselas

El texto de la Ley "no resuelve", desde el punto de vista de Asimelec, "el problema, sino que lo traslada a un marco jurídico diferente".

También la Comisión Europea, en una carta remitida a la plataforma todoscontraelcanon, ha afirmado estar en desacuerdo "con la injusticia de gravar con un canon los equipos y soportes, puesto que éstos se utilizan indistintamente para almacenar contenidos libres de derechos de compensación por copia privada como aquellos que sí cuentan con ellos".

Todos los soportes

Y es que todos los elementos tecnológicos: soportes, equipos y redes de telecos, sirven tanto para los contenidos que tienen derechos como para los que están libres de ellos, por cuanto si se grava indiscriminadamente, se penaliza, en beneficio de unos pocos, a todos los usuarios.

Charlie McCreevy, comisario europeo de Mercado Interior, cree que "sólo deben gravarse los soportes o equipos que puedan utilizarse para hacer copias de uso privado", pero no los de las Administraciones y empresas.

Las entidades de gestión, encabezadas por la SGAE, insisten, por su parte, en que el Ejecutivo debe aprobar ya la orden ministerial y evitar nuevos retrasos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud