Opinión

Financiación singular o para todos

  • El PSC de Salvador Illa propone extender el consorcio tributario al resto de autonomías para lorgar el apoyo de ERC

Tras muchos años de gobiernos indepes, en los que la buena gestión ha brillado por su ausencia al estar el foco centrado en el procés, el PSC tiene la oportunidad de gobernar en Cataluña tras su victoria del 12-M. Pero para ello necesita sí o sí el apoyo de ERC a su investidura.

Con el fin de lograrlo, la formación de Salvador Illa ha ofrecido a los republicanos una financiación singular para Cataluña. ERC quiere la totalidad de la gestión de los tributos que se recaudan en Cataluña (hasta 52.700 millones), lo que daría lugar a un cupo similar al que rige en el País Vasco.

La oferta que el PSC ha puesto sobre la mesa de Marta Rovira es un consorcio fiscal. Esto abriría la puerta a la creación de un órgano mixto entre las agencias tributarias nacional y catalana, pero sin desbordar la ley de financiación autonómica de aplicación en las CCAA de régimen común. Además, el PSC está dispuesto a extender la implantación de dicho consorcio fiscal a otros territorios para evitar la ola de descontento en autonomías que se verían claramente perjudicadas con un mayor trato de favor a Cataluña.

De hecho, el cupo que pide el independentismo obligaría a renunciar al principio de igualdad y afectaría negativamente a la prestación de servicios públicos básicos en el resto del país. Además, abriría un frente de litigiosidad al no permitir la legislación la cesión de ciertos tributos que son competencia del Estado, como Sociedades. Abrir la puerta al resto de territorios al consorcio fiscal se presenta así como una propuesta razonable que, por otro lado, está por verse si ERC la acepta, porque supondría pasar de la financiación singular, que exigen, al café para todos, que ofrece Illa. Si persiste en su posición maximalista, Cataluña se vería abocada a nuevas elecciones.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud