Opinión

La clave está en los convenios

  • Trabajo acerca posturas con la patronal con una propuesta que limita el golpe de la medida en el campo y el turismo

El Ministerio de Trabajo presenta una nueva propuesta sobre el recorte de la jornada laboral, que tiene en cuenta la naturaleza específica de sectores como la agricultura o el turismo, donde se exige una mayor carga de trabajo en periodos determinados del año.

La normativa actual permite distribuir como mínimo un 10% de la jornada de forma irregular según las necesidades productivas. Teniendo esto presente, el Gobierno propone mantener dicho porcentaje y aplicarlo sobre las actuales 40 horas semanales en cómputo anual, en vez de sobre las futuras 37,5 horas, que persigue la medida.

De momento, Trabajo sigue sin ofrecer la posibilidad de compensar el recorte con un aumento en el límite de las horas extraordinarias, como reclaman los empresarios. Pero con su nueva propuesta, el departamento liderado por Yolanda Díaz sí que parece buscar un mayor acercamiento con las patronales, que en días pasados han clamado contra el golpe que tendría en el campo y el turismo la aplicación del recorte sin una compensación. Dotar de mayor flexibilidad a ambos sectores en la aplicación de esta medida, como indica la nueva propuesta de Trabajo, limitaría el impacto negativo que recibirían en su productividad dos sectores claves para la economía.

Es evidente que el recorte de la jornada deja fuera otras reclamaciones de los empresarios, que deberían tenerse en cuenta, como el alza del límite de horas extra y la aplicación progresiva del recorte. Pero supone una buena noticia que la vicepresidenta del Gobierno trate de acercar posturas con unas empresas, con las que pretende seguir negociando otras de sus reclamaciones como la ampliación del periodo de transición a la hora de implantar la rebajada de la jornada.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud