Opinión

La madera, el futuro del sector de la construcción

¿Qué materiales pueden sustituir al hormigón y al acero para disminuir sus emisiones de CO2? El Mass Timber ("madera en masa" en inglés), tiene todos los números para convertirse en un componente esencial en los edificios de las ciudades en un futuro próximo. Aunque, hay que tener en cuenta la evolución del mercado y los edificios a mayores alturas, el panorama del riesgo en la construcción también se transformará planteando retos de gestión del riesgo para las empresas.

La aparición de la edificación en madera como alternativa de construcción sostenible representa una oportunidad significativa para que el sector de la construcción reduzca su huella de carbono, al tiempo que satisface la demanda de un material más rentable y tan duradero como el acero y el hormigón. Sin embargo, en cualquier industria, el despliegue de nuevos materiales o procesos puede dar lugar a nuevos escenarios de riesgo, defectos potenciales o consecuencias inesperadas para la seguridad, además de aportar beneficios. La madera maciza no es una excepción.

Es relevante mencionar que los sectores de la edificación y la construcción se encuentran entre los que más contribuyen a las emisiones de CO2, representando más del 34% de la demanda energética y alrededor del 37% de las emisiones de CO2 relacionadas con la energía y los procesos en 2021, según las Naciones Unidas. Dado que la reducción de las emisiones es esencial para combatir el cambio climático en todo el mundo, la necesidad de soluciones más sostenibles en el entorno de la construcción es cada vez más importante.

La creciente preocupación de los inversores y consumidores junto a una rápida evolución de la legislación, reglamentación y los requisitos de información en muchas jurisdicciones, hacen que sea indispensable adaptarse a las nuevas necesidades. El mercado mundial de la construcción con madera en masa generó 857 millones de dólares en 2021 y se prevé que alcance los 1.500 millones de dólares en 2031, con una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 6,0%, según Allied Market Research.

¿Qué es el Mass Timber?

La construcción Mass Timber es diferente a la construcción tradicional con madera porque utiliza madera sólida. Es un tipo relativamente nuevo de construcción en el que la mayoría de los productos se componen de múltiples piezas de madera unidas entre sí para formar elementos más grandes y resistentes que pueden utilizarse para techos, suelos y paredes. A menudo se combina con materiales incombustibles tradicionales para crear un estilo híbrido de construcción, lo que permite construir estructuras de madera de gran altura de forma más sostenible. Cabe citar que la altura de los edificios de madera más altos del mundo se ha triplicado en sólo 10 años: en febrero de 2022 se contabilizaron 140 edificios de madera en masa de ocho pisos o más en todo el mundo, el 70% de ellos en Europa, tal y como recoge el Consejo de Altos Edificios y Hábitat Urbano de Australia.

Aunque esta nueva tipología de construcción representa actualmente sólo una pequeña parte de los edificios construidos en todo el mundo cada año, hablamos de un mercado emergente con mucho potencial de crecimiento. Por ejemplo, en diciembre de 2023, el Consejo de Productos de Madera de EE.UU. informó de que poco más de 2.000 proyectos estaban en curso o construidos en el país, desde desarrollos de uso mixto hasta hoteles y escuelas. Dadas las buenas previsiones para este mercado, las compañías deben hacer todo lo posible para analizar correctamente las exposiciones que conlleva incluyendo incendios, daños por agua, escenarios de pérdidas repetitivas e incluso la infestación de termitas, y asegurarse de que tienen sólidas medidas de prevención de pérdidas para combatirlas.

Además de ser un recurso renovable, ¿Qué ventajas tiene? En gran medida su peso, pues hablamos de un material más ligero que el hormigón o el acero, pero con similares capacidades estructurales, y sus costes pueden ser más bajos debido, entre otros, a una necesidad inferior de transporte y de mano de obra. En los proyectos de madera maciza se suele recurrir a la fabricación a pie de obra, usando elementos como pilares, vigas y paneles que son elaborados en fábricas y luego se montan in situ. Este enfoque ofrece ventajas, como altos niveles de control de calidad y una mayor eficiencia en comparación con la construcción convencional. En resumen, la madera es, sin duda, una buena alternativa en el sector de la construcción que merece la pena explorar.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud