Opinión

Las dificultades que aún afronta la banca

Foto: iStock

Este año los bancos españoles conseguirán una rentabilidad media sobre recursos propios superior al 10%, lo que se considera todo un logro. Sin embargo, esa meta, por muy celebrada que sea, supone solo la mitad del rendimiento que la actividad financiera de nuestro país mostraba en 2008. Si en 2023 las entidades se conforman con tan poco, se debe a los grandes daños, aún vigentes en varios aspectos, que les provocaron en la última década dos crisis económicas históricas y unos tipos de interés anulados hasta 2022. Los bancos están así muy lejos de ser un sector privilegiado, como se ha defendido irresponsablemente incluso desde el Gobierno. Es más, las previsiones de fuerte desaceleración del PIB en el cierre de año les amenazan con nuevas dificultades.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud