Opinión

La crisis durará un mínimo de dos años con inflación elevada

  • Hacienda se queda 25.000 millones en lugar de repartirlos entre la población
Montero no quiere repartir el botín de la inflación con la población o las autonomías. Imagen: PV

Esta semana hemos conocido dos malas noticias: la guerra de Ucrania se alargará durante mucho tiempo y la subida de los tipos de interés también y, por ende, el daño para la economía será mayor.

En el frente militar, Putin no va a cejar hasta lograr sus objetivos o salir con los pies por delante. La presión del ala dura le obliga a una escalada del conflicto. Fíjense que el reclutamiento de 300.000 civiles supone más que suplicar los recursos humanos hasta ahora, que eran 200.000 soldados.

En cuanto a las armas nucleares tácticas, hay muchas dudas de que se usen en grandes ciudades como Kiev, dada la cercanía de la frontera rusa. El alcance de la explosión nuclear es difícil de controlar, como se vio en Chernobil, antes probará con armas químicas o biológicas.

Sobre las consecuencias económicas, cada día son peores. Los bancos centrales de Europa y EEUU se equivocaron en la percepción del conflicto. Creyeron que la inflación iba a ser pasajera y ahora tienen que sobreactuar para controlarla, lo que conlleva el riesgo de provocar una gran recesión.

La gravedad de la situación la van dando a conocer en pequeñas dosis. El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, fue el primero en abrir el melón de las sorpresas en la cumbre de Jackson Hole a finales de agosto. Powell reconoció que el alza de precios estaba lejos de resolverse y la FED se aplicaría a ello sin paliativos.

El miércoles subió por tercera vez consecutiva la tasa de interés en setenta y cinco puntos básicos y se espera que ese movimiento se repita en la primera semana de octubre. La Fed revisó sus previsiones, el año concluirá con tipos al 4,4%, más de un punto por encima del nivel actual.

Lo peor no es este ejercicio. Hasta ahora el mercado esperaba un rápido endurecimiento de la política monetaria en 2022, seguido de una relajación en el que viene, lo que apuntaba a una crisis corta.

El Comité Abierto de la Fed pronosticó esta semana, sin embargo, que los tipos sólo bajarán medio punto en 2023 (al 3,9%) y un punto adicional en 2024 (2,9%). Es decir, tendremos tipos por encima del 3% hasta fin de 2024. Y eso contando con que no empeore la previsión.

¿Qué ocurrirá en Europa? En el BCE también se maneja internamente que los tipos permanecerán altos un par de años, la misma fecha que la Fed, y alcanzarán el 4% en 2024. Es difícil realizar pronósticos con exactitud sin saber cómo va a ir la guerra o las cadenas de suministro, pero todos los datos apuntan a dos años de tipos altos como mínimo.

La siguiente pregunta es si vamos a recesión y por cuánto tiempo. De momento, los dos grandes bancos centrales eluden la palabra maldita, recesión, para no alarmar. Para evitar pronunciarse, el BCE la condicionó a que Putin corte totalmente el suministro del gas, que todos damos por hecho.

La Reserva Federal echa mano de pronósticos anuales para sortearla. Redujo a sólo dos décimas el crecimiento americano para este año y lo dejó en poco más de un punto el que viene. Pero ¿quién es capaz de precisar con un margen de sólo dos décimas el comportamiento económico en 2022? Además, aunque no da pistas sobre las tasas intertrimestrales, se entra en recesión en el año con dos trimestres en negativo.

En resumen, los bancos centrales usan malabares dialécticos para esconder el panorama que se avecina. En el mejor de los casos, se producirá un estancamiento con precios elevados, lo que se denomina estanflación, con importantes pérdidas de poder adquisitivos y conflictos sociales en ciernes.

Y en España ¿cómo vamos a afrontar los dos próximos ejercicios complicados? Se desconoce si alguien está pensando en un plan anticrisis serio. Al contrario, la última medida anunciada por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, es un alza de impuestos, justo lo que desaconseja cualquier manual básico para luchar contra la desaceleración. La política económica hace tiempo que camina en dirección contraria.

Medidas populistas como la subvención del litro de gasolinas o del transporte público crea una sensación de alivio temporal en el bolsillo de los ciudadanos, pero no reducen la inflación e incrementan el gasto. Falta una política económica dirigida a las pequeñas y medianas empresas y a los autónomos o a redirigir esas ayudas generalizadas a las clases más vulnerables, como recomiendan desde el FMI a la OCDE.

La prueba palmaria del fracaso del Gobierno es que España tiene la tasa más alta de inflación de los grandes países de la UE, con más del 10%. Para taparlo, Sánchez y sus ministros acólitos han diseñado una estrategia de echar la culpa primero a las grandes empresas y luego a los ricos, cuando la recaudación de todo el impuesto de Patrimonio representa una suma inferior a los 2.000 millones, que no serviría para aliviar a los ciudadanos.

El presidente andaluz, Juanma Moreno, quitó la espoleta de la financiación autonómica al anunciar la supresión del Impuesto de Patrimonio. Pero era una bomba a punto de estallar, porque Sánchez no ha hecho más que subir impuestos, con excepción de los energéticos desde que estalló la guerra. Debería haberlos reducido, como han hecho las cinco autonomías del PP. Somos el país desarrollado que más incrementó la presión fiscal en la legislatura, según la OCDE.

Patrimonio es un tributo obsoleto que no existe en el resto de la Unión Europea y, por tanto, hacen bien Moreno Bonilla y Ayuso en suprimirlo. El resto de las autonomías deberían quitarlo en cuanto puedan, como anunció el murciano, Fernando López Miras. Hasta el presidente catalán, Pere Aragonés, está dispuesto a retirar Patrimonio a cambio de recibir una compensación del Estado.

Hacienda debería acometer la reforma de la financiación autonómica, pendiente desde hace más de un lustro y que aplazó a la próxima legislatura. Pero no cercenar las competencias fiscales de las autonomías.

Hay que dejar a los gobiernos regionales un margen para la gestión del IRPF, como se hace en Europa y recoge la Constitución. ¿Permitiría la ministra de Hacienda que Bruselas armonizara todos los impuestos europeos? Bueno, Montero lo llama armonizar, pero quiere decir recentralizar, como reconoció Escrivá en Onda Cero.

El gran beneficiario de la inflación no son las grandes empresas ni los empresarios, que ven reducidos sus márgenes, si no el Gobierno. La recaudación fiscal se incrementará en unos 55.000 millones este año, a la luz de los datos del primer semestre, a los que habría que añadir entre 8.000 y 10.000 millones que se ahorrará al no deflactar la tarifa del IRPF.

Como Sánchez evaluó en 30.000 millones el dinero extra destinado a la crisis energética, incluido el recorte del IVA a la luz y el gas, quedan entre 15.000 y 25.000 millones (si contamos la no actualización de la tarifa del IRPF), que el Ejecutivo podría utilizar en reducir los tributos a autónomos y pymes en dificultades o a los ciudadanos con menores ingresos, como anuncian Galicia o Murcia. Una política así beneficiaria a "clases medias y trabajadoras", como promete Sánchez.

Las clases medias y los trabajadores van a ser los grandes paganos de esta crisis, que no le quepa duda a nadie, porque atacando a las grandes empresas y a los empresarios lo único que logrará es retraer las inversiones y la creación de empleo. El paro subió brutalmente en los dos últimos meses, pese a que se presumía de lo contraigo.

La sangría económica se extenderá en los próximos meses sin un plan para prevenirlo. La política actual fomenta la inseguridad jurídica, levanta una barrera para las inversiones nacionales y extranjera y es abiertamente contractiva. Los 25.000 millones que Hacienda se embolsa de más por la inflación deberían volcarse en impulsar la economía. La vicepresidenta Nadia Calviño, en un gesto de ortodoxia fiscal, prefiere destinarlo a reducir el déficit y la deuda pública. Es respetable, pero luego que no culpen a los empresarios de las penurias de la población en un discurso populista.

Para colmo de males, Montero, en su doble papel de titular de Hacienda y vicesecretaria general de los socialistas, utilizará los Presupuestos como arma fiscal para atraer el apoyo de Podemos (en descomposición irreversible) y de sus socios de ERC o Bildu. Como los Presupuestos no permiten la introducción de nuevos impuestos, sólo la reforma de los ya existentes, planea elevar los gravámenes de las rentas del capital, que redujo Zapatero, y dar otra vuelta de tuerca a los que más ingresen por IRPF en nombre de una justicia fiscal inexistente. Una patraña, que ahondará la crisis y golpeará a la clase media y trabajadora.

PD.- El presidente de la patronal, Antonio Garamendi, espera ser reelegido por aclamación al frente de la CEOE a fines de noviembre. Pero existe un creciente descontento entre los empresarios, que no se sienten bien defendidos de las constantes embestidas del Ejecutivo, o tras la firma de acuerdos como la reforma laboral. Todo el mundo está expectante para conocer si alguien da el paso y se presenta, después de que Garamendi no lograra el apoyo unánime de sus vicepresidentes. La mayoría anda demasiado ocupado en resolver los problemas de sus empresas, aunque la incertidumbre se mantendrá hasta al primera semana de noviembre, que termina el plazo para las candidaturas.

comentariosicon-menu19WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments

Comentarios 19

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Angela
A Favor
En Contra

1995 el socialismo de Felipe deja España destrozada económicamente.

Hoy Felipe es rico.

2011 el socialismo de Zparo deja España arruinada.

Hoy Zparo es rico.

2023 el socialismo del Psicópata Sepulturero deja España quebrada.

Antonio será muy rico.

El socialismo sólo es una forma de manipulación psicológica que utilizan los totalitarios para llegar al poder y enriquecerse, nada más.

Puntuación 56
#1
Dani
A Favor
En Contra

No entiendo el artículo, se contradice así mismo con el objetivo de criticar.

- UK rebaja fiscal histórica y eso produce un desplome de libra y venta de deuda porque va a suponer mayor inflación

- Y para España, el periodista pide bajar impuestos o dar ayudas a pymes o ciudadanos para paliar la crisid. ¿No subirá la inflación generando una falsa sensación de una menor crisis? Porque es lo mismo que crítica con el abono al transporte.

Es muy triste seguir leyendo artículos en España cuando hasta los periodistas "expertos" están tan politizados

Puntuación 13
#2
plenilunio
A Favor
En Contra

Y la Ceoe mantendrá como representante al pelotari vasco, miembro número 25 del Gobierno comunista. Difícil de entender que el empresariado y el comunismo pudieran hacer tan buenas migas.

Hay que ver... ¡ cómo está Expaña... !

Puntuación 9
#3
guille
A Favor
En Contra

"Creo que como seres humanos somos una gran masa de contradicciones”.

Sin duda este "Gobierno" replica en muchos de sus actos sus propias contradicciones y, lo peor es que no se ven muchas menos en la "Oposición", la "guerra" está servida, estamos en la trinchera adelantada de las luchas electorales que se avecinan y este "ruido" hace que no nos "enteremos" del fondo de las cuestiones que tenemos por delante. Atreverse a decir la verdad, la de cada uno, es de valientes pero desgraciadamente no somos nosotros los que tomamos las decisiones ¿Que nos queda? al menos saber dónde estamos y saber a dónde nos llevan; en este capítulo tocan "bastos", en un momento extraordinario como el actual se cruzan decisiones contradictorias, y salvar a la economía es condenarla a su vez a la paralización, la subida de los intereses a toda prisa así por los bancos Centrales así nos lo indica, por "nuestro bien", léase que lo vamos a pasar bastante peor de los "dos grados que nos contaba Borrell". La verdad es esa, con Sánchez o con Feijó, este "movimiento" lo lideran "otros" que son los que "parten el bacalao". Ahora bien, cada uno podemos verlo de una u otra manera, lo que desde luego no nos salvará de las mismas consecuencias.

Puntuación 10
#4
¿¿??
A Favor
En Contra

ya sabemos el minimo....dos años....pero no dicen nada del maximo, a lo mejor son 20 o 200.....

Puntuación 14
#5
Slipknotpm
A Favor
En Contra

Número 2 el problema está que las fiscalidad de este país es muy alta y los políticos lo han usado para sobredimensionar un sistema público que como mucho presupuesto.

No tenemos capacidad para bajar impuestos y a medida que los tipos suban se empeorará esta capacidad. Es más a medida que suban los tipos nada más la prima de riesgo se disparar, hasta tal punto que el único que compra deuda española es el BCE.

En cuanto al artículo, solo coincido en que nuestros dirigentes no midieron bien el conflicto de Ucrania, lo que estan haciendo Andalucia y Madrid...para que te hagas una idea, yo vivo en Andalucia, tengo seguro privado por qué me lo paga mi empresa la última vez que fui con un familiar a la sanidad pública por problemas de salud, estuve sentado en urgencias 7 horas viendo como una persona de edad avanzada lloraba por qué tenía la clavícula rota y nadie la atendía...y podría seguir contándote anécdotas de como el sistema andaluz de salud a empeorado en los últimos años, pero seguro salta alguno y dice que es mentira, es más hace unos días leía un artículo que hacía referencia a que los sistemas de salud y educativos de estas dos comunidades son de los peores ahora mismo en España.

Puntuación 9
#6
Enrique
A Favor
En Contra

Dos años dice...Me meo. Es que van a descubrir un pozo como Cantarell en Mexico?

Puntuación 5
#7
Solón de Atenas
A Favor
En Contra

Parece que la idea es tenernos en estanflación una década para empobrecernos hasta que seamos más pobres que las ratas, aplicando la agenda 20_30.

Puntuación 15
#8
Solón de Atenas
A Favor
En Contra

Sobre la guerra, parece que está finiquitada, Putin gana y ahora se trata de mentir como bellacos para seguir aplicando medidas globalistas que empobrecen más a la sociedad, que es el verdadero objetivo de la élite globalista.

Puntuación 6
#9
Solón de Atenas
A Favor
En Contra

Los bancos centrales y los gobiernos europeos, sometidos al yugo globalista, colaboran para mantener la estanflación que ya padecemos.

Puntuación 15
#10
hp
A Favor
En Contra

Con tantos asesinatos gratis, es renovable, la inflación no baja. VIVA ETA y RUSIA.

Puntuación -8
#11
Jose
A Favor
En Contra

Lo normal es que esto derive en una estampida de capitales en busca de salvación y que los tipos tengan que dispararse para estabilizar la economía. No ya para sostener sólo la inflación. Sino para asegurar que no se hunda la moneda, no se dispare todavía más la inflación y pueda existir liquidez y financiación. Volvemos a estar como en los años 90, pero con 2,5 millones más de pensionistas, 1,5 milones más de empleados públicos y 2 millones más de inmigrantes subsidiados. Y si no es peor es porque los hijos y nietos no tienen capacidad para exigirnos el pago de nuestra deuda que como auténticos bastardos les acumulamos. Al final optan por no nacer, pero la deuda la tendremos que pagar de forma anticipada los que la han asumido. Porque la pérdida de confianza en España no demorará ni 3 años. Ningun acreedor diligente, en su sano juicio, puede ni debe fiarse de quien no tiene pudor en enterrar en deudas a sus propios hijos.

Puntuación 18
#12
Call
A Favor
En Contra

Cuanto durará la crisis?

Es la misma pregunta que nos hacíamos con la plandemia.

Hasta que esta panda de masonazis que nos gobiernan quieran.

Puntuación 9
#13
Intruso
A Favor
En Contra

El daño para la economía ha sido imprimir dinero de la nada y tenerlo sin valor, generando una deuda descomunal y una inflación galopante, no subir los tipos y una guerra generada por las manos fuertes del globalismo de USA y "Uropa" de manera intencionada provocando una crisis de los misiles en el siglo XXI.

Puntuación 6
#14
Ebenezer
A Favor
En Contra

Intruso #14 lo resume perfectamente.

Bueno, para ser precisos la crisis de los misiles fue muy grave pero no terminó en guerra. Se establecieron límites que ahora la otan no ha querido aplicar. Porque querían provocar esta guerra, por diversas razones que muchos podemos deducir.

Puntuación 2
#15
José Sala Turrens
A Favor
En Contra

Parcialmete de acuerdo con que una de las causas de esta guerra esta en el irredentismo ruso derivado de la desintegración de la URSS y el oportunismo de los paises occidentales en expandirse hacia el este, creyendo que la rusia resultante era casi un pais domesticado y militarmente inofensivo. La derrota en Afganistan o los conflictos del Cáucaso alimentaban esta percepción. Pro ese error de cálculo, porque en esas circunstancis en cualquier pais puede aparecer algun Putin que envuelto en patriotismo y demagogia puda capitalizar un sentimiento de agravio en cualquier nación. Pero la diferencia es que llegado a este punto, Putín tiene armas nucleares para dar y regalar, y ademas todo el gas y petroleo necesario para amordazar a la UE, los Estados Unidos son otra cosa. Pero, y ahora qué? Porque esta concatenación de hechos ha desembocado en una triple crisis, economica, social y politica, sobre todo en la UE. Porque en la UE maniquismos y dogmas mesianicos como por ejemplo la agenda 2030, ha maniatado a los gobiernos a la hora de dar respuestas rapidas y eficaces a esta suerte de sunami economico al que nos enfrentamos. Del que sacan tajada sobre todo, como antaño, los extremismos políticos, que en España ademas están instalados en el gobierno, en una de las derivas populistas mas dañinas tanto para la economía como para la pervivencia de la democracia y de la Nación misma.

Puntuación 5
#16
El negrito bosquimano
A Favor
En Contra

Aguantar un sistema que está hundido, es como aguantar con las manos el pilar de un edificio para que no se derrumbe, con un terremoto que se sale de la escala máxima.

Aquí hay más gilip.... que en todas las galaxias.

¿Cuánto te pagan por decir las chorradas que dices?.

Puntuación 1
#17
xddx
A Favor
En Contra

Cuando el periodismo esta tan politizado y la sociedad en su conjunto es corrupta todo se convierte en una fakenews o fakeopinion para favorecer a según quien.

Puntuación 5
#18
Teudis Carmona
A Favor
En Contra

La ciudadania de la UE ya ha sufrido sobremanera con la pandamia. Ahora son los politicos los que han creado esta crisis artificial con su guerra comercial con Rusia. Es muy probable que la suma de las dos crisis resulte insoportable para los mas de 400 millones de ciudadanos que ven cada dia la vida es mas dificil y se complica. Es probable que de alguna forma manifiesten su malestar. En las urnas, en forma de conflictos,...

LOS POLITICOS NO COMPRENDEN QUE LA GUERRA COMERCIAL QUE MANTIENEN CON RUSIA ES MUY LOABLE. PERO PUEDE SUPONER LA RUINA DE LA UE PARA DECADAS.

Cuando se elige un politico es para que le resuelva los problemas de la sociedad, para que se los encauce y no para que se los cree .

Si esta crisis dura dos años seran los ciudadanos los que sufriran las consecuencias. Pero los politicos tendran muchos problemas para renovar sus cargos, porque los ciudadanos nos les perdonaran su gestión de la crisis.

Puntuación 2
#19