Opinión

El alto coste de la operación salida

El alza de los carburantes frenará el consumo tras el verano

El elevado precio de los carburantes encarece un 31% la primera operación salida del verano respecto al pasado año. A pesar de ello, las buenas previsiones del turismo indican que las familias no escatimarán en gastos.

El interés de la sociedad por disfrutar de las vacaciones tras dos años de pandemia es lógico. Pero supone un duro golpe para la inexistente tasa de ahorro de los hogares (ya en negativo por primera vez en tres años), lo que obliga a las familias a endeudarse para sufragar el incremento de los precios. Esta situación tendrá un alto coste para el crecimiento de la economía tras el verano, ya que forzará a los ciudadanos a ajustar sus gastos. Un recorte que supondrá un freno para la demanda interna, que representa el 60% del PIB.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin