Opinión

Se habla de la perspectiva genérica, la 'miniNasa' catalana y los animalistas de Yolanda Díaz

La perspectiva de género y el arte de la excusa

Cualquiera diría que el Gobierno de coalición socialpodemita lleva en crisis prácticamente desde que se formó, pero el inicio del ciclo de cierre de la Legislatura parece haber precipitado las tensiones y agravado las diferencias. Aunque no en todos los ámbitos. Hay algo en lo que incluso Pedro Sánchez e Irene Montero pueden coincidir: la perspectiva de género. Pero no en lo que ambos entienden por "género" -que se lo pregunten a Carmen Calvo- sino en convertir la frase en una especie de coletilla que se mete, literalmente, hasta en la sopa -de esto puede hablar Alberto Garzón-. ¿Qué los alumnos españoles pinchan en Matemáticas en el informe PISA? Se introduce la "perspectiva de género" en el currículum. ¿La falta de internacionalización de las pymes? Lo mismo. Ahora le ha tocado a las conocidas como enfermedades raras. Al PSOE no se le ha ocurrido mejorar la atención de estos pacientes, ni subvencionar la investigación o reunirse con las comunidades autónomas para incrementarla financiación, lo prioritario es hacer un estudio del impacto diferenciado en las mujeres. Con el pertinente enfado entre afectadas y afectados, que lo ven una excusa para no tomar las medidas que urgen.

La 'miniNasa' catalana se vende entre los niños

"Si tu programa espacial está en pañales, solo interesará a los bebés." Esta máxima no escrita alimentó la carrera espacial en los años sesenta entre la URSS y Estados Unidos con hitos a cada cual más intenso para despertar el furor patriótico entre sus respectivos ciudadanos. Y se aplica a sus sucesora espiritual, la Nasa catalana. La vicepresidencia de Políticas Digitales y Territorio de la Generalitat presume estos días del éxito del concurso entre los espectadores infantiles de TVE3 para bautizar al segundo nanosatélite que lanzará en unos meses, con un abrumador éxito de 20.000 votos -uno incluso desde Canadá-. La misma mercadotecnia se hizo con el primero que, en la línea de los históricos Sputnik o Apolo, orbita la tierra con el florido nombre Exnaneta.

Yolanda Díaz airea su vena animalista

A Yolanda Díaz, la izquierda se le queda pequeña. Sumar ya no se conforma con todas las formaciones a la siniestra del PSOE, sino que también quiere llegar a nichos al margen de las grandes siglas. Es el caso de Pacma. El partido animalista goza de férreo predicamento entre un público ecologista. Y Díaz, según cuentan, codicia esos votos "desencantados con la política". Una estrategia similar a la que siguió Vox con los taurinos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin