Opinion legal

Transformación Digital en el sector financiero: ¿cuándo?

Foto: Archivo

La nueva vicepresidencia económica del recién formado Gobierno tiene un segundo apellido, transformación digital. Efectivamente se trata de una vicepresidencia con dos poderes o funciones esenciales, economía y transformación digital, en ese orden y siempre juntos.

En el sector financiero español se lleva esperando desde 2018 la aprobación de un sandbox regulatorio que impulse la innovación en este área, ya no hay excusas para que su puesta en marcha no sea inmediata, sobre todo tras la importancia dada a la digitalización al máximo nivel. Recordamos que un sandbox no es otra cosa que un área controlada por el Estado para poner en marcha ideas innovadoras, basadas en tecnología, en el sector financiero. Un motor para la nueva revolución industrial que España no se puede permitir no tener por más tiempo.

Veamos que ha sucedido hasta hoy en los hitos de la transformación digital en el sector financiero en España:

- En marzo de 2018 la AEFI (Asociación Española de Fintech e Insurtech) publicó su decálogo sobre el sandbox español.

- En julio de 2018 se publicó el primer borrador relativo a la transformación digital del sector financiero en España por el gobierno, dando un primer período de audiencia pública para que las partes interesadas dieran su opinión oficialmente a la Secretaría de Estado del Tesoro.

- En octubre de 2018 se publicó una nueva versión de esta norma.

- El Anteproyecto de Ley de Transformación Digital del sector financiero se aprobó en primera lectura por el anterior gobierno el 22 de febrero de 2019.

¿Qué ha pasado desde entonces? Nada. El vacío a nivel regulatorio, ningún movimiento. La verdad es que la norma española es, dicho sea de una manera directa, magnífica. De hecho, otros países como Italia, la están copiando y la van a poner en marcha lo antes posible. Es una norma atrevida, innovadora, abierta a todos (no solo a start-ups, también a grandes corporaciones, a ONGs, a Instituciones) y cuya aprobación, según estudios ya mencionados en multitud de ocasiones conllevaría la creación de más de 5.000 empleos y 1.000 millones de euros de inversión directa en nuestro país.

La innovación y el talento existente en España en el área digital financiera, reconocido a nivel mundial, merece que la referida norma se ponga en marcha cuanto antes, cualquier retraso adicional sería simplemente inaceptable e inasumible en términos de fuga de talento, ideas y proyectos. Si queremos competir con Gran Bretaña, con Estados Unidos y con el resto de la UE necesitamos los instrumentos adecuados y que nuestros poderes públicos se pongan en marcha cuanto antes.

Adicionalmente, la transformación digital y la aprobación de la norma que venimos citando no es solo la aprobación del sandbox, es también el reconocimiento expreso al principio de proporcionalidad en la innovación financiera y la regulación de la posibilidad de nuevas inversiones en el sector Fintech, entre otras muchas cosas.

Si la norma no se aprueba de manera urgente, si no es una prioridad, todos perdemos, ya no hay excusas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint