Opinión

Se habla del Orcel más amable con el Santander, del conflicto laboral del PP y de los no Presupuestos

  • Orcel baja el tono con el Banco Santander
  • La cita que el PP tiene pendiente con Trabajo
  • Sánchez ya piensa en los Presupuestos de 2020

Después de que el Santander anulara el nombramiento de Andrea Orcel como consejero delegado, éste amenazó con judicializar su caso. De hecho, habló en marzo con el bufete De Carlos Remón para presionar a la entidad cántabra.

Su meta es que Santander pague el salario diferido de unos 50 millones al que, según el propio Orcel, tenía derecho al salir de UBS. Han pasado ya casi tres meses desde entonces, y de dicho conflicto judicial nada se sabe. Además Orcel parece haber rebajado el tono con el Santander y ya no aparece en medios para presionar a la entidad comandada por Ana Botín. Desde su entorno se comenta que este cambio de actitud se debe a que realmente a Orcel ya no le interesa un proceso judicial con Santander. Más allá de las dudosas posibilidades que tenga de ganar, dicen que es la situación actual del banquero la que le lleva a cambiar su proceder en este asunto. "Resulta obvio que no padece problemas de dinero. Pero tiene 58 años y busca otro cargo. Considera que un juicio de este tipo con Santander está mal visto en el sector financiero y podría cerrarle las puertas a alargar su carrera profesional, que es su principal objetivo", dicen en el mundo bancario. Las mismas fuentes cuentan además que es posible que "Orcel esté intentando de nuevo tender puentes con Santander para una posible incorporación futura".

La cita que el PP tiene pendiente con Trabajo

En los próximos días los abogados del PP tendrán que presentarse en la sede de la Inspección de Trabajo. El motivo es una inspección abierta por el organismo contra Génova por supuestas irregularidades cometidas en despidos de empleados de la formación del Congreso y el Senado. En concreto los afectados denuncian que tras 30 años de antigüedad, el partido los considera eventuales. "Así reducen la indemnización que nos deberían abonar por el tiempo que llevamos trabajando para Génova", dice uno de ellos. Este conflicto ha provocado la intervención de Trabajo, que ahora deberá decidir si los despidos son contrarios a la legislación vigente.

Sánchez ya piensa en los Presupuestos de 2020

La falta indudable de tiempo para elaborar unos Presupuestos este año es la razón que, según cuentan, lleva a Pedro Sánchez a priorizar la elaboración de las cuentas públicas de 2020. Por lo visto, ya instó a los ministerios a que trabajen con ese objetivo. "Está a punto de hacerse oficial la orden de empezar a hacer los números para 2020", dicen en algunos departamentos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint