Opinión

Una sucesión ordenada

  • Emilio Botín tenía pensado anunciar su retirada este año
  • La intención era cederle el testigo a su hija Ana en 2015

Emilio Botín fue el banquero más importante del siglo XX y, probablemente, del XXI. Es difícil encontrar una persona que haya trabajado con tanta ilusión hasta el último minuto de su existencia. Tenía planeado retirarse el próximo año, después de devolver al Santander al podio de los primeros grandes bancos mundiales por valor en bolsa, que ocupó hace unos años.

Hasta el último momento cumplió infatigable con su agenda, pendiente de cada detalle. Hace unos meses inauguró en Brasil la nueva etapa de Universia, un proyecto del que se había enamorado para extender la calidad de la enseñanza universitaria. Se enorgullecía de la gran compra que había hecho en el país carioca, aunque últimamente andaba disgustado con la marcha de la entidad en este país suramericano.

Había decidido desafiar el pronóstico de los expertos y redoblar la apuesta por Brasil, pese a que la mayoría augura un enfriamiento de su economía. Lamentaba haber llegado un poco tarde a México, el otro gran motor económico de la región, donde reina su rival español, el BBVA.

Aunque viajaba constantemente alrededor del planeta en pos del Ferrari de Fernando Alonso, su corazón estaba en España y en su ciudad natal, Santander. Le inquietaba el ascenso de Podemos y las tensiones sobre la unidad nacional. Consideraba que ambos factores eran muy negativos para la economía. Sin embargo, se mostraba muy optimista sobre el futuro. Creía que, en los próximos años, España recuperaría el lugar que tuvimos hace unos años en el mundo. Desde el Consejo de Competitividad, al que se sentía orgulloso de pertenecer, impulsaba todas las iniciativas para defender a nuestro país.

Ponderaba la gestión de Mariano Rajoy, defendía su política económica y también la gestión de la cuestión catalana. Aunque a renglón seguido recalcaba que un banquero tiene que estar siempre al lado de sus gobernantes. Del equipo económico del Ejecutivo, destacaba la labor del titular de Economía, Luis de Guindos, a quien atribuía el saneamiento del sector financiero. Lamentaba los escándalos que sacudieron los cimientos de la Casa Real y aceleraron la sucesión en la Corona. Elogiaba la figura del anterior Rey, don Juan Carlos, por su contribución al desarrollo de España y decía que ahora había que apoyar a Felipe VI.

Estas son algunas de las ideas que nos transmitió Botín a un grupo de periodistas, a los que nos reunió antes del verano. La dureza que transmitía la difusión de su imagen en los medios de comunicación se diluía en el trato de tú a tú. Siempre tenía una palabra cariñosa, se interesaba por tu trabajo o por algo que había leído de tu medio o de tu persona. "Preguntarme sobre lo que queráis, no hay ningún tabú", decía el banquero, después de haber preparado meticulosamente la presentación y las posibles respuestas.

No había tema que no siguiera o que rehusara comentar. Si tuviera que resumir en dos palabras sus virtudes, destacaría la vocación y la capacidad para anticiparse al futuro.

En 1986 asumió la presidencia del Santander, cuando heredó el menor de los siete grandes bancos españoles. Enseguida, rompió las reglas del mercado con el lanzamiento de una supercuenta y, luego, de la superhipoteca, que impulsaría el crecimiento de la entidad.

También fue el primero que se apuntó a las fusiones y adquisiciones. Tras la polémica adjudicación de Banesto, se unió al Central Hispano. De campeón nacional, el Santander pasó a líder europeo y luego fue el número uno del mundo por valor en bolsa. Un sueño impensable.

Salió fortalecido de la Gran Crisis. Fue el único que mantuvo su rating por encima del Reino de España. "Nos salvamos de las hipotecas basura (subprime) porque tenemos la norma de no meternos en los negocios que no entendemos", explicaba Botín haciendo gala de su prudencia en situaciones complicadas.

Ofrecía un aspecto saludable, que él atribuía al ejercicio físico, que practicaba a diario y que animaba a realizar a todo su equipo. Consciente de que el próximo 1 de octubre iba a cumplir 80 años, tenía decidido pasar el testigo a su hija.

Después de muchos años de desconfianza, el Santander se ha consolidado como uno de los grandes bancos en el Reino Unido. Otra meta alcanzada. En este ejercicio, el resultado de su franquicia británica probablemente supere al de Brasil, convirtiéndose en la filial que mayor beneficio aporta al grupo. El regocijo en la familia era doble: el negocio vuelve a ir viento en popa y la responsable del éxito de la gestión en Reino Unido es su hija Ana Botín, que siempre fue su favorita para presidir el grupo.

La mejora de las perspectivas económicas ofrecía un momento idóneo para promover un cambio tranquilo y colocar a una mujer al frente de uno de los primeros bancos del mundo. Una vez más, Botín se adelantaba a las tendencias.

La idea era anunciar su retiro antes de fin de año, probablemente en la Junta extraordinaria convocada para mediados de septiembre, con el fin de que pudiera ejecutarse el próximo ejercicio. Un infarto truncó sus planes en la madrugada del miércoles pasado, aunque el camino estaba ya trazado de antemano para que la cuarta generación de los Botín siga al frente del Santander, garantizando así su españolidad. Un buen epitafio para un banquero irrepetible.

comentarios8WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 8

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

maria
A Favor
En Contra

me ha parecido fatal que se hayan eliminado los comentarios realizados esta mañana sobre este señor..un personaje público es lo que conlleva...grandes odios y amores..como no gustaba lo que la gente opinaba se elimino todo...viva el caudillo!

Puntuación 6
#1
ELEUSIS
A Favor
En Contra

ESPERO QUE LA NUEVA PRESIDENTA SEPA LLEVAR LA DIRECCION DEL BANCO COMO LA MISMA FIRMEZA, QUE SU PADRE, POR CIERTO HOY LAS FEMINISTAS DEBERIAN ESTAR ORGULLOSAS DE QUE UNA MUJER SEA LA PRESIDENTA DE LA PRIMERA EMPRESA ESPAÑOLA POR CAPITALIZACION, CREO QUE NO SUCEDERA, PORQUE ESTA CLASE DE MUJERES LES ENCANTA SOLO CUANDO COLOCAN A FLOREROS EN PUESTOS CLAVES DE DECISION

Puntuación 4
#2
Javier
A Favor
En Contra

Este señor fue un impresentable, novio de gobiernos de derechas, izquierdas y franquistas. No se marchó hasta que se murió. Decía a boca llena que llegaba dinero cuando recortaba personal, cerraba sucursales y explotaba a sus empleados. Basura de la peor vamos.

Puntuación -12
#3
tim
A Favor
En Contra

#3 Este señor ha hecho más por España de lo que harán 100.000 como tú. Cuantos puestos de trabajo has creado tú? Cuantos sueldos pagas? Cuantas familias han encontrado un puesto de trabajo en tu empresa? Por no hablar de los miles de millones de euros que ha pagado en los últimos años en impuesto de sociedades, cosa que para los incrédulos se puede comprobar en el registro mercantil y en los registros de hacienda.

A propósito una beca de su banco recibí en la universidad, de basura como tu nada.

Puntuación 11
#4
Banqueros culpables
A Favor
En Contra

#4 este señor, lo único que ha hecho por España es defraudar, robar, machacar, mover los hilos del poder en la sombra. Este señor tiene en su banco una cohorte de criminales que fueron condenados en firme y fueron indultados por el tremendo poder que tenía. Este "señor" tiene en Suiza sin declarar más de 2000 millones de euros.

A ver si porque tenga una empresa y cree puestos de trabajo y de becas a subnormales como tú, no se van a recordar los crimenes, el fraude, el latrocinio y la mafia que ha realizado. Una cosa no quita la otra. Y es en gran parte CULPABLE, de la situación (al igual que los grandes empresarios con los que se reune el gobierno) de España, pues son los que dictaminan lo que hay y lo que no hay que hacer. Por cierto, becario, en España el 90% de los empleos los crean las PYMES, no los banqueros criminales culpables de la crisis.

Puntuación -8
#5
tim
A Favor
En Contra

#5 En fin me llama subnormal alguien al que obviamente no le han dado beca de empresa porque obviamente no da la talla intelectual. A Saez lo indultó tu querida izquierda, sí el PSOE. Tendría dinero en suiza, al menos no lo robó, no como otros que se metieron en política con una mano delante y otra detrás y ya han aflorado más de 3000 millones.

Me da igual que me llames becario con desprecio, me lo curré acabé mi carrera con mucho sacrificio en los 5 años que tocaba y ahora probablemente gane 3 o 4 veces más que tú, pero no me avergüenzo. Sé que casi el 100% del empleo lo crean las pymes, yo ahora trabajo en una. Lógico no querrás que haya 2 millones de grandes empresas. Es triste pero este señor pagaba millones de euros en impuestos, no como los políticos y por cierto también te pagaba tu subsidio, porque si no entiendes que una empresa pueda necesitar despedir aun con beneficios, es que no eres demasiado hábil. Si no lo hace en un determinado momento puede tener que cerrar en unos años en vez de volver a contratar.

En fin alguien que llama basura a una persona recién fallecida simplemente por sucia envidia no se merece ni mi consideración, y por cierto no tuvo nada que ver con el franquismo abre un libro, en el 86 cuando llegó al Santander, Franco por suerte llevaba años bajo la losa. Buenas noches...

Puntuación 7
#6
RSC
A Favor
En Contra

Menos mal que que quedan personas sensatas, razonables y con algunas neuronas bien puestas, como el tal tim, num 4 y 6, y no como el impresentable autor de los comentarios 3 y 5.

Yo soy cliente del santander y hay algunos detalles que no me gustan. Pero son detalles y no voy a descalificar la trayectoria progesional del señor Botin por cuatro chorradas. Por descontado que jamás se me ocurriría lanzar los calificativos rastreros y ruines del comentarista 3 y 5.

Si todos los empresarios de España fueran la mitad de eficaces como la ha sido Emilio Botín el nivel de las empresas españolas (grandes, medianas y pequeñas) sería muy distinto.

Se detecta en los comentarios 3 y 5 la tipica envidia y mala baba. Ni mas ni menos. Intenta ser buena persona por una vez en tu vida, aunque solo sea por respeto a un recién fallecido. No me extrañaría que seas de los que quiere cambios revolucionarios al estilo "potemos", IU y demás caterva de comunistas y similares.

Puntuación 3
#7
Vacilón
A Favor
En Contra

Un hombre pobre, nunca tuvo suficiente dinero, ambicionó el de los demás y puede que sea el muerto mas rico del cementerio.

Puntuación -2
#8